Río Amaime se llevó nueve viviendas del asentamiento Barrio Azul

Río Amaime se llevó nueve viviendas del asentamiento Barrio Azul

Diciembre 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Río Amaime se llevó nueve viviendas del asentamiento Barrio Azul

Se calcula que el número de damnificados que ha dejado la creciente del afluente podría llegar a cien personas.

Se calcula que el número de damnificados que ha dejado la creciente del afluente podría llegar a cien personas, las cuales han debido buscar refugios en las casas de amigos y familiares.

Nueve viviendas del asentamiento subnormal de Barrio Azul, en el corregimiento de Amaime, fueron arrasadas el pasado miércoles por el río del mismo nombre que está a punto de llevarse aguas abajo otras cinco casas del sector. Se calcula que el número de damnificados que ha dejado la creciente del afluente podría llegar a cien personas, las cuales han debido buscar refugios en las casas de amigos y familiares. Sin embargo, el líder del lugar, Luis Emilio Cano, sostuvo que en alto riesgo hay 40 viviendas, pero son 140 casas las que podrían verse afectadas si el río no baja su nivel."Somos 180 familias las que vivimos en este sector. La mayoría somos gente desplazada que vive de trabajar como carretilleros, areneros y oficios varios. No tenemos a donde ir por eso es que debemos esperar aquí a ver qué pasa", repuso Luis Emilio quien indicó que una de las afectadas con esta tragedia fue su hija, María Magalena quien vive con su esposo y sus dos hijos de 14 y 7 años. "Lo único que quedó de esas casas fueron los números", subrayo Cano.La mayoría de las viviendas del asentamiento son construidas con esterilla y plástico y están ubicadas en la ribera del río Amaime, por eso cada que se presenta una temporada invernal se ven en riesgo de ser arrastradas por las aguas. "Hoy como es festivo no se puede hacer nada, pero vamos a esperar mañana a ver si viene el Alcalde y nos colabora", señaló Luis Emilio. De otro lado, Guillermo Rosero, presidente de la JAC del corregimiento La Dolores, al occidente de Palmira, informó que llevan tres días luchando por levantar más el jarillón que protege la población del río Cauca. Según dijo, los niveles del río han aumentado de una manera que no se veía en más de once años, poniendo en peligro a todos los habitantes del lugar."En inmediaciones del sector El Paso es que estamos reforzando el jarillón. Llevamos tes días trabajando para evitar que el río Cauca se nos meta a la población", sostuvo el líder comunal quien reiteró que los problemas en las vías del corregimiento no han mejorado debido a la falta de un sistema de alcantarillado. Sin embargo, reiteró que su mayor preocupación en estos momentos en que no se inunden por el río Cauca.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad