Segunda fase de obras del dique del norte del Valle están en veremos

Octubre 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Cartago
Segunda fase de obras del dique del norte del Valle están en veremos

Muchas de las familias cuyas viviendas están asentadas junto al río Cauca aseguran que no están allí ilegalmente, que llevan años viviendo en ellas y que sus hijos nacieron allí, por lo que piden una solución que satisfaga sus necesidades, ya que su sustento depende en gran medida de la actividad agrícola.

Pese a que la rehabilitación del jarillón de la zona RUT (Roldanillo, La Unión y Toro ) avanza, los trabajos programados para febrero estarían en riesgo sino se reubican las familias asentadas en la orilla del Cauca.

El mensaje de la gerente general del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder fue claro: “Para el año entrante se requiere que la ribera del río Cauca esté libre para continuar las obras en el jarillón de la zona Rut”.El anuncio hecho por Miriam Villegas Villegas en su visita a Roldanillo estuvo acompañado de un llamado de atención para los mandatarios de esa localidad, La Unión y Toro, que tienen injerencia en el Distrito de Riego.Según ella, “no hay compromiso de los alcaldes para reubicar a las familias asentadas. Lo importante es que se haga un censo y que no se permita que nuevas personas invadan”.Lo cierto es que, aunque las obras que iniciaron hace un par de meses van de acuerdo al cronograma establecido, según Félix Garzón, director de la intervención por la Unión Temporal RUT, aún no hay claridad sobre cuándo serán reubicadas las cerca de 160 familias asentadas allí ni adónde serían trasladadas.De acuerdo con el alcalde de Roldanillo, Julián Cabrera, “el Municipio no tiene tierras para esas labores ni recursos para comprarlas”.Sin embargo, la Gerente del Incoder indicó que es obligación de los burgomaestres buscar los terrenos: “Nosotros, a través del Fondo de Adaptación, conseguiremos los subsidios de vivienda para estas familias afectadas por el invierno”.De no ser así, la segunda fase del proyecto, avaluada en $14.000 millones y que según Evelio Varela, presidente de la Junta Directiva de Asorut, iniciaría en febrero del próximo año, “no se podría ejecutar”.Entre tanto, el representante a la Cámara Henry Arcila les propuso a los alcaldes que financien con créditos la compra de los lotes que se requieren.“Así podemos asignar parte de los recursos que jalonamos para La Unión y Roldanillo”, precisó.Sin embargo, pidió celeridad en la presentación del proyecto que sería incluido en la apropiación de recursos del orden nacional para la vigencia 2013.Siguen allíMientras tanto, las cerca de 160 familias que fueron censadas durante la pasada ola invernal continúan allí. Es el caso de José Manuel Calzada Rodríguez, quien vive en una humilde vivienda localizada cerca al Cauca, junto a su esposa, su hijo y su nieto.Él espera que la reubicación no se haga en la ciudad, sino en una zona rural donde puedan tener una parcela para cultivar y criar animales.Al respecto, la Gerente del Incoder explicó que “se trasladarían hacia una casa campesina pequeña donde puedan sembrar árboles y tener sus animales, pero no a fincas de gran extensión”.Las obrasEl contrato firmado entre el Incoder y la Unión Temporal RUT 2012 tiene un plazo de ejecución de seis meses contados a partir del 29 de junio, es decir que los trabajos deberían estar finalizadas antes de enero.El convenio comprende las obras de rehabilitación del Distrito de Adecuación de Tierras de Roldanillo, La Unión y Toro, RUT, por una cuantía de $18.598 millones y una interventoría externa por $1.398 millones.La construcción, según un informe del Incoder, consiste en el realce del dique protector sobre el río, obra que ya está adelantada en varios tramos. Además de proteger las áreas de irrigación y las viviendas ubicadas en la parte izquierda del afluente. Entre las labores a ejecutar se encuentran la protección del dique marginal, la rehabilitación de los canales de riego, la reposición de equipos de bombeo y el sistema eléctrico de las estaciones Candelaria, Cayetana, San Luis, Ceros y el mantenimiento de equipos de la Estación Tierra Blanca.Para el Presidente de la Junta Directiva de Asorut “lo que se ha hecho hasta ahora por parte del constructor nos tiene muy satisfechos, muchos piensan que es solo el realce del jarillón, pero esto incluye obras complementarias como el cambio de las 250 compuertas del Distrito”.Adicionalmente, esta fase tiene previsto el mejoramiento de las vías, que permitirá que en cualquier época del año puedan trasladarse las cosechas de frutales y de maíz, caña y arroz, entre otros productos que se vieron afectados por la ola invernal.Es de recordar que este distrito de riego resultó afectado en el 2010, cuando el nivel del Cauca superó en varios puentes la cota de inundación, anegando gran parte de las 10.800 hectáreas de cultivos que lo conforman.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad