Sigue ardiendo polémica por arboricidio en Rozo

Diciembre 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Redacción Palmira
Sigue ardiendo polémica por arboricidio en Rozo

Los árboles fueron talados para la construcción de una plazoleta.

El 90% de los árboles de la plaza principal del corregimiento de Rozo fueron cortados sin anunciarse sanciones.

El corte de 80 árboles en Cali para instalar tarimas para la cabalga de la Feria, prendió de nuevo la polémica en el corregimiento Rozo, de Palmira, donde hace quince días se taló más del 90% de los árboles de la plaza principal.Según los moradores de esta zona rural, a diferencia de Cali en Palmira ninguna autoridad ha anunciado sanciones y muchos menos emprendido acciones contra los responsables del hecho, que se perpetró con el argumento de construir una plazoleta frente a la iglesia de la población.Aunque por parte de CVC se argumenta que el permiso se otorgó para el corte de dos árboles y la poda de otros, la verdad es que unos trece de gran tamaño fueron cortados y otros arrancados de raíz.Fidelia González, habitante de esta zona rural advirtió que “antes de cometer ese atropello se debió presentar una maqueta, socializar el proyecto y concertar con la comunidad”. Reveló que tanto para ella como para muchos habitantes de Rozo fue una sorpresa encontrar las plantas en el suelo que muchos años estuvieron en el parque.A su turno el presbítero, Simón de Jesús Rendón, párroco de Rozo, argumentó que no hubo ningún atropello porque el corte de los árboles se realizó contando con todos lo permisos necesarios para construir una plazoleta e implantar otros que no crezcan mucho. Dijo también que el parque estaba demasiado lleno de árboles por lo que fue necesario la reforma para lo cual se realizó la socialización con la comunidad que asiste a la misa. Sin embargo, la señora González recordó que la población por el contrario protestó contra el proyecto sembrando matas de plátano y caña en un costado del parque Salvador Lennis. Alexandra de la Cruz, funcionaria de la Regional Suroriente de CVC, dijo por su parte que el permiso se otorgó respondiendo a la solicitud que se presentó por parte de la presidenta de la Junta de Acción Comunal de Rozo el 27 de octubre del presente año, para talar dos árboles de la especie carbonero basados en que estaban afectados y que presentaban mal estado fitosanitario. Asimismo, dijo que estaban autorizadas unas podas de formación por lo que se tienen que realizar visitas de verificación al sitio. “Cabe anotar que la solicitud fue hecha por la JAC comunal que es la representante de la comunidad”, subrayó la funcionaria al recalcar que se confirmará si las talas corresponden a los permisos otorgados. Agregó que el Municipio está en proceso de embellecimiento de los parques de la ciudad para lo cual se ha autorizado la podas laterales o de formación de determinados árboles. El arquitecto Julián Andrés Villa, de la Secretaría de Medio Ambiente y Vivienda del Municipio, ratificó que CVC avaló el corte de unos árboles lo que se hizo por parte del contratista de la obra. Sin embargo, según el funcionario, “una noche llegaron personas de la comunidad y arrasaron con todos esos árboles”.Enfatizó, que teniendo en cuenta lo anterior, “el Municipio no tuvo nada que ver y mucho menos el contratista”. Mientras, se adelanta una investigación por parte del contratista y la interventoría del proyecto, la administración Local continuará con las obras de la construcción de una plazoleta para realzar visualmente la iglesia”, subrayó el arquitecto Villa.Mientras tanto, la comunidad seguirá esperando que se encuentre a los responsables y se apliquen las respectivas sanciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad