“Somos un movimiento espontáneo”

default: “Somos un movimiento espontáneo”

La acción organizada de los estudiantes universitarios en el Valle del Cauca contra la reforma a la educación que proponía el Gobierno Nacional es un fenómeno que no se presentaba en el departamento desde inicios de la década de los 70.

“Somos un movimiento espontáneo”

Noviembre 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
“Somos un movimiento espontáneo”

Unidad. En las marchas contra la reforma educativa que se han organizado en Cali, ha habido presencia de estudiantes de todas la universidades públicas y privadas del Valle.

La acción organizada de los estudiantes universitarios en el Valle del Cauca contra la reforma a la educación que proponía el Gobierno Nacional es un fenómeno que no se presentaba en el departamento desde inicios de la década de los 70.

La acción organizada de los estudiantes universitarios en el Valle del Cauca contra la reforma a la educación que proponía el Gobierno Nacional también es vista como un resurgir de los movimientos estudiantiles en los claustros de la región.Un fenómeno que no se presentaba en el departamento desde inicios de la década de los 70, cuando un movimiento estudiantil surgido de las aulas de la Universidad del Valle se opuso, curiosamente, a un modelo de educación superior que, según ellos, iba en contravía a los intereses de la educación pública.Luis Fernando Potosí, representante estudiantil principal ante el Consejo Superior de la Universidad del Valle, indicó que todo nace de una medida desacertada del Gobierno, que condensó la energía de los diferentes grupos en las universidades del país y ese rechazo a la reforma educativa da origen al movimiento estudiantil que ha resurgido en Colombia.“El objetivo es que este movimiento sea a largo plazo y pese a que se han enfocado en la Ley 30, tenemos muy claro que no podemos retroceder; hemos ganado mucho y seguiremos trabajando no sólo por generar cambios positivos en el sistema educativo, sino influir en todos los demás sectores, en procura de lograr un mejor país y una mejor sociedad”, dijo Potosí.Para Anatolio Hernández, padre de familia y quien ha apoyado y acompañado la marcha estudiantil, “es clave que el sector educativo, que son mayoría poblacional en Colombia, se levante y tome partida en los cambios que los afectará directamente”.¿Una reacción espontánea?Sin embargo, y de acuerdo con organismos de Inteligencia, este no es un levantamiento espontáneo de estudiantes, sino una actitud que estaría siendo promovida por agentes ajenos al interés educativo.“Ya hemos visto como las milicias bolivarianas de las Farc han impulsado este tipo de actividades. De la noche a la mañana usted no saca a marchar a diez mil personas que, además, eso tiene unos costos económicos muy altos ¿Quién está pagando eso?”, se preguntó un alto oficial.Más preocupante aún, dicen las autoridades, es la manera como estos mismos sectores que han adoctrinado a estudiantes en la Universidad del Valle, han ganado presencia en la Universidad Santiago de Cali, donde dicen haber identificado células de grupos ilegales. “Hace unos cuatro o cinco años empezamos a notar la presencia de encapuchados en los actos de la Universidad Santiago de Cali, cosa que no se veía”, indicó la fuente.El analista y politólogo Óscar Duque aseguró que “lo que creo es que el país le tiene miedo a la democracia y cada vez que hay movimientos y protestas, la disculpa es que están infiltrados por la guerrilla, pro el narcotráfico, etcétera”.“Yo no creo que esto sea sistemático, en el sentido de que en el mundo se está gestando una revolución coordinada. Me parece que son coletazos de dos fenómenos importantes: el movimiento de los indignados y el del movimiento estudiantil en Chile y la piedra de escándalo es la propuesta inconsulta del Gobierno de hacer una reforma educativa.La influencia políticaPero también hay quienes creen que más que un resurgir de los movimientos estudiantiles, como se ve en Venezuela y Chile, lo que ocurre en Colombia es el aprovechamiento de un momento coyuntural por parte de sectores políticos.Entre ellos, buena parte de la bancada del Polo Democrático que, incluso, buscó que algunos estudiantes promovieran a Clara López, ex presidenta del Polo, como ministra de Educación.Elkin Arcos, representante de los estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Univalle, aseguró que, en un 99%, son un movimiento meramente estudiantil. “La única política que nos interesa es crear políticas educativas que funcionen. No falta el que quiera aprovecharse de esto con fines politiqueros, pero es un grupo minoritario de oportunistas que hemos rechazado”, dijo Arcos, al señalar que también rechazan cualquier infiltración o alteraciones del orden público.Sobre la ventaja que ha querido sacar el Polo, Potosí aseguró que rechazan la injerencia de cualquier grupo político y que “hemos sido muy claros que el movimiento estudiantil no se puede pintar de ningún color que represente partido político alguno; no lo vamos a permitir porque somo un movimiento amplio, incluyente y participativo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad