Un pasajero desaparecido al naufragar lancha metrera en aguas del Pacífico

Un pasajero desaparecido al naufragar lancha metrera en aguas del Pacífico

Septiembre 24, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País Buenaventura

La embarcación de nombre Doña China había zarpado el 23 de septiembre a las seis de la mañana cuando sobre las 9 de la mañana comenzó a presentar una averí a que le hizo entrar agua.

La Fuerza Naval del Pacífico adelanta la búsqueda de un tripulante de la embarcación “Doña China”, la cual quedó a la deriva, cuando cubría la ruta Yurumanguí – Buenaventura.Nueve tripulantes de la misma embarcación, fueron auxiliados por un pescador de la zona, quien los transportó hasta el sector deJuanchaco."La embarcación que transportaba madera salió desde Yurumanguí sin los registros de zarpe reglamentarios", indicaron funcionarios de la Capitanía de Puertos.La desaparición de una persona, idetificada como Juan Augusto Caicedo, fue reportada por la misma tripulación a su llegada a Juanchaco, asegurando que éste cayó al mar, portando su chaleco salvavidas. "Tiene unos 36 años, él es de San Antonio en el río Yurumanguí, dedicado desde hace ocho años al corte de madera", dijo AbencioCaicedo, representante legal del consejo comunitario de Yurumanguí.Indicó que cuando a la lancha se le empezó a meter el agua y se hundió, armaron, como pudieron, una especie de balsa con los palos de madera que traían y eso les permitió salvarse de perecer.Los tripulantes fueron trasladados por unidades de la Armada hasta el Hospital Naval de Bahía Málaga, para recibir la atención médica necesaria.Los hechosLa embarcación de nombre Doña China había zarpado el 23 de septiembre a las seis de la mañana cuando sobre las 9 de la mañana comenzó a presentar una averí a que le hizo entrar agua."Debido a esto dos personas, entre ellas el capitán Juan de los Santos Mosquera, decidieron salir a buscar ayuda, pero cuando regresaron sobre las nueve y media de esa misma mañana no encontraron la lancha", dijo Abencio Caicedo, representante legal de la comunidad.A bordo de la embarcación llevaban unas 40 toneladas de madera consistentes en unos 600 palos para su comercialización en Buenaventura.El hecho se presentó cerca cerca de Punta Bonita, en la desembocadura del río Cajambre, debido a las condiciones climáticas imperantes en la zona.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad