Todas las novedades que este año traerá el Festival Mono Núñez

Junio 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Todas las novedades que este año traerá el Festival Mono Núñez

El Festival ‘Mono Núñez’ de Ginebra es el decano de los concursos de música de la Zona Andina colombiana.

El Festival Mono Núñez llega a los 38 años de actividad con la credibilidad y el prestigio intactos. A partir de este jueves y hasta el domingo 11 de junio se hará sentir.

El Festival ‘Mono Núñez’ de Ginebra es el decano de los concursos de música de la Zona Andina colombiana. Por algo, este jueves llegará a su trigésima octava versión, de forma ininterrumpida.Es también el más exigente: los 28 concursantes (14 vocales y 14 instrumentales) que buscarán desde este jueves hasta el lunes 11 el Gran Premio Mono Núñez en sus modalidades, y que fueron escogidos en eliminatorias regionales , ya saben que el hecho de llegar a Ginebra es ya un premio. De ahí en adelante, lo que Dios y el jurado quieran.Además, el certamen ginebrino es el ‘papᒠde los 35 concursos similares que se llevan a cabo por toda la geografía nacional andina. Y ya que se menciona ‘hijos’, apenas el año pasado ganaron por primera vez unos músicos nacidos allí y formados en la escuela Canto por la Vida que fundó Funmúsica, la entidad que organiza el concurso. Se trata del Trío de Ida y Vuelta, conformado por Samuel Ibarra Conde, de 25 años, flautista, guitarrista y compositor egresado de la Javeriana de Bogotá. Su obra ‘Pasillisco’ tuvo segundo lugar en inéditas en el Mono 2008 y fue premiada por el Ministerio de Cultura. Lo acompañan Diego Germán Gómez (26), primer corno de la Banda de la Fuerza Aérea, interpreta bandola y bandola bajo, y el año pasado fue declarado como el mejor bandolista del certamen. Y el tiplista Julián Solano (28), egresado de la Universidad del Valle, es maestro en la Escuela de Música de Ginebra.“Siempre habíamos tocado juntos y formamos el trío cuando yo empecé a componer en Bogotá”, dice Ibarra.La agrupación surgida en 2005 cultiva un estilo que combina sonidos tradicionales con las tendencias actuales de la música andina, es el mejor ejemplo de los réditos que arroja ganar un Festival ‘Mono Núñez’.Después de seis años de concursar y ser sólo conocida en Ginebra, una vez ganó, en noviembre del año pasado fue invitada al Festival Sonamos Latinoamérica, en Santa Fe, Argentina, y en enero de este año fue invitada especial al prestigioso y exigente Festival Folclórico de Cosquín, también en Argentina.“Cosquín es de lo más grande en Latinoamérica. Por eso teníamos mucho susto, pero tuvimos buena aceptación”, dice Gómez. “Ojalá en Colombia hubiera un certamen así, con diez noches de música y transmisiones en directo”, añade Gómez.Y del 28 de marzo al 1 de abril, De Ida y Vuelta participó en los 20 años del Encuentro Internacional de Guitarra en París-Villa de Antony. Fue la primera vez que un grupo colombiano actuó en un certamen que congrega a los mejores guitarristas del mundo. Y eso que llegaron de milagro, porque fallaron las conexiones aéreas.El 29 de marzo al trío le correspondió cerrar velada en el conservatorio ‘Darius Milhaud’ y fue tal la ovación que el grupo debió hacer doble bis: “Asombró el tipo de música que hacemos. Además se encantaron con la bandola y el tiple, que no conocen”, cuenta Gómez. Los ganadores de este año ya saben lo que les espera.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad