Tuluá, en medio de la guerra entre dos facciones de 'los Rastrojos'

Tuluá, en medio de la guerra entre dos facciones de 'los Rastrojos'

Febrero 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Tuluá, en medio de la guerra entre dos facciones de 'los Rastrojos'

El año pasado, con la presencia de unos 1000 policías, el municipio de Tuluá estuvo intervenido, lo que ayudó a bajar los homicidios. Este año también se aumentó el pie de fuerza de las autoridades.

Dos grupos de esta 'bacrim' se pelean por el control del microtráfico. En zona rural sigue acoso de las Farc.

Una confrontación entre dos facciones de la banda criminal de los ‘Rastrojos’ por el negocio de estupefacientes y las extorsiones es una de las razones de la violencia en Tuluá, municipio centro del Valle del Cauca.La violencia dejó un saldo de ocho personas muertas en menos de una semana, lo que obligó al alcalde de este municipio, José Germán Gómez García, a ofrecer un plan de recompensas con el fin de dar con los responsables de los homicidios que se están registrando en la ciudad, que en lo que va corrido del año ya suman 20.Esta medida se suma a las intervenciones efectuadas el año pasado en el municipio (con unos mil policías), con las que, según las autoridades, se logró bajar los homicidios en 2013, cuando se presentaron 147 muertes violentas, lo que representa un 26 % en comparación con los asesinatos registrados en el 2012 que cerró con 199 homicidios.Según el coronel Javier Humberto Vargas Palacios, comandante del Segundo Distrito de Policía, las víctimas de este año en su mayoría, son personas que registran antecedentes judiciales o están relacionadas con el negocio del microtráfico.De acuerdo con el coronel Vargas, los ‘Rastrojos’ en confrontación son por un lado, grupos de sicarios que está al servicio de alias Porrón, por el otro un grupo dirigido desde la cárcel por alias Picante, sindicado de ser el autor de varios asesinatos atroces y desmembramientos.Para la Policía y la Alcaldía, una de las intervenciones exitosas fue la orden que dio el presidente Juan Manuel Santos para que se erradicaran las ‘ollas’. El secretario de Gobierno de Tuluá, Jhon Jairo Gómez, consideró que con esta estrategia se erradicó este problema en un alto porcentaje y se redujo el índice de homicidios.En el sector conocido como La Chichería, en el barrio Tomás Uribe Uribe, se capturaron 32 expendedores, entre ellos a un cabecilla, se hicieron cinco allanamientos, se desarticularon dos bandas delincuenciales y se incautaron 8414 dosis de bazuco y marihuana. Por su parte, la representante del Ministerio Público en Tuluá, Luz Piedad Ruiz, dijo que ve con preocupación el fenómeno de violencia que se está presentando en este municipio, en donde se tiene conocimiento que las bandas criminales están reclutando menores de edad para que cometan acciones delincuenciales.El alcalde de Tuluá anunció también que está a la espera de que la Tercera Brigada del Ejército autorice la restricción al porte de armas de fuego, así sea en algunos barrios, en donde se presenta el mayor número de muertes violentas.Presencia de las Farc en zona ruralOtra de las preocupaciones en Tuluá es la presencia de la guerrilla de las Farc en la zona rural del municipio.El último hecho se presentó el viernes pasado, cuando un equipo periodístico de la CVC fue retenido y atracado en el corregimiento de Monteloro, zona rural de Tuluá, por miembros, según las autoridades, de las Farc.Este hecho se suma a las acciones de las Farc en Tuluá el año pasado, entre las que está la vez que esta guerrilla atravesó un camión cisterna con explosivos, en la vía que comunica a los corregimientos de San Rafael y Puerto Frazadas, en la zona montañosa.Ante esto, el mes pasado se activó el el Batallón Número 10 de Alta Montaña, que realizará operaciones contra la guerrilla en zona montañosa del municipio. Entre los primeros resultados de las autoridades este año en la lucha contra las Farc, está el del viernes pasado, donde se detuvo a once presuntos auxiliadores de este grupo.En Buga hay disputa por el microtráficoEl municipio de Buga, también afectado por la violencia, dejó el año pasado un registro de 100 asesinatos, diez más que el año inmediatamente anterior.De acuerdo con el secretario de Gobierno de la Ciudad Señora, Ovidio Arango Esguerra, “la Policía ha informado que aquí hay un enfrentamiento entre dos bandas delincuenciales por el control del negocio del microtráfico”.El reciente desmembramiento de dos jóvenes, en un lapso de 20 días, uno de ellos con antecedentes judiciales por el delito de tráfico de estupefacientes, estremeció a la comunidad de Buga, por lo que la personera de la ciudad, Melissa Urdinola Rodríguez, hizo un llamado de atención a las autoridades locales, para que fortalezcan el accionar operativo y de inteligencia “y neutralicen y eviten hechos tan indignantes, como el que se reportó en días pasados, con el hallazgo de una persona descuartizada”.De acuerdo con el comandante operativo de la Policía Valle, coronel Néstor Ospina, en Buga se decomisaron el año pasado 6800 dosis de bazuco y marihuana en la olla la Cueva del Humo, en el barrio Divino Niño y se desarticuló una banda delincuencial y dos inmuebles pasaron a extinción de dominio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad