Uno de los mineros fallecidos en Cucunubá, Cundinamarca, era oriundo de Jamundí

Junio 26, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Emergencia en mina de carbón en Cundinamarca.

Emergencia en mina de carbón en Cundinamarca.

Foto: Colprensa

Andrés Antonio Liz,  oriundo de Jamundí, en el Valle, es uno de las 13 personas fallecidas tras la explosión registrada en una mina de carbón en Cucunubá, Cundinamarca, el pasado viernes.  

Su padre, Édgar Liz, habló con El País y narró la forma en la que se dio cuenta del fallecimiento del hombre de 35 años, quien era soltero y desde hace 13 años vivía en Ubaté con sus padres y resto de familia. 

"Ese día me llamaron al trabajo a decirme que mi Andrés Antonio había muerto, yo no entendía, no sabía lo que había pasado", narró el vallecaucano. 

Al otro día, según contó, madrugó a la mina para conocer de primera la situación de lo que había pasado. "Por la experiencia que tengo en minería pude ver que la situación había sido muy grave, solo fue como a las 8:30 p.m. que pudieron recuperar el cuerpo de mi hijo", dijo el señor Liz, quien indicó que otro de sus hijos, quien es rescatista, hizo parte de las labores de búsqueda. Los otros tres hermanos de Andrés todos son oriundos de una zona rural de Jamundí.

Cuenta que el viernes en la mañana, antes de partir cada uno a su trabajo, Andrés Antonio aceptó desayunar junto a él, "algo que no era costumbre porque yo siempre salía primero al trabajo. Mi esposa le preguntó como a las 9:30 a.m. que si quería comer conmigo y él dijo que sí. Yo salí a trabajar a las 10:00 a.m. y más tarde lo hizo él".

Más de 160 personas entre socorristas de Salvamento Minero, ingenieros de la ANM, y funcionarios de la Cruz Roja, Policía Nacional, Ejército Nacional, Gobernación de Cundinamarca y alcaldía de Cucunubá, participaron en la recuperación de los trece cuerpos sin vida y el rescate de una persona herida. 

Durante el tiempo que duró el rescate, la Cruz Roja brindó asistencia psicosocial a las familias de las víctimas, y a los organismos encargados de las operaciones.

La familia de Andrés Antonio, quien era soltero y recientemente en mayo había cumplido 35 años, dio a conocer que las exequias del joven se realizarán en el corregimiento de Ampudia, jurisdicción del municipio de Jamundí.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad