Reinado en la cárcel de Jamundí por día de la Virgen de las Mercedes

Reinado en la cárcel de Jamundí por día de la Virgen de las Mercedes

Septiembre 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Reinado en la cárcel de Jamundí por día de la Virgen de las Mercedes

Lina Marcela Grajales López, nacida en Roldanillo y condenada a 51 meses por encubrimiento de un crimen y hurto, es la nueva reina de la cárcel de Jamundí.

El día de la Virgen de las Mercedes, en la cárcel de Jamundí, sirvió de pretexto para elegir a la reina del penal. Relato de una coronación desconocida.

Hay belleza allá adentro. Ayer, bajo un sol calcinante y una temperatura no menor de 35 grados, 1.080 bulliciosas reclusas del Centro de Reclusión de Mujeres de Jamundí celebraron la fiesta de la Virgen de las Mercedes con una fiesta que, entre otras cosas, sirvió para elegir a la nueva reina del penal. Cada pabellón trabajó durante diez días para ganarse los concursos de mejor Pabellón, mejor gruta a la Virgen, mejor barra de bastoneras, mejor comparsa. Las barras, identificadas por colores, coreaban sus consignas a grito herido mientras Doggy, el locutor de una emisora, las animaba desde la tarima.La directora del Centro, Claudia Patricia Giraldo, logró una vez más que la celebración haya salido bien y que al menos por un día estas mujeres olvidaran que están privadas de su libertad. Los invitados que asistieron olvidaron también que habían tenido que pasar por requisas, sellos, perros adiestrados y se hundieron en la alegría general. Una reina que espera redenciónEl acto que calentó el ambiente fue el desfile de las diez candidatas al reinado, mientras un jurado integrado por 15 personas, entre quienes se encontraba el Alcalde de Jamundí, un juez, el director académico de la Escuela Gastronómica de Occidente y periodistas que se vieron en calzas prietas para elegir una sola ganadora. Los trajes que representaban figuras míticas de la cultura colombiana, fueron muy creativos. La ganadora de 23 años, impactó no solo por su belleza sino porque desfiló con muletas: perdió su pierna derecha a los 8 años. Lina Marcela Grajales López, nacida en Roldanillo y condenada a 51 meses por encubrimiento de un crimen y hurto, es una reina que espera le otorguen la redención, pues ha cumplido más de un año tanto en el Buen Pastor como en Jamundí.Cuando el animador dio su nombre el patio estalló en vítores, sus compañeras la rodearon y la alzaron. Corona y muleta cayeron al vacío. Hay belleza allá adentro.Premios y regalosAntes de iniciar el programa que se prolongó hasta las 6 de la tarde, el cura párroco de la iglesia de Jamundí bendijo el acto y la Directora del Centro hizo entrega de premios a las mejores internas de cada uno de los patios. El patio mejor decorado lo ganaron, por ejemplo, las maternas que escogieron un tema llanero. El premio a la gruta de la Virgen fue otorgado a las internas de los años dorados, cuya tema era la cultura paisa.Las barras, representantes de los Llanos, la Costa Atlántica, los Santanderes, Nariño, Amazonas, Valle del Cauca, Tolima, Costa Pacífica, Antioquia y la región cundi-boyacense, dieron muestras de mucha creatividad. Se destacaron especialmente las de la Costa, los Santanderes, el Valle y Nariño. Ganó esta última.La comparsa ganadora fue la del Valle del Cauca, con una réplica del sistema de transporte MÍO hecha en cartón. De allí, de esos buses hechos tras los barrotes, descendió el grupo de baile que bailo el Cali Pachanguero. Vimos desfilar el Carnaval de Barranquilla con sus congos, el mapalé, Joselito Carnaval. Bailar el joropo en el que los niños participaron taconeando con sus diminutos pies. La familia Castañeda de Pasto, el Sanjuanero tolimense con la Llorona, el Mohan y las bailarinas. La música brasilera- amazónica llena de sensualidad. Los pasillos coloniales, rítmicos y acompañados de bandeja paisa, las chirimías del Pacífico.Reinas y princesasNeify Gámez, la Reina del Centro de Reclusión del 2011, condenada a 25 años, pero que saldrá en 10 por buen comportamiento, coronó a Lina Marcela Grajales, la joven con una pierna mutilada, que llora todavía la muerte de su mama, ocurrida hace 9 meses por un cáncer en los huesos. Llora la reina, que al sepelio no pudo asistir.Acto seguido, y mientras los Mariachis aumentaban la temperatura ambiental con sus rancheras, fue servido el almuerzo para internas, jurados, guardas e invitados: ternera a la llanera. “La fiesta fue posible gracias a donaciones de los comerciantes de Granada: Fernando Gómez, Oscar Zuluaga, Néstor Zuluaga y Diana Gómez, la Licorera del Valle y otros generosos aportantes”, dijo la Directora Claudia Patricia Giraldo, mientras impartía órdenes para que todo quedara impecable, antes de retirarse a descansar.Atrás había quedado la fiesta. Atrás quedaron los pabellones decorados. Atrás las reinas, atrás las comparsas. Atrás, al final del día, quedó esa cárcel llena de mujeres que luchan. Que intentan. Que insisten. Allá quedaron. Bellas. De distintas formas. Reinas y princesas. Reinas sin corona. Princesas de cuentos que esperan por un final feliz. Allá quedaron Porque h Hay belleza allá adentro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad