Ventas de Industria de Licores del Valle cayeron 79% en primer trimestre

Ventas de Industria de Licores del Valle cayeron 79% en primer trimestre

Abril 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ventas de Industria de Licores del Valle cayeron 79% en primer trimestre

Al cierre del primer trimestre del año las ventas de la Industria de Licores del Valle, ILV, bajaron 79 %, según el balance presentado por la compañía.

Este resultado generó preocupación entre los miembros de la Asamblea Departamental. Los diputados consideran que los líos que hoy tiene la empresa se derivan de falta de gerencia, carencia de planes comerciales y el poco acompañamiento del Gobierno regional para combatir el contrabando.

La Industria de Licores del Valle, ILV, afronta tres problemáticas que impiden el mejor desempeño de los indicadores de la compañía.Así lo afirman algunos diputados de la Asamblea del Valle, quienes temen que la empresa no alcance en el 2013 su meta de ventas, pues al cierre del primer trimestre cayeron 79 % frente a igual periodo del 2012.Para los ediles los problemas de la ILV se concentran en falta de gerencia; ausencia de un plan integral de promoción y publicidad y tercero, falta de real acompañamiento del Gobierno del Valle.Según el diputado Ramiro Rivera Villa, no se puede negar la experiencia y destacada hoja de vida del gerente, Víctor Julio González, pero asegura que a la licorera “le ha faltado gerencia y eso se ve en la carencia de un plan estratégico comercial y en los problemas que existen con el comercializador”.Explicó que a su juicio no ha pasado nada con los productos (ron y aguardiente) que lanzó la empresa hace pocos meses. “En este momento no sabemos cuántas unidades de degustación se repartieron el año pasado y cómo va este año. Además tampoco estamos llegando a otras regiones”, aseguró.La diputada Myriam Juri afirma que otra gran preocupación es la comercialización de los licores, pues este año la meta es vender 11.640.000 unidades, según el contrato con el consorcio Suprema. “Van cuatro meses y no se ha distribuido nada y eso se ve reflejado en las rentas para la salud. Las 200.000 unidades que aparecen como vendidas a marzo son inventario del año pasado”, dijo.Además, afirmó que según el balance presentado por la gerencia de la ILV, a la fecha el consorcio Suprema, que comercializa los licores, le adeuda a la compañía del Valle $24.600 millones, cuando se suponía que los compras debían hacerse en efectivo. El presidente de la Asamblea, Mario Germán Fernández de Soto, planteó que la ILV debe orientarse hacia un enfoque comercial en todo el territorio nacional. “Hay que darle una nueva estructura administrativa y financiera que permita asumir una comercialización abierta en todo el país, con recursos suficientes para apalancar un plan comercial que no sea a punto de degustaciones”, afirmó. Víctor Julio González, gerente de la Industria de Licores del Valle, considera que la empresa también requiere que la Unidad de Rentas del Departamento la acompañe de forma permanente para combatir el contrabando. “Sabemos de las dificultades que tiene la Gobernación, pero hay que actuar. Según estudios de la Asociación Colombia de Licoreras y de Nielsen, alrededor de 6 millones de botellas de licor adulterado y de contrabando se consumen en el Valle”.El Gerente dijo además que la caída en las ventas también obedece a un problema estructural, pues solo en el primer trimestre del año el consumo de aguardiente bajó 45 % en todo el país. “Con las licoreras se prepara un proyecto de ley para equiparar la tasa impositiva de las bebidas importadas con las nacionales porque a este ritmo ninguna empresa tendrá posibilidad de crecer”, dijo.Siguen buscando socioEl gerente de la Industria de Licores del Valle, ILV, Víctor Julio González, dijo en la Asamblea que la empresa sí ha hecho gestiones para tratar de buscarle uso a la destilería que lleva más de 6 años parada.“Hemos recibido tres grupos de inversionistas del sector privado interesados en poner a trabajar la destilería conjuntamente con la ILV. Entre estos empresarios hay gente del sector azucarero del Valle, así como inversionistas españoles que se quieren aliar con empresarios de la región”, afirmó el directivo.Explicó que no se quiere solo arrendar las instalaciones, sino que la Licorera participe del negocio, ya sea para producir alcohol carburante u otro tipo de productos.“En ese campo hay unas tareas que hemos venido revisando tanto en la parte jurídica como técnica, pues las instalaciones de la destilería están deterioradas y lo que estamos haciendo es identificar qué porcentaje de la planta sirve y cuánto podría costar la reparación para tener una propuesta para llevar a la Asamblea”, dijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad