Uno de los murales de Hernando Tejada fue derribado en Palmira para abrir una puerta

Uno de los murales de Hernando Tejada fue derribado en Palmira para abrir una puerta

Octubre 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Uno de los murales de Hernando Tejada fue derribado en Palmira para abrir una puerta

Este mural pintado por Hernando Tejada en 1955 era uno de los menos conocidos del artista y poco fotografiado. Sólo se conserva una foto en blanco y negro. A la derecha, una de las últimas fotos del mural, cuando ya lo habían roto los trabajadores.

En una antigua sede de Emcali, en el barrio San Fernando, hay otro mural de Hernando Tejada, muy deteriorado. Se planea recuperarlo.

Un mural que Hernando Tejada pintó en 1955 en el antiguo edificio de Telecom, en Palmira, fue derribado para construir un cuarto, al parecer un baño, por el propietario particular de la edificación.Según el artista palmirano Eduardo Emilio Esparza, quien vive en Bogotá, “mi hermana me llamó hacia el 10 de septiembre para contarme que alguien vio cuando estaban empañetando el mural y le avisó. Al parecer, necesitaban esa pared para abrir una puerta. De inmediato me puse en contacto con los amigos de Palmira, quienes no estaban enterados”.Uno de esos amigos es el historiador Jesús María Millán, funcionario de la Secretaría de Cultura de Palmira, quien contó que “nos informaron que el dueño del edificio estaba remodelando y localizamos al gerente de la inmobiliaria que administra la edificación”.Y añadió: “Cuando fuimos a ver, el mural ya no estaba entero, pues habían roto la pared para poner tubos. Eso fue en septiembre y unos arquitectos hicieron fotografías para ver qué se hacía. Se planteó que el Municipio comprara el edificio o alquilara el local, o lo trasladara”. El gerente de la inmobiliaria, Diego Arboleda, corroboró la versión: “Vinieron los historiadores que querían ver el mural y el propietario los autorizó a entrar. Como a los 15 días vinieron otros historiadores y el ingeniero Domínguez tomó fotos y hasta filmaron el mural”.Según Arboleda, se le informó de todo al propietario del inmueble, quien según palabras del gerente de la inmobiliaria, le dijo: “No conozco la importancia de ese mural, pero si se lo quieren llevar que se lo lleven, pero me restituyan el muro”.Arboleda no dio el nombre del dueño, “porque no tengo autorización”. Millán tampoco lo sabe: “No hemos tenido comunicación con él sino con la inmobiliaria. No sabemos su nombre”.El funcionario de la secretaría de Cultura contó que a pesar de que “dijeron que querían colaborar, sin mediar información tumbaron el mural y no hubo tiempo de hacer presupuestos ni estudios” para el traslado.Diego Arboleda añadió: “Hace unos quince días pasé por allí y ya el mural no estaba. Los trabajadores me dijeron que con la vibración de unas máquinas que usaron en la obra se habían caído una parte y ellos acabaron de tumbar. No sé si es orden del dueño o si sabe que se cayó”.El pintor Eduardo Esparza dice: “No sé si fue negligencia oficial, pero dejaron que lo tumbaran”. Pero Gloria Mora, la secretaria de Cultura, aseguró: “Se habían comprometido a no tocar el mural mientras hacíamos la gestión, pero no aguardaron”.Alejandro Valencia, sobrino de Hernando Tejada, se enteró hace un mes por la denuncia de Esparza, “no llamé, porque jamás pensé que lo tumbaran”.Hoy está consultando con los miembros de la familia Tejada, porque “creo que debemos demandar: las obras de arte no se deben demandar. Tendrían que pagarnos un dinero, es lo que se usa. Eso sería una lección, porque se ha perdido un mural, uno de los más bellos que Hernando hizo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad