Sí hubo ‘colados’ en programa de viviendas gratis del Gobierno en Pradera

Sí hubo ‘colados’ en programa de viviendas gratis del Gobierno en Pradera

Abril 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Sí hubo ‘colados’ en programa de viviendas gratis del Gobierno en Pradera

Propiedad. Esta es la casa donde viven Manuel Telésforo Chilangua y su familia, en el barrio Berlín, zona urbana de Pradera.

Un beneficiario tiene casa en un barrio cercano a la urbanización de las viviendas gratuitas. Otras tres personas son dueñas de lotes en zona rural.

No se habían entregado las primeras 91 viviendas gratuitas en Pradera , de las cien mil que prometió el Gobierno Nacional para las familias más pobres del país, cuando ya se destapaba el primer escándalo sobre trece personas que intentaron ‘colarse’ y acceder al tan anhelado beneficio. En esa oportunidad, el Ministerio de Vivienda aseguró mediante un comunicado de prensa emitido el 13 de febrero de este año que “el día lunes 11 de febrero de 2013, en la entrega de 91 viviendas realizada por el presidente Santos y el ministro Vargas Lleras, la base de datos de los beneficiarios estaba absolutamente limpia y depurada, por lo que cada una de esas familias es propietaria legal y legítima de sus casas”.Y agregó el mismo comunicado que “el caso de Pradera, Valle del Cauca, es muestra fehaciente de que los filtros realizados por las diferentes entidades que intervienen en el proceso de la selección y asignación de las potenciales familias beneficiarias de las viviendas gratis están dando resultados”.No tan efectivosManuel Telésforo Chilangua Yela fue el beneficiario número 88 del programa de vivienda gratis Altos de la Pradera, según la Resolución 0075 del 8 de febrero de 2013. Recibió un subsidio de $41.265.000, correspondiente al valor total de la casa.Para hacerse acreedor a este beneficio, Chilangua Yela y su grupo familiar debían acreditar uno de estos requisitos: estar inscritos en la Red para la Superación de la Pobreza Extrema, Unidos; estar censados en el Sisbén; pertenecer al Registro Único de Población Desplazada; ser damnificados del invierno o vivir en zona de alto riesgo no mitigable. Pero principalmente, no ser dueños de vivienda, tal como lo indica el Decreto 1921 del 17 de septiembre de 2012. Pero este beneficiario y su esposa, Lucía Elisa Obando Melo, según lo indica la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Palmira, son propietarios de un lote de terreno con casa de habitación, según matrícula inmobiliaria 378-80075 y escritura 915 del 7 de noviembre de 2008, suscrita en la Notaría Única de Pradera. El inmueble fue adquirido por $11.900.000.La vivienda, de 119 metros cuadrados, está ubicada en el barrio Berlín, zona urbana de Pradera, y a pocas cuadras del programa habitacional Altos de la Pradera, donde el Gobierno Nacional regaló las casas. Manuel Telésforo Chilangua Yela es también propietario de un bus de servicio especial afiliado a la empresa Sopetrans, de placas SYJ 163, según consta en el registro automotor de la Gobernación del Valle.Del grupo de beneficiarios, otras tres personas son propietarias de lotes en la zona rural de Pradera y Palmira. Carmen Julia Medina Aley es dueña de un lote de 133,40 metros cuadrados ubicado en el corregimiento de La Tupia, según escritura 1015 del 21 de noviembre de 2011 de la Notaría Única de Pradera y matrícula inmobiliaria 378-85857. María Enedys Grajales Astudillo es propietaria de un lote de 140 metros ubicado en el corregimiento de Lomitas, según matrícula inmobiliaria 378-131862 y escritura 892 del 14 de octubre de 2010 de la Notaría Única de Pradera. Yamileth Chantre Ceballos es propietaria, junto con siete personas más de su grupo familiar, de dos lotes en el corregimiento de La Buitrera, municipio de Palmira. Uno es de tres hectáreas más 9000 metros cuadrados y el otro es de tres hectáreas más 6000 metros cuadrados, tal como lo certifican las matrículas inmobiliarias 378-100189 y 378-139023 de la Oficina de Registro de Palmira.Los implicadosEl País encontró a Lucía Elisa Obando Melo, esposa de Manuel Telésforo Chilangua Yela, en la casa que aparece registrada a su nombre en el barrio Berlín. Según la mujer, esa vivienda no es de su propiedad, ni de su esposo, sino de un familiar. Asegura que tanto ella como Manuel Chilangua viven en la casa entregada por el Gobierno. “Allá vamos a dormir. En el día estamos más tiempo en esta casa porque acá viven mis hijas. Además, la venta de arepas y de carbón está aquí”, afirma. Una de sus hijas, Alexandra Maricela Chilangua Obando, también es beneficiaria de una de las viviendas de Altos de la Pradera. El País comprobó que la casa no está ocupada porque están construyendo en el lote de la parte posterior de la casa. La señora Obando Melo dijo que una vez termine la construcción, su hijo, Orlando Chilagua Obando, será el que ocupe la vivienda.De las propietarias de los lotes, este diario solo pudo ubicar a María Enedys Grajales Astudillo, quien reconoce ser dueña del terreno en Lomitas. “Esa situación la informé en la convocatoria, el Ministerio de Vivienda y el DPS lo saben y me explicaron que no me inhabilitaba a participar en la adjudicación de las viviendas gratuitas”, dice.Según los vecinos, Yamileth Chantre Ceballos dejó algunas cosas en la casa gratis, pero va esporádicamente. Sobre Carmen Julia Medina Aley, nadie en el barrio dio razón.La coordinadora de Procesos Comunitarios del Departamento de Vivienda Social de Comfandi, Olga Lucía Velasco, dijo que 87 de las 91 viviendas ya fueron ocupadas por los beneficiarios.Agregó que algunas personas son difíciles de ubicar en la urbanización, puesto que trabajan en fincas. “Llegan muy tarde, o están los fines de semana”, anota. Respuesta del GobiernoEl viceministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, asegura que toda la población que fue escogida para ser beneficiaria del programa está inscrita en el Registro Único de Población Desplazada o en la Red Unidos, de lucha contra la pobreza extrema.“El Ministerio parte del listado que entregó el Departamento de Prosperidad Social y de allí se verifica que las personas no tengan vivienda”, explica.Frente al caso de Manuel Telésforo Chilangua Yela, el Viceministro indica que a partir de la denuncia de El País, se estudiará si esta persona es propietaria de otra vivienda en Pradera. Agrega que si el Ministerio comprueba que el beneficiario mintió sobre ese hecho, se iniciará con el proceso de revocatoria del subsidio y se denunciará en la Fiscalía. Sobre los propietarios de los lotes, Henao asegura que no existe ninguna inhabilidad porque la norma permite que sean dueños de terrenos, siempre que no tengan casas edificadas en ellos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad