Recompensa por información de fábricas clandestinas de pólvora en el Valle

Diciembre 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Recompensa por información de fábricas clandestinas de pólvora en el Valle

Así quedó el lugar donde explotó pólvora en La Cumbre, Valle.

El secretario de Gobierno de La Cumbre, Mauricio Otero, asegura que controlar la comercialización y uso de pólvora es muy díficil pues las sanciones son blandas.

Quienes denuncien fábricas clandestinas de pólvora serán recompensados, informaron este martes las autoridades en Cali y el Valle. Para el caso de Cali, el subcomandante operativo de la Policía (con jurisdicción en La Cumbre), Wilson Vergara, aseguró que si la gente no denuncia es muy difícil realizar el control y ofreció una recompensa de hasta $5 millones para quien denuncie esta práctica en la ciudad. "Nos hemos reunidos con las autoridades de La Cumbre y a través de la Sijín se adelantarán las investigaciones a los sitios donde haya expendios de pólvora en ese municipio", afirmó el uniformado.Además, agregó que en el mes de diciembre se han incautado 220 kilos de pólvora a través de los operativos realizados por la Policía Metropolitana.En el resto del departamento, donde el fin de semana pasado se presentaron 16 casos de personas quemadas y un fallecido, la Policía Valle indicó que la recompensa será de un millón de pesos.Así lo indicó el comandante de la Policía Valle, el coronel Fernando Murillo, quien afirmó que debido a la temporada se han incrementado las labores de sensibilización y control en la venta y comercialización de pólvora."La mayor atención se realiza en los municipios donde hay mayor número de habitantes como son: Cartago, Buga, Tuluá, Roldanillo y Buenaventura", informó.Y es que según el coronel Murillo, en lo que va de temporada de fin de año, se ha incautado en todo el departamento más de una tonelada de pólvora. "Buenaventura es el municipio que ha aportado mayor incautación en todo el departamento en este mes de diciembre", agregó.De acuerdo con la secretaria de Gobierno del Valle, Amparo Cardona, se han tomado todas las medidas para el control de la comercialización, fabricación y uso de la pólvora, sin embargo el puente festivo se incrementaron los casos con respecto al 2013."Hoy se realizó una reunión de la mesa departamental (secretarías de Gobierno y salud municipales, así como el Icbf) y se definieron las medidas a tomar en el futuro tanto para las personas que venden estos elementos, como para los padres de menores que resulten lesionados por su manipulación", informó.De igual forma agregó que la Administración Departamental expidió un decreto donde se invitaba a cada municipio a tomar las medidas necesarias para esta problemática. "Es cada entidad la encargada de implementar las medidas restrictivas (decreto)".Indicó que hasta el momento la dependencia ha recibido la notificación de los decretos en los municipios de: El Cairo, Cali, Alcalá, Caicedona, Ulloa, La Cumbre, Candelaria, Florida y Vijes. Sin embargo se aclaró que todos los municipios han tomado las medidas correspondientes.De acuerdo con la ordenanza 343 del 2012 en la que se expide el reglamento de Policía y Convivencia Ciudadana del Valle del Cauca, en el artículo 226 se "prohíbe la fabricación, expendio, uso o empleo de toda clase de elementos pirotécnicos elaborados con fósforo blanco u otras sustancias no permitidas por el Ministerio de Salud, que produzcan detonación y explosión tales como petardos, petacas, martillos, totes, papeletas, tronantes y similares".Además se establece que quienes violen la norma serán sancionados con el decomiso del material utilizado y se les sancionará con multa de diez a veinte salarios mínimos mensuales legales vigentes. También se indica que quien sólo distribuya o comercialice artículos pirotécnicos se le aplicara la mitad de la sanción.Falta más mano duraEl reciente caso de la explosión de una vivienda que servía como sitio clandestino de almacenaje de pólvora en La Cumbre, Valle, en el que murió una persona y dos más resultaron heridas, vuelve a poner en evidencia la falta de un política que establezca sanciones drásticas a las personas que se dedican a esta práctica ilegal. Y así lo sostienen las autoridades de municipios como La Cumbre, al ser cuestionadas sobre los controles a expendios que las comercializan. De acuerdo con el secretario de Gobierno de este municipio, Mauricio Otero, el control a la problemática de la pólvora es muy difícil debido a que a pesar de los constantes controles e incautaciones, las personas sorprendidas no pueden ser judicializadas y reinciden."Esta práctica no está tipificada como un delito, de manera que solo se procede al proceso de incautación del material. Lo que hacemos en los controles es quitar la pólvora", explicó el funcionario.Según Otero, en el caso que se presentó en el barrio Obreros de Cristo, conocido por la concentración de gran parte de las productoras de pólvora de ese municipio, ya se había determinado que en la vivienda se encontraban almacenando el material y se tenía programado un operativo de incautación para este martes."Nosotros quitamos el producido, pero la gente sigue trabajando en este tema. Se ha hecho la sensibilización con la comunidad al igual que con estas personas porque no podemos permitir que se siga presentado esta situación en este municipio", dijo el funcionario.Otero contó que cada diciembre se presenta la misma situación en este barrio desde hace 40 años y que en lo corrido de diciembre se han incautado 10 kilos de pólvora negra."Hemos instalado retenes a las entradas y salidas del municipio, pero tenemos conocimiento que están sacando la pólvora a pie por la montaña hacia Yumbo y de ahí siguen", enfatizó.El comandante de la Policía de La Cumbre, el teniente Francisco Camacho, indicó que dependen de las denuncias de los ciudadanos debido a que este es un tema contravencional."No podemos entrar a ninguna de las casas sin una orden de allanamiento y para esto necesitamos que las personas denuncien los lugares donde se almacena pólvora", afirmó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad