Sigue preocupación por informe de Auditoría General sobre Contraloría del Valle

Mayo 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Sigue preocupación por informe de Auditoría General sobre Contraloría del Valle

Este es el Hospital Piloto de Jamundí, en alerta por presuntas irregularidades administrativas por las que son investigados algunos de sus funcionarios.

Las irregularidades omitidas por la Contraloría en diferentes organismos departamentales, según el informe de la Auditoría, permitieron que recursos departamentales por $17.185 millones no se pudieran recuperar.

Como de extrema gravedad fue calificada la actuación de la Contraloría Departamental del Valle a raíz de un informe de la Auditoría General sobre irregularidades que van desde cobrar para modificar el resultado de investigaciones hasta dejar vencer los términos y entonces archivarlas. El informe partió de las denuncias que este diario publicó hace dos meses. Ayer se conoció que las irregularidades de la Contraloría llevaron a que en las investigaciones de este organismo fueran involucrados funcionarios ajenos a las denuncias, las mismas que este ente dejó pasar sin que se evitara el detrimento patrimonial de los recursos públicos.Es el caso de los $9600 millones (a valor presente) de la venta de productos de la Industria de Licores del Valle, ILV, que se perdieron a pesar de una investigación iniciada en 2006, con la que se buscaba recuperar los recursos facturados a clientes que dejaron de pagar y sobre cuyo proceso la Contraloría posteriormente declaró la caducidad.“Muy penoso para mí que hubiera prescrito, muy grave lo que ocurre en la Contraloría”, indicó Moisés Banguera, subgerente financiero de la ILV, al reconocer que “hubo fallas en la investigación, porque además no fue seria”.El funcionario afirmó: “Se me vinculó porque el defensor de la gerente me nombró, pero yo era el contador de la Licorera y no tenía nada qué ver con ventas, aunque hacía parte del Comité de Crédito, pero esas ventas no pasaron por el comité, se demostró que no tenía nada qué ver y fui desvinculado, incluso antes de que se decretara la cesación de la acción fiscal”.Otra irregularidad consignada en el informe corrobora el señalamiento de Mayra Alejandra Sepúlveda, quien como auditora en la Contraloría encontró el año pasado detrimento de recursos en el Hospital de Jamundí por $164.720.000, pero al reportarlo, según su denuncia, estos hechos fueron ignorados y modificados.“Mi denuncia evidencia que en la Contraloría se paran los procesos, que sí hay faltas y demoras en la apertura de los procesos de responsabilidad fiscal”/strong>. Según la exfuncionaria, quien fue desvinculada del organismo a raíz de este caso, solo al día siguiente de que ella acudió ante el contralor Adolfo Sinisterra a reclamarle es que se dio el traslado del hallazgo fiscal, pero con un solo folio, de 183 que ella incluyó. Y 48 días después de su reporte inicial.Al decir de la exfuncionaria, “el informe de la Auditoría me deja sinsabores en el sentido de que no menciona estas y otras irregularidades de similar sentido, pero seguramente será la Fiscalía la que se pronuncie al respecto”.Las irregularidades omitidas por la Contraloría en diferentes organismos departamentales, según el informe de la Auditoría, permitieron que recursos departamentales por $17.185 millones no se pudieran recuperar.El País buscó ayer en forma infructuosa al contralor departamental, Adolfo Sinisterra, para conocer su posición. Sin embargo, en declaraciones al Noticiero 90 Minutos aceptó que sí se cometieron las anomalías evidenciadas por el ente auditor.“En este momento hay vinculados dos funcionarios y el proceso está siguiendo su trámite normal, creemos que vamos a recuperar estos recursos”, aseguró Sinisterra al noticiero de TV.Frente a estos hechos, el gobernador del Valle, Ubéimar Delgado, declaró: “Soy muy respetuoso de las competencias de cada una de las entidades de control, voy a hacer un análisis más a fondo del informe de la Auditoría, pero insisto en que las decisiones de esas entidades no son para entrar a discutirlas sino para respetarlas”.Y en cuanto a los correctivos, agregó: “Como gobernador y administrador del Departamento el paso siguiente será revisar las medidas para así realizar los ajustes pertinentes”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad