Resurge la amenaza de derrumbes en la vía al mar

Resurge la amenaza de derrumbes en la vía al Mar

Mayo 29, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Vía al Mar Derrumbes

En inmediaciones al kilómetro 16 de la vía al mar un deslave de tierra y material vegetal cayó sobre un negocio que había en el sector. Esta fue la única estructura afectada sobre el corredor.

Jorge Orozco / El País

Los treinta derrumbes que se generaron sobre la vía al mar, producto de las lluvias registradas en las últimas horas en Cali, dejaron al desnudo una vez más la vulnerabilidad de este corredor vial a los movimientos en masa y la necesidad de ejecutar obras que mitiguen la caída de tierra.

Los deslizamientos, que se registraron entre los kilómetros 7 y 30, generaron daños en un negocio y ocasionaron problemas de movilidad, más no afectaron a personas. En el sector se concentraron esfuerzos del Invías para retirar el material que cayó sobre la vía y así normalizar el flujo de vehículos, labores que fueron apoyadas por equipos de la Secretaría de Infraestructura y Valorización Municipal.

Y es que la tierra que compone la montaña sobre la que se posa la vía al mar tiene características arcillosas, es poco cohesiva y que tiene una facilidad de desprendimiento alta, según el Instituto Nacional de Vías, Invías.

Vea aquí: 'Video: un puente vehicular destruido y otros estragos de la creciente de ríos en el oeste de Cali'.

“En la zona hay fallas geológicas que se acentúan con las lluvias, sobre todo cuando caen grandes cantidades de agua, lo que sobresatura el suelo y genera los deslizamientos. Esto también se presenta en temporada seca porque en la parte alta de la montaña el agua hace grietas y se infiltra en la tierra, posteriormente, cuando para la lluvia y el suelo se seca, quedan terrones que se desprenden cuando ni siquiera hay precipitaciones”, indica el director del Invías en el Valle del Cauca, Edgar Iván Quintero.

De acuerdo con el funcionario, los sectores más críticos y proclives a sufrir deslizamientos de grandes magnitudes se ubican entre los kilómetros 12 y 18 y en el 26. “Estos son tramos que nos tienen en alerta roja y en los que tenemos gente concentrada para hacer monitoreo y atender el evento en caso de que se produzca”, dijo Quintero.

La Asociación de Ingenieros del Valle explica que los deslizamientos en el sector obedecen “a factores netamente geológicos y de inestabilidad de los terrenos, pues para trazar esta vía y hacerla más expedita fue necesario cortar la montaña dejando taludes pronunciados al costado, lo que genera escurrimientos de tierra mientras el terreno se estabiliza”.

La Asociación señala que “antes de los inviernos se debe tener un mapeo de los sitios vulnerables y estar previniendo oportunamente para que los taludes no se deslicen; las autoridades no se deben olvidar de los planes de contingencia, porque esta semana se bloqueó la vía pero se pueden ocasionar accidentes graves que involucren personas”.

Vía al Mar Derrumbes

Antes del Kilómetro 18 se registró uno de lo deslizamientos de mayores dimensiones, que abarcó casi un carril de la vía.

Jorge Orozco / El País

Sin soluciones a la vista

Daniel Sánchez, residente de La Elvira, señala que los derrumbes sobre la vía al mar son históricos, especialmente en el tramo que separa a Cali de Dagua. “Cada vez que hay un aguacero fuerte la vía colapsa porque empiezan a caer desde rocas pequeñas a cantidades de tierra muy grandes. La culpa de esto también la tienen las invasiones, porque construyen en sitios donde no se debe y terminan afectando el terreno y haciéndolo vulnerable”, comenta.

No obstante esta situación, las obras de infraestructura para ponerle coto a los deslaves no parecen ser una prioridad en el futuro cercano.

Quintero indica que la solución a estos deslizamientos involucra la construcción de zanjas de coronación, que son drenajes que se hacen en la parte alta de la montaña. “En otros tramos hay que hacer muros de contención, pero es algo que no está proyectado ejecutar próximamente porque estamos sujetos a las disposiciones del Ministerio de Hacienda y los recursos no son aprobados con la celeridad que se requiere”, advierte el Director departamental del Invías.

Lea también: 'Continúa búsqueda de joven que fue arrastrado por el río Cali este lunes'.

Entre tanto, la Asociación de Ingenieros del Valle advierte que el control de estos movimientos en masa se puede lograr con inversiones de menor escala.

“Se puede revegetalizar la zona y sembrar plantas con raíces profundas y que ayudan a contener el deslizamiento superficial de la tierra. También se pueden generar caminos al agua por todo lo largo del talud, a través de escalinatas, para quitarle energía al agua y no se venga como un torrente. Estas son soluciones que se pueden ejecutar en el corto y mediano plazo, pero es muy importante que antes se haga un diagnóstico completo de los sectores más vulnerables y en los que esas intervenciones sí van a generar un impacto”, afirma el ente.

Vía al Mar Derrumbes

A la altura del Kilómetro 12 se presentó la caída de varios árboles y tierra sobre el pavimento. Hubo tráfico lento.

Jorge Orozco / El País

Buenaventura, en normalidad

Pese a que los deslizamientos suelen ser una constante en la vía Buga - Loboguerrero, cuando hay temporada de lluvias, el Instituto Ncional de Vías, informó que sobre este corredor vial hay total normalidad y que no se han registrado deslaves que impacten la movilidad.

De acuerdo con el director departamental del Invías, Edgar Iván Quintero, las precipitaciones no han incidido en movimientos en masa significativos “ni tienen la vía en situación de alto riesgo, como ocurrió en años pasados en el corredor que comunica con Buenaventura”.

El funcionario señaló que “La Balastrera está, prácticamente, quieta. Por allí no hay tránsito, aunque hoy se podría usar esa vía porque la chorreada de material cesó luego que hicieron zanjas de coronación para estabilizar los taludes en la zona; por ese sector se está utilizando un viaducto que se hizo al frente y por ese sector están transitando los vehículos en ambos sentidos”.

No cesa la búsqueda de ‘Yeyé’

Un joven de 16 años, identificado como Jefferson Castillo, mejor conocido como ‘Yeyé’, continúa desaparecido luego de lanzarse al río Cali y ser arrastrado por el afluente el pasado lunes.

El sargento del Cuerpo de Bomberos de Cali, John Rodas, dijo que “seguimos en la búsqueda pero hasta el momento no se ha podido dar con el paradero del cuerpo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad