Tres ancianos artesanos fueron desalojados en el barrio la Santa Cruz de Tuluá

Agosto 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Tuluá.
Tres ancianos artesanos fueron desalojados en el barrio la Santa Cruz de Tuluá

Los ancianos se ganan la vida elaborando canastos y sillas de mimbre que luego vendían en la plaza de mercado de Tuluá.

Estas personas, que tuvieron que abandonar sus predios hace varios años en el corregimiento de Ceylán, estaban invadiendo un terreno ubicado a un lado de la Doble Calzada Tuluá-Andalucía.

Tres adultos mayores, desplazados por la violencia y que desde hace más de dos años habían construido un rancho en inmediaciones del barrio la Santa Cruz, sobre la vía al corregimiento de La Marina, fueron desalojados por una orden de la Administración Municipal.Se trata de los hermanos, Mario, María y Jesús López López, de 71, 73 y 74 años de edad respectivamente que ahora no tienen donde pasar la noche.Estas personas, que tuvieron que abandonar sus predios hace varios años en el corregimiento de Ceylán, estaban invadiendo un terreno ubicado a un lado de la Doble Calzada Tuluá-Andalucía, el cual era reclamado por la empresa Proyectos de Infraestructura SA, Pisa, concesionaria de esa vía.Este jueves, muy temprano, funcionarios de la Secretaría de Gobierno de Tuluá, acompañados de la policía, procedieron a desalojar ese sitio en donde los tres ancianos se ganaban la vida elaborando canastos y sillas de mimbre que luego vendían en la plaza de mercado de Tuluá.Don Marío López, uno de los afectados con el desalojo se mostró impotente ante ese procedimiento y dijo que la Alcaldía de Tuluá no les ha dado ninguna alternativa.Por su parte, Diego Fernando Sánchez Pérez, profesional universitario de la Personería de Tuluá, dijo que la situación de los tres ancianos es muy preocupante y que ellos se han negado a aceptar los tres meses de arriendo que les ofreció la Administración Municipal y además no pueden seguir ocupando ese terreno porque está ubicado en una zona de alto riesgo por lo que sus vidas están en peligro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad