Tulueño sin antecedentes penales aparece en la lista de los más buscados

Septiembre 20, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Tuluá

Un año después de que la Policía publicara la fotografía de Juan Francisco Moreno en el afiche de los más buscados de Tuluá, son muchos los problemas que ha tenido que afrontar sin tener antecedentes penales.

De manera inexplicable, la fotografía de Juan Francisco Moreno Lugo, un mecánico de motocicletas de 48 años sigue apareciendo en el afiche que reparte la Policía en donde figuran los 10 delincuentes más buscados de Tuluá.Don Juan Francisco, un ciudadano honesto y trabajador, no se explica por qué razón su fotografía fue incluida con el nombre de un delincuente por el que ofrecen $5 millones de pesos de recompensa.Desde entonces son muchos los problemas que esta confusión le ha causado.“Con esta publicación me pusieron en la picota pública, desde hace un año la Policía se comprometió en rectificar esta situación y de nada han valido mis ruegos”, manifestó Juan Francisco quien hoy teme por su vida."Son muchas las personas que creen que soy uno de esos delincuentes que busca la ley, lo que ha traído muchos problemas, hasta los caza recompensas están detrás de mí", dijo angustiado.De acuerdo con este ciudadano, su casa la convirtió en una cárcel pues teme que en cualquier momento las autoridades lo capturen por un delito que no cometió o pueda ser víctima de un atentado.Según este hombre, al parecer, la Policía por equivocación tomó una de sus fotografías y la puso en el afiche de los delincuentes más buscados con el nombre de Luis Eder Martínez Holguín a quien buscan por varios homicidios.Además, esta situación ha llevado a Juan Francisco a la quiebra económica porque hace un año él era un próspero comerciante que atendía su taller de motocicletas en la Carrera 30 en Tuluá. Después de la publicación del afiche lo abandonaron sus clientes y tuvo que cerrar el negocio.“Mis clientes no volvieron al taller y ahora no tengo con qué responder por cinco hijos. El daño que me han causado es muy grande, lo más injusto es que no tengo ninguna responsabilidad en esos hechos”, indicó el señor Moreno, quien además es víctima del desplazamiento forzado pues hace diez años tuvo que abandonar el corregimiento de Puerto Frazadas, en la zona montañosa de Tuluá, en donde era un líder campesino.Por su parte, una fuente de la Policía en Tuluá, dijo que el problema es “solucionable” pues a los ciudadanos cuando se les requiere en un retén se les verifica sus antecedentes judiciales con el número de la cédula y no “por parecidos”, pues de acuerdo con el funcionario, “a veces la gente tiene dobles”.Lo cierto del caso es que desde hace un año, cuando la Policía repartió más de 40.000 afiches con la fotografía de Juan Francisco Moreno le prometieron una certificación que lo exonere de esa publicación, pero hasta el momento no se la ha entregado dicho documento, por lo que le han aconsejado que interponga una acción de tutela pero tampoco tiene recursos para pagar un abogado.“Mi situación es insostenible, además del daño económico que me han causado me tienen enfermo de los nervios”, indicó Juan Francisco Moreno quien eventualmente repara una motocicleta en la sala de su casa.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad