Red de salud de Cali lanzó SOS por los pacientes de Caprecom

Red de salud de Cali lanzó SOS por los pacientes de Caprecom

Marzo 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Red de salud de Cali lanzó SOS por  los pacientes de Caprecom

Los afiliados a Caprecom denuncian fallas de calidad y cobertura, pues muchos no pueden acceder a las IPS contratadas por dificultades de desplazamiento.

Solo 6 IPS atienden a los 98.000 pacientes de esta EPS del régimen subsidiado. Secretaría de Salud dice que estos sitios no cumplen con lo requerido.

La red de salud de Cali ya no sabe qué hacer con Caprecom. Ayer, los gerentes de las cinco ESE (Empresas Sociales del Estado) de la ciudad lanzaron un llamado de alerta debido a las dificultades que están teniendo los 98.000 afiliados a esta EPS del régimen subsidiado. La entidad redujo de 106 a 6 las instituciones donde sus pacientes pueden ser atendidos y según los directivos de las ESE, Caprecom no ha pagado carteras vencidas y retuvo el pago de febrero, como medida de presión hacia sus instituciones. El origen del problemaEste año, los dirigentes le solicitaron a Caprecom incrementar la tarifa que debe pagar a las ESE por cada afiliado, petición que la EPS negó, a pesar de que dicho incremento está regulado por decreto y las entidades. Según los voceros de las ESE, aceptaron trabajar en “el 2014 con tarifas del 2013 en solidaridad por el grave déficit financiero de Caprecom”. Señalaron que este año resultó imposible renovar contratos en dichas condiciones. Pero lo que los motivó a responsabilizar ayer a Caprecom por las consecuencias catastróficas que puede tener esta situación en la vida y salud de los usuarios, es “la nula disposición” de la Gerente General, Luisa Fernanda Tovar para llegar a un acuerdo. Dicen que no contesta sus llamados ni responde las solicitudes escritas, que ya han sido cursadas también a entes reguladores, como la Superintendencia de Salud. “No creemos justo que la gerente general, en una actitud arrogante, arbitraria y dominante, ni siquiera considere la posibilidad de sentarse a negociar. No hemos sido nosotros quienes cerramos las puertas al diálogo”, expresó Alexander Durán, gerente de la Red de Salud Ladera.La inexistencia de un acuerdo para firmar contratos de prestación de servicios hizo que las ESE comenzaran a atender solamente a mujeres embarazadas, niños menores de un año y urgencias, cancelando otros servicios considerados vitales, como los controles, procedimientos menores, vacunación, promoción y prevención y morbilidad. “La única respuesta que hemos recibido es la de ‘les pagamos esto y si quieren así, los miramos, y si no, no’. El Gobierno ya giró el dinero, los recursos ya están en sus arcas, pero no quieren pagar porque la Gerente General lo está usando para subsanar déficit, algo que no puede hacer”, afirmó María Piedad Echeverry, gerente de la Red de Salud Norte.Los pacientes, los más afectadosEl Secretario de Salud de Cali, Harold Alberto Suárez, indicó que ante la falta de un acuerdo, con el apoyo del Superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz, le solicitó a la EPS presentar una red alterna de instituciones que prestara la atención. La respuesta de Caprecom sólo llegó luego de la insistencia del Secretario mediante tres oficios enviados la semana pasada. La EPS presentó ocho IPS, que fueron auditadas por la Secretaría y en las que se encontraron serias irregularidades. “Nos llamó la atención que no se evidenció la contratación de servicios de primer nivel para 4463 usuarios, los contratos están por menos de un año y varias instituciones no se encuentran habilitadas para atender muchos de los servicios, lo que vulnera el derecho a la vida y salud de los pacientes, pues hay barreras de tipo geográfico, arquitectónico, tecnológico. Los menores son los más afectados”, afirmó Suárez. Según el funcionario, en la Clínica Oriente, una de las instituciones de la red alterna, la oportunidad de las citas es igual o mayor a quince días y la toma de exámenes se limita a 30 muestras diarias. En la IPS Acacias, del barrio El Poblado, los programas de Promoción y Prevención son limitados y sólo hay atención los martes y viernes. Esto, solo por citar algunos ejemplos.La Defensora del Paciente, Mariluz Zuluaga, expresó que desde el cierre de los servicios ha recibido 28 quejas por desconocimiento de los pacientes sobre las instituciones que están atendiendo. A pesar de que las quejas han sido resueltas, le preocupa el impacto que puede tener la reducción del número de instituciones. “Los problemas administrativos y financieros no tienen porqué recaer sobre el paciente”, dijo.La respuesta del jefe Administrativo y Financiero de la sede regional de Caprecom, Mauricio Vidal, fue que la EPS ha realizado pagos anticipados a las ESE y que el no pago de febrero, denunciado por estas, responde a que no se han firmado los contratos. El País intentó comunicarse con Adriana Gómez, Gerente Regional de la EPS, pero no se pudo establecer contacto. Preocupación de usuarios Los representantes de las Ligas de Usuarios manifestaron su inconformidad con las medidas adoptadas por Caprecom, pues dicen que seis instituciones no pueden atender las necesidades reales de los pacientes. “Si tengo un dolor no me lo atienden en nivel dos o tres y eso afecta nuestro bienestar. Nos están quitando la prevención y promoción que las ESE hacen muy bien. Y encima no quieren dejar que los afiliados se vayan a otra EPS, los están reteniendo”, dice María Helena Valencia, una de las representantes, que además denunció agresiones físicas y verbales a una usuaria por parte de un funcionario de Caprecom el 5 de marzo, mientras buscaban respuesta en la entidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad