Se enciende la campaña electoral por la Gobernación del Valle del Cauca

Se enciende la campaña electoral por la Gobernación del Valle del Cauca

Mayo 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País

La cifra de abstencionismo en el Valle es del 50%, este es el principal problema al momento de las elecciones. Diferentes sectores de la región impulsan una campaña para que los vallecaucanos salgan a votar.

Con la expedición del decreto con que el Gobierno Nacional convocó el pasado viernes a elecciones atípicas para la Gobernación del Valle, empezó una carrera contra el reloj para los sectores políticos, sociales y empresariales con una premisa clara: el departamento no puede darse el lujo de volver a equivocarse.Más allá de la importancia de elegir a un candidato de consenso, libre de cuestionamientos y que logre restituirle la imagen al Valle del Cauca, algunos analistas advierten sobre las circunstancias de tiempo y modo que pueden llevar a que los electores incurran en los mismos errores de las últimas elecciones.Al ya conocido problema del abstencionismo, en el que menos del 50% de las personas habilitadas ha salido a votar en los últimos años, se suma el hecho de que no hay en juego cargos que conciten la atención de la gente como juntas locales o concejos, Asamblea, situación que se agrava si se tiene en cuenta que las elecciones se harán en un puente festivo.Germán Jaramillo, presidente del Comité Intergremial del Valle, asegura que, por la situación del departamento, no hay excusa para que ningún vallecaucano se sienta liberado de la responsabilidad de participar en este proceso electoral. “La crisis de la Gobernación es lamentable y no puede ningún vallecaucano quedarse ese día en casa. Los gremios vamos a convocar a todo el sector empresarial para que sus trabajadores entiendan la responsabilidad de este día. Para tener actos de responsabilidad con el Valle, no pueden haber puentes, más en esta ocasión, así que esa no puede ser una dificultad para movilizar la opinión y el voto espontáneo de quienes quieran participar en el rescate de la Gobernación del Valle”, aseguró Jaramillo.El analista y politólogo Alberto Ramos señaló que por ser elecciones por fuera del calendario normal, mucha gente no se motivará porque los grandes impulsadores del electorado son quienes tienen intereses de llegar a los concejos y la Asamblea. “Sin embargo, si se hace una buena difusión del proceso electoral, como medida para salir de la crisis y el vacío de gobernabilidad, puede ser que la gente se involucre y vaya a votar”. “Se prevé que el comportamiento electoral va a ser la sumatoria de las estructuras políticas y los líderes de los pueblos saben manejar los votos amarrados o clientelizados, y esa disciplina que ha tenido la gente del PIN y del MÍO para reclutar esa votación en los municipios, no la tienen los partidos tradicionales”, advierte Ramos.Un pésimo antecedente de elecciones atípicas para Gobernación fueron las realizadas en el departamento de Bolívar a finales del año 2010, donde sólo participó el 10% de las más de 1.300.000 personas que estaban habilitadas por la Registraduría para votar.Un hecho que, de repetirse, aseguran los analistas, sería muy lamentable porque el Gobierno Nacional destinará a estas elecciones atípicas en el Valle alrededor de $20.000 millones. Lo que dicen las cuentas Si en esta oportunidad lo que se impone en el proceso electoral son los intereses del Valle del Cauca y no los de sectores partidistas, el consenso en torno a un candidato de la Unidad Nacional será suficiente para garantizar un cambio de rumbo favorable al departamento.Aunque la votación difícilmente será la misma de octubre del año pasado, si se suman los guarismos de los candidatos que harían parte de la Unidad Nacional, sumarían cerca de 650.000 votos (los 450.000 que obtuvo la alianza que respaldó a Jorge Homero y los 200.000 votos que logró en solitario Ubeimar Delgado), contra los 450.000 que sacó Useche con el PÍN y del MÍO.Un papel fundamental serían el que jueguen los sectores que respaldaron a los mandatarios elegidos en las 42 alcaldías del departamento, donde también son mayoría los alcaldes elegidos por los partidos de la Unidad Nacional, que se impusieron en cerca de 30 alcaldías, contra las 10 que quedaron en manos de personas cercanas al PÍN.No obstante, la balanza electoral podría inclinarse de manera negativa si todos los respaldos no quedan en cabeza de la misma persona.El excontralor general Manuel Francisco Becerra indicó que “ojalá al Valle no le vaya a pasar lo que le ocurrió a Bogotá, que se dividieron los candidatos y una persona con un escaso 30% de votos está gobernando la Capital con los resultados que hoy vemos. Esta es la oportunidad de demostrar grandeza y ojalá los dirigentes políticos entiendan que estamos ante una oportunidad única”. “Los políticos del Valle del Cauca tiene que entender que la vaquita lechera que los ha sostenido durante tanto tiempo se está acabando y llegó el momento de recuperarlo, y es ahora. El departamento está en unas condiciones verdaderamente dramáticas y hoy más que nunca necesitamos la unidad para elegir un gobernador gerente”, indicó Becerra. Según los analistas, la sabiduría popular reza que nadie experimenta en cuerpo ajeno, sin embargo el Valle del Cauca lleva más de un lustro soportando la arremetida de las malas decisiones y por eso cree que llegó la hora de pensar con cabeza fría. Las cartas están echadas. Los posibles candidatos a la Gobernación del Valle Fernando Garcés, ex funcionario del Valle del Cauca. Luis Fernando Cruz, ex candidato a alcalde de Cali. Ricardo Cobo LLoreda, ex alcalde de Cali. Jorge Homero Giraldo, ex candidato a gobernador. Griselda Janeth Restrepo, ex senadora liberal. Ubeimar Delgado, ex candidato a gobernador del Valle. Sigifredo López, ex diputado del Valle del Cauca. Guillermo Ulloa, ex gerente de la Licorera del Valle. Francined Cano, ex candidata a la Cámara. Otros posibles aspirantes Luis Fernando Londoño Capurro, aunque se alejó de la política, diversos sectores lo ven como opción. Álvaro José Correa, lo promueven del sector empresarial y estuvo con Santos en la campaña. Carlos Holmes Trujillo, su nombre lo promueven en sectores liberales. Fabio Arroyave, el ex concejal de Cali ha mostrado su deseo de participar. Emilio Merino, ex diputado del Valle que lo promueven un sector azul en el departamento. Marcela Arias, terapista respiratoria y ex candidata al Concejo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad