Sobrepeso, un problema de talla mayor en el Valle del Cauca

Noviembre 18, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Mónica Andrea Arias Cerquera | Reportera de El País
Sobrepeso, un problema de talla mayor en el Valle del Cauca

El 26% de los niños y niñas colombianas no se alimentan adecuadamente y no realizan ejercicio.

Pese a que existen leyes que declaran la obesidad como enfermedad, no hay políticas para enfrentarla. En el Valle se viene adelantando desde el 2009 la elaboración de la política pública en este aspecto la cual espera tenerse lista en el 2013.

Camilo González es un niño que acaba de cumplir 7 años de edad y desde los 18 meses su reporte médico indica que tiene sobrepeso. A simple vista parece un ‘niño grande’, sin embargo, para la nutricionista y el médico general que lo atienden, diez kilos de más merecen una dieta rigurosa y ejercicio constante para evitar problemas futuros.Infortunadamente la situación de Camilo no es única ni escasa en Colombia. De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional, Ensin, realizada en el 2010, uno de cada seis niños presenta sobrepeso u obesidad. La cifra en el país alcanza un 25,9 %. Según datos aportados por la Fundación Gorditos de Corazón, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, reporta que la obesidad infantil en los niños de 5 a 17 años de edad subió de 14,2 a 18,3 %, tendencia que va en aumento gracias a los altos niveles de sedentarismo y mala nutrición.Pero este problema no es exclusivo de los niños y niñas. Según la Ensin los resultados de sobrepeso en los adultos también fueron alarmantes, al punto que la obesidad aumentó en un 11,3%. El 55,2% de los afectados son mujeres, el 45,6% hombres.La obesidad en el ValleEn el caso del Valle del Cauca, la secretaría de Salud Departamental a través de su proyecto ‘Estilos de vida saludables y condiciones crónicas’, viene adelantando desde el 2009 la elaboración de la política pública en este aspecto la cual espera tenerse lista en el 2013.Así lo afirmó la epidemióloga Gloria Emma Aristizábal, coordinadora de este trabajo, quien destacó que a través de un comité interinstitucional en el que participan las universidades, las instituciones educativas, las IPS, las secretarías de salud municipales y la departamental, se vienen promoviendo los estilos de vida saludable en los 42 municipios.Es así, como en este momento se adelanta la campaña Plan A en la que a través de la página web de la Gobernación del Valle la comunidad accede a un link del Ministerio de Salud que le permite ingresar unos datos básicos con los cuales el programa le da un diagnóstico y unas recomendaciones de acuerdo con su peso.“Además se hace promoción del consumo de frutas y verduras, con el Inder se trabaja con grupos juveniles, de la tercera edad y con personas con discapacidad en la promoción de la actividad física en todo el departamento”, agregó la funcionaria.De igual manera, afirmó que pese a que aún no se cuenta con la política pública se tienen leyes como la Ley 115 de 1994 que es la ley de educación que contempla la realización de actividad física en escuelas y colegios, y la Ley 181 de 1995.Lo cierto, es que pese a las leyes existentes respecto a la obesidad, Colombia tiene uno de los mayores índices de personas con sobrepeso en América Latina especialmente por los hábitos alimenticios basados en carbohidratos, calorías, poco ejercicio y ningún plan preventivo.Por esto, para el doctor César Prieto Ávila, lo que se requiere para que el país no sea una nación de obesos, es una reestructuración del sistema de salud toda vez que se están tratando las enfermedades y no a la población desde la prevención y el fomento de la salud.Problema de salud públicaEl médico César Prieto Ávila, presidente del Colegio Médico del Valle, calificó la obesidad como “de alta gravedad” y un problema de salud pública que no solo afecta la vida de las personas, sino que también tiene efectos negativos sobre el sistema de salud dados los altos costos que implica su manejo, tratamiento y rehabilitación.De acuerdo con Prieto Ávila, la mayor dificultad radica en que el trabajo de prevención no tiene doliente y la ley no se cumple, “como muchas leyes en este país que son letra muerta”, dijo.Efectivamente en Colombia, se tiene entre otras, la Ley 1355 del 14 de octubre de 2009 que declara la obesidad como una enfermedad crónica de salud pública y causa directa de enfermedades cardiacas, circulatorias, colesterol alto, estrés, depresión, hipertensión, cáncer, diabetes, artritis, entre otras que han aumentado la tasa de mortalidad de los colombianos.La misma ley contempla además que el Estado a través de sus distintas entidades debe promover políticas de seguridad alimentaria y nutricional, así como de actividad física dirigidas a favorecer ambientes saludables y seguros para el desarrollo de las personas.No obstante para el médico Prieto Ávila es poco lo que se hace al respecto, ya que la legislación vigente en materia de salud le quitó esta responsabilidad a las EPS pese a que es la prevención la principal arma para evitar el sobrepeso y la obesidad.Eudoro Echeverry, ex magistrado y abogado constitucionalista, recordó que el Estado tiene la obligación de promover campañas preventivas y dado que existen las leyes, velar por su aplicación.En este sentido, destacó que la ciudadanía tiene las acciones de cumplimiento para hacer que se apliquen las leyes existentes y se ordene la elaboración de una política pública ya sea en su municipio o departamento, “porque se trata de la defensa de los derechos que la gente tiene”, sentenció.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad