Siete municipios del Valle, en emergencia por invierno

Noviembre 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura, Palmira, Cartago y Tuluá
Siete municipios del Valle, en emergencia por invierno

Las fuertes lluvias han provocado deslizamientos en algunas vías de Florida que afectan la comunicación de sus habitantes con otros municipios.

Vías taponadas, casas en riesgo por derrumbes y ríos desbordados, algunos de los estragos en este fin de semana.

El invierno sigue causando estragos en el Valle del Cauca. Durante los últimos dos días las fuertes lluvias han generado todo tipo de problemas en los municipio de Obando, La Victoria, Yumbo, Bugalagrande, Tuluá, Trujillo y Buenaventura, entre otros, y en la carretera que comunica a este último municipio con Cali.En los municipios de Obando y La Victoria el desbordamiento del río Cauca generó inundaciones en sectores rurales, afectando los cultivos de la zona. Además, la creciente del río causó inundaciones en dos barrios de La Victoria, ocasionando el desplazamiento de decenas de familias.Otro de los municipios afectados con las lluvias del fin de semana fue Yumbo. Allí, un deslizamiento de tierra afectó al barrio Buenos Aires, poniendo en riesgo 50 viviendas y la escuela de la zona.Por esa razón, la Alcaldía dio la orden de evacuar a 40 familias y trasladarlas a un lugar seguro. Prometió entregarles un subsidio de vivienda por ocho meses.En el centro del Valle, una falla geológica dejó incomunicados a diez mil campesinos de Tuluá, Bugalagrande y Andalucía. La emergencia se registró a la altura del sitio conocido como El Placer, sobre la vía que de Tuluá conduce al corregimiento de San Rafael.Para conocer la situación de primera mano, el gobernador del Valle, Francisco Lourido, en compañía de varios ingenieros de la secretaría de Infraestructura Departamental, visitó la zona. “Inicialmente se ordenó suspender el tráfico pesado por este sitio para evitar que colapse la carretera”, indicó el Mandatario seccional.Por su parte, la alcaldesa de Trujillo, Gloria Espinosa, dijo que las lluvias de los últimos días dejaron incomunicados a los habitantes de las veredas La Sonora, Cristales, Culebras, Dos Quebradas, Las Melenas, Maracaibo, La Betulia y La Siria, por múltiples deslizamientos de tierra y pérdida de la banca de las carreteras.Entre tanto, el panorama de invierno en Buenaventura y su zona de influencia no parece mejorar.Las aguas siguen creciendo en el río Anchicayá. Allí más de 60 personas han tenido que reubicarse en otros sectores, especialmente en la vereda de Bracito, donde la escuela del lugar está inundada.“Debido a las fuertes lluvias de casi toda la noche del sábado y del domingo, el río Dagua ha vuelto a crecerse, aunque todavía no tenemos conocimiento de situaciones de calamidad para sus pobladores, pues la gente ha estado muy alerta”, dijo Lucila Martínez, líder del consejo comunitario del alto y medio Dagua.Ola invernal en FloridaPor los menos 1.200 personas damnificadas y 18 viviendas arrasadas dejan las fuertes lluvias de las últimas horas en la zona rural del municipio de Florida.De acuerdo con el reporte del Comité Local de Prevención y Atención de Desastres, Clopad, un grave derrumbe en el kilómetro 17 tiene bloqueada la vía que comunica a Florida con el corregimiento La Diana y este con el sector de Herrera en el departamento de Tolima.Debido a la gran cantidad de tierra, lodo y piedra, unas 1.200 personas del corregimiento se encuentran aislados, al tiempo que el material que cayó de la montaña, producto de siete deslizamientos, se llevó once viviendas de esta zona. Una situación similar ocurrió con otras cuatro casas de San Juanito y tres más de El Salado. Según el coordinador del Clopad, Herney Figueroa, aunque no se presentaron desgracias personales, fue necesario reubicar a las familias afectadas en la caseta comunal del resguardo indígena Triunfo Cristal Páez. El funcionario precisó que la vía sigue taponada porque se intentó llevar maquinaria agrícola pero no fue posible su paso por el sector, pues de acuerdo con el concepto de un profesional de la Gobernación del Valle que visitó la zona, existe una falla geológica que produjo una grieta de 40 centímetros que amenaza con que se venga abajo una inmensa peña. Figueroa dijo que preocupa esta situación porque de presentarse un gran derrumbe, la tierra caería al río Santa Bárbara que desemboca en el Frayle que abastece el acueducto de Florida.Por el invierno en el sector, también se han perdido cultivos como curaba, lulo, tomate de árbol, yuca, café, arracacha, habichuela, lechuga, cilantro, lechuga y fríjol, entre otros. Como alternativa para el transporte de algunos productos, los campesinos e indígenas han tenido que llevar productos como queso y leche en motocicletas para su trasbordo a vehículos en algún punto de la montaña.Entre tanto, en Pradera el secretario de Gobierno, Hernán Gómez Abello, precisó que los bloqueos que había en puntos de la zona rural como El Retiro, Bolo Azul, Bolo Blanco y la Feria, ya se superaron. No obstante, advirtió que existe la amenaza de que se venga al suelo la banca de la carretera del corregimiento La Fría.A su turno, el coordinador del Clopad en Palmira, Fabio Márquez, señaló que en el sector de El Guachal, en inmediaciones de la Zona Franca, un árbol bloqueo por algún tiempo la vía que comunica con la zona rural de Piles. Entre tanto, en el sector de La Nevera maquinaria pesada trabaja en la remoción de tierra en la parte alta de la carretera de esta zona, donde hubo un gran deslizamiento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad