"Socavones ponen en riesgo la doble calzada": Wilder Quintero

Diciembre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Wilder Quintero Parra, gerente logístico de la doble calzada, es vallecaucano, nació en la ciudad de Palmira en el año 1965. Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Javeriana de Cali.

Aún faltan dos trayectos de la vía por adjudicar, dice Wilder Quintero, gerente logístico de ese corredor. La gran preocupación es la minería ilegal.

A pesar de que el Vicepresidente de la República y la Ministra del Transporte han reiterado en varias oportunidades que la doble calzada entre Buga y Buenaventura quedará lista a finales del 2016, parece  que se extenderá un año más. Lea también: Minería ilegal se 'devora' las entrañas de la vía a Buenaventura

El responsable de ese corredor vial, por el que se mueve el mayor porcentaje de la carga de comercio exterior colombiano, sostuvo que en el 2016 quedará listo el 95 % de la vía. El 5% restante quedará para el 2017 porque aún hay dos tramos que no  se han adjudicado.

Uno de ellos es el que está comprendido entre Buga y Mediacanoa y el otro en la entrada al puerto, entre Altos de Citronela y Buenaventura.

El hombre que lidera el corredor logístico es el ingeniero industrial Wilder Quintero Parra. Su papel va más allá  de analizar el avance de las obras de construcción de la doble calzada. Bajo su responsabilidad está también la coordinación de todas las entidades que tienen que ver con los generadores de la carga, las aduanas y las autoridades de  control y seguridad. 

En pocas palabras, coordina las acciones de los  sectores público y privado para que no se represen los camiones en la vía ni se frene la actividad de comercio exterior.

Para Quintero Parra su mayor preocupación no es que la doble calzada se termine en el 2017, sino el impacto que puede generar la minería ilegal por los más de 300 socavones que se han construido por debajo de la vía, pues pondrían en riesgo la estabilidad de la carretera.

 La minería ilegal sigue haciendo estragos en algunos tramos de la doble calzada al mar, ¿qué hará para darle solución a ese problema? 

Se le ha solicitado al Ministerio de Defensa y a la Policía  que hagan los trámites pertinentes para sacar esa minería ilegal de la carretera porque efectivamente al socavar la vía se puede generar la caída de la banca y una coyuntura especial. En eso se va a empezar a trabajar  fuertemente y esperamos que esa situación se mejore hacia el futuro.

¿Cuándo empiezan los trámites para sacar la minería ilegal de la zona?

No tengo una fecha exacta, pero en las reuniones del comité de seguimiento de la doble calzada se ha hablado sobre el tema. La Ministra del Transporte y el Vicepresidente conocen el tema y se han puesto a la cabeza de eso para tratar de solucionar ese problema lo más rápido posible.

¿Pero de verdad hay conciencia del impacto que puede generar la minería ilegal. Se han identificado más de 300 socavones que atraviesan la doble calzada en jurisdicción de Loboguerrero y si la banca se  hunde sería un desastre para la  vía de exportación más importante del país?

Claro que hay conciencia sobre el tema. Sabemos que una tractomula cargada con 35 toneladas pesa 52 toneladas  y que por ese corredor transitan 2.700 tractomulas diarias. Tenemos claro  que es el más importante corredor de comercio exterior del país, de manera que las autoridades están informadas y se va a trabajar en el tema de manera coordinada.

Usted como Gerente de ese corredor es responsable de lo que pase en esa vía...

Mire, mi ingerencia en ese tema   es el de  hacer conocer ante el comité de seguimiento la preocupación que existe y los riesgos que puede generar la minería ilegal. 

 No quiero señalar  responsables de manera directa, pero pienso que la mayor ingerencia en el tema la tienen la Alcaldía de Buenaventura y las autoridades de  Policía. Sin embargo, todos debemos trabajar en conjunto. Incluso, en enero nos reuniremos con la nueva Gobernadora para comentarle el asunto. 

En relación con las obras de construcción de la otra calzada en zona de Loboguerrero, sabemos que se extenderá la restricción en el paso vehicular. ¿Por cuánto tiempo?

Así es, el pasado 18 de diciembre se hizo una reunión en el comité de seguimiento de la obra en la cual se mostró la información y se determinó hacer una resolución  nueva para el paso de vehículos.

La restricción  se extenderá  hasta el 30 de julio del 2016, en esa fecha se revisará el estado de la obra y miraremos si se podrá hacer la apertura de la vía o algún tipo de modificación a los horarios.

¿Los horarios de  cierre serán los mismos que se aplican hoy?

Inicialmente estamos pensando que serán los mismos. Ese fue el acuerdo al que se llegó en el comité de  seguimiento de la vía. Sin embargo, estamos solicitando que se vuelva a incluir el día viernes. Que ese día no haya  paso vehicular.

¿Cuáles son los actuales horarios de cierre?

Domingo y lunes, de 6:00 a.m. a  8:00 p.m.; martes de 6:00 a.m. a las 7:00 p.m.; miércoles y jueves de las 10:00 a.m. a las 8:00 p.m..

Los días viernes y sábado el paso es libre las 24 horas, pero ahora queremos que se restrinja el paso  el viernes.

Vamos a hablar con los generadores de la carga sobre esa opción porque lo que nos muestran   las cifras es que el día viernes se atienden menos camiones en el puerto.

 Mientras el jueves se atienden 2.628 camiones y el sábado 2.516,  el viernes llega a 2.505.

¿El Vicepresidente ha reiterado que toda la doble calzada estará lista a finales del 2016, usted comparte esa apreciación?

Pues mire, el Gobierno Nacional está trabajando en este proceso, digamos que para conocimiento de los lectores la parte que corresponde de Loboguerrero a Buga está concesionada y allí estamos haciendo las obras que generan el cierre. De Loboguerrero a Buenaventura se está haciendo por obra pública y la está haciendo el Invías.

Esa parte está bastante avanzada. La intención es que solo nos queden pendientes unos pedazos que son los de Buga – Mediacanoa y Altos de Citronela a Buenaventura. Este último tramo  se hará a través de una APP (Alianza Público – Privada), según lo ha comentado la Ministra de Transporte. Una vez esté listo  se finalizará completamente la obra.

En un 95%, aproximadamente, la obra de la doble calzada quedará lista en diciembre del 2016 y para eso estamos trabajando.

¿El 5% quedará para cuándo?

Para el 2017, fundamentalmente será el tramo que corresponde a la distancia  que hay entre Buga y Mediacanoa, que son unos 8 kilómetros. Este corredor falta por adjudicar. Los otros  4,5  kilómetros pendientes están al final de la doble calzada entre Altos de Citronela y Buenaventura.  Esos dos tramos serían los únicos que faltarían para terminar toda la doble calzada.

¿Qué balance hace de la construcción de la doble calzada y cuál ha sido el impacto en el comercio exterior por la restricción  del paso vehicular?

Creo que cerramos el año bastante bien porque todo el proceso que se pensó que iba a ser traumático, afortunadamente logramos controlarlo y poner en ejecución todo el protocolo que se tenía para el manejo de la vía.

 Afortunadamente las cifras de comercio exterior y de manejo de los puertos no presentaron ningún traumatismo.

Terminamos la ejecución en el tema portuario sin problemas. La obra se ha venido realizando en los tiempos previstos.

¿Es decir que no hay represamiento de carga?

Mire, hasta el pasado 20 de diciembre pasado movimos 1.720.299 metros cúbicos de material. Vale la pena recordar que la meta total es remover 5,6 millones de metros cúbicos (eso es como llenar de tierra y piedra 1500 piscinas olímpicas).

Estamos lejos de finalizar esa meta, pero en el tiempo que hemos venido trabajando estamos haciendo unos 1200 metros cúbicos por hora.

¿Eso está dentro del cronograma?

Sí, en este momento vamos en un cumplimiento del 96 %. Tuvimos un pequeño freno porque nos tocó parar las obras el 25 de octubre, que fue la fecha de las elecciones, y tuvimos unos derrumbes, pero el efecto más complejo dentro del proceso es que a partir de agosto suspendimos los trabajos los días viernes para tratar de compensar el efecto que  tienen las importaciones.

¿Señor Quintero, desarrollar la infraestructura vial es clave para el comercio exterior, pero sin una buena logística  todo se frena, en ese sentido cuál es su papel?

Eso es cierto y en ello estamos trabajando duro ahora. La idea es implementar  acciones para mejorar el proceso de comercio exterior. 

El Gobierno Nacional y todos los entes de control y comercio exterior han entendido que no solo con  infraestructura se logra la eficiencia del país, también hay que mejorar los tiempos de logística.

¿Eso cómo se explica en la práctica?

Se lo explicaré con  un ejemplo: 

De Buenaventura a Bogotá vamos a bajar el tiempo de recorrido de 15 horas a 11 horas. Eso es reducir entre un 25% y un 30% el desplazamiento Pero resulta que hoy los tiempos logísticos de la operación son de 30 horas. No podemos esperar que lo que se logra reducir por infraestructura lo perdamos en logística, que es toda la operación de documentación y de otros horarios de atención de camiones en el puerto. N ecesitamos  utilizar el tiempo nocturno en el puerto. 

La  idea es que sigamos trabajando para mejorar los tiempos de los generadores de la carga, o sea entre el sector privado y el sector público para lograr que todo funcione mejor.

¿En la noche no trabajan los puertos?

No. Nuestra medición al respecto nos muestra que entre julio y diciembre el mayor horario de carga se da entre la una y las seis de la tarde.

 En ese lapso se han cargado 108.969 camiones. Pero entre las cero horas y las cinco de la mañana se han cargado apenas 48.811 camiones. Es decir que en ese horario se carga un 55% menos de lo que se carga entre la una y las cinco de la tarde.

Eso significa que el horario nocturno no lo estamos utilizando.  Todo eso nos lleva a pensar que tenemos una gran oportunidad de mejorar en el tema de logística.

Aprovechar el tiempo  ¿Si el recorrido entre Bogotá y el puerto bajará en un 30%, en cuánto se debe reducir la demora en cargar y descargar un camión en los puertos?  Allí es que tenemos que trabajar todos los entes del comercio exterior.  Si una tractomula se demora en entrar al puerto o se tarda mucho haciendo  turno, y si no están listos los documentos de la carga, se puede demorar  hasta ocho horas.La idea es que deberíamos estar en menos de la mitad o tratar de bajar lo que más se pueda. ¿Pero en cuánto tiempo baja el proceso?  Aún  no tenemos un objetivo, es lo que vamos  a trabajar el próximo año, pero esperamos que podamos tener un 33 % de disminución. Hoy son  30 horas de tiempo logístico y la idea es bajarla a 20 horas, en principio. Pero lo ideal es que sea lo mínimo posible.  ¿Cuál es su mayor satisfacción y su mayor preocupación?  Mi mayor satisfacción es que se haya podido  realizar la obra sin afectación del comercio exterior, todos los actores del comité de seguimiento han trabajado para que eso se haya logrado, y mi gran  preocupación son los efectos que podría causar la minería ilegal en la doble calzada.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad