Renace el cultivo de algodón en el departamento

Agosto 24, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Tras dos años sin siembras, se alista una cosecha en 769 hectáreas apoyadas en un 100% con semillas transgénicas o genéticamente modificadas. El 2011 podría ser el año más prometedor.

El Valle del Cauca volverá a tener cosecha algodonera dentro de un mes luego de dos años, tiempo en el cual ese cultivo prácticamente desapareció de las fértiles tierras de la región.Se trata de 769 hectáreas de siembras apoyadas en un 100% con semillas transgénicas o genéticamente modificadas, cuya producción se estima será de unos 1.300 kilogramos por hectárea (de semilla y fibra), la más alta del país.Según la presidenta de la Confederación Colombiana del Algodón, Luz Amparo Fonseca, “se trata de un gran esfuerzo de los productores de ese departamento, el cual amerita el mayor apoyo del Gobierno Nacional en los próximos años”.Los cultivos están localizados en fincas de los municipios de Tuluá, Bugalagrande, Andalucía, Yumbo y Cartago.Las siembras de la fibra registraron un fuerte descenso desde el 2008, cuando se recogió la última cosecha, debido a problemas fitosanitarios, al igual que por dificultades financieras por parte de Asalgodón y Corpoalgodón, que actuaban como operadores. Tanto que en el 2009 no hubo cultivos.“Faltó una respuesta institucional con refinanciaciones oportunas, lo cual llevó a una cesación de actividades. Si el cultivo de algodón no tiene integradores fuertes y buen financiamiento no podrá sobrevivir a una o dos temporadas de mal clima”. enfatizó la señora Fonseca.Por su parte, el representante de la Unión Temporal Algodón Valle del Cauca 2010, Andrés Mejía, indicó que “por fortuna los problemas se están superando y ahora los precios para los productores son mejores. Hoy ese precio garantizado por el Gobierno es de $5 millones por tonelada, lo cual nos brinda estabilidad para continuar sembrando. Y ante todo por los alcances de un Documento Conpes que garantiza mejores precios al sector algodonero hasta el año 2015”.Lo más importante, agregó, es que este tipo de cultivo de ciclo corto, está brindando empleo directo a 1,2 personas por hectárea.Resistencia y productividadMejía explicó que el uso de semillas transgénicas, además de incrementar la productividad y la resistencia a las plagas, permite una reducción del 16% en los costos en la aplicación de herbicidas para el control de malezas.La productividad de la fibra es superior a la del Huila, Tolima y Cesar, la cual oscila entre 900 y 1.100 kilogramos por hectárea.El resurgimiento algodonero en el departamento fue posible en virtud de una alianza entre Semillas Valle, Bayer con tecnología Monsanto y los productores de la zona.El directivo indicó que una vez se analicen los rendimientos y la evolución de los cultivos, es factible que el área de siembras se incremente hasta las 1.200 hectáreas en el 2011.Como se recordará, el Valle del Cauca llegó a ser uno de los departamentos con el mayor número de siembras de algodón de fibra larga en Colombia, pero debido a problemas de costos y precios, esa actividad decayó paulatinamente.También los problemas climáticos afectaron de alguna forma los cultivos de la fibra vegetal, generando una menor cosecha.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad