Solicitan más ayudas para el Norte del Valle a causa del invierno

Enero 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Solicitan más ayudas para el Norte del Valle a causa del invierno

Según Asonorte, el desbordamiento del río Cauca ocurrió el 15 de diciembre. En total se vieron afectadas 20.000 hectáreas de tierra.

En total son cerca de 30.000 familias en la vereda Guayabito en Cartago las que esperan obtener ayudas en una región donde hasta la fecha, según ellos “sólo llueven promesas del Gobierno”.

Con lápiz y papel en mano, los habitantes de la vereda Guayabito en Cartago decidieron auto-censarse para obtener lo que ellos llaman cifras reales de la situación que afrontan desde el pasado 15 de diciembre, cuando las aguas del río Cauca inundaron todo a su paso.En total son cerca de 30.000 familias las que esperan obtener ayudas en una región donde hasta la fecha, según ellos “sólo llueven promesas del Gobierno”. Los afectados son residente de los corregimientos de Cauca, Guayabito, Juan Díaz, Molina y El Pleito; todos ubicados en la zona rural de los municipios de Cartago, Obando, La Victoria y Ansermanuevo, donde opera un distrito de riego conocido como Asonorte.Según líderes del sector, a la crisis humanitaria que padecen las familias inundadas, se suman multimillonarias pérdidas económicas que causó el invierno.“Pedimos que no nos olviden; hasta ahora solo la Cruz Roja ha traído mercados pero las casas están en muy mal estado y muchas familias no han podido regresar, necesitamos subsidios”, aseguró Marina de Jesús Osorio, líder de la comunidad de Guayabito.Las aguas del río Cauca inundaron un total de 20.000 hectáreas de tierra sembradas con maíz, soya, sorgo, caña de azúcar y algunas con pan coger. Desde ya calculan que las pérdidas superan los 100.000 millones de pesos.“Ahora lo que tenemos es una despensa llena de agua fétida”, dijo Carlos Chacón Arango, presidente de la Asociación de Usuarios de Adecuación de Tierras del Norte del Valle, Asonorte.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad