¿Quién podrá salvar a Grajales?

¿Quién podrá salvar a Grajales?

Febrero 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Quién podrá salvar a Grajales?

Las siete empresas que integran el Grupo Grajales generan 2.911 empleos, según el sindicato de trabajadores.

La falta de plata, el Estado, y hasta la naturaleza, tienen otra vez asfixiado al que fue el gran emporio de las frutas en La Unión. Esta es la historia.

La zozobra vuelve a internarse en La Unión, Valle. Las siete unidades de negocios que conforman el Grupo Grajales aún no encuentran el norte y el futuro laboral de alrededor de 4.000 trabajadores, la mayoría de esa población, es incierto.La Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, que administra cuatro empresas, y el consorcio C. Lozano, que tiene a su cargo la administración de las otras tres no han logrado poner a flote la organización después de cinco años de haber sido intervenida por el Gobierno, luego de que la Fiscalía General de la Nación investigara a sus directivos por el presunto delito de concierto para delinquir y lavado de activos.Empleados, sindicato y hasta la comunidad de La Unión coinciden en decir que el Gobierno no sirve para administrar empresas privadas. La alcaldesa del pueblo, Alexandra Arias, va más allá y sostiene que “si las empresas se acaban la economía del municipio se iría al piso y se perjudicaría la estabilidad social del mismo”.Nadie quiere que eso ocurra, pero la realidad muestra un panorama preocupante, pues a juicio de Mario Efrén Isaacs, presidente de la Unión Nacional de Trabajadores del Sector Agroindustrial y Pecuario, Unaltrasap, las cuentas por pagar del Grupo Grajales suman $10.000 millones y las deudas por impuestos a la Dian superan los $13.000 millones.Con la DNELa Dirección Nacional de Estupefacientes administra las empresas Grajales S.A., Casa Grajales, Transporte Espíritu Santo y Ready Fruit y a juzgar por los resultados financieros de cada una de ellas al cierre del 2010 el balance no es halagador.Las cifras parciales que entregó Álvaro José Aparicio Escallón, subdirector de bienes de la DNE dan cuenta de que Transportes Espíritu Santo perdió $24,3 millones; que los pasivos de Ready Fruit superaron los $5.700 millones, mientras que los ingresos operacionales de administración sumaron $346 millones y que los activos totales de Casa Grajales llegan a $25 millones.Pensar en la posibilidad de que el Gobierno, a través de la DNE, venda esas empresas no es posible todavía, “toda vez que el proceso de extinción de dominio aún se encuentra en etapa investigativa, por lo tanto no es posible venderlas, máxime que se requiere la autorización del fiscal que se encuentra conociendo el proceso”, dijo Aparicio Escallón.Lo que pasa en C. LozanoEste consorcio bogotano maneja desde enero del 2010 las restantes tres compañías del Grupo: Hotel Los Viñedos, Agronilo (una empresa de frutas) y Frexco (procesadora de pulpas). Sobre los estados financieros no se conoce nada, pues el gerente Andrés Ramos Pinzón no contestó el llamado de El País. El consorcio debía poner en marcha un plan de inversiones pero a juicio del sindicato no lo ha hecho. Incluso, la DNE está estudiando el contrato que dio en arrendamiento a esa entidad para establecer, con los debidos soportes, la certeza de las aseveraciones del sindicato. Aparicio Escallón añadió que sin el estudio no se puede establecer cuáles han sido realmente los recursos invertidos por el Grupo C. Lozano.Lo cierto es que a los trabajadores de esas empresas no les han pagado sus sueldos desde noviembre del 2010. “Al personal administrativo no le pagan desde hace dos meses”, indicó el líder sindical.A todo ello se suma el daño que causó el invierno de finales del 2010, ya que el 75% de los cultivos se perdieron por las inundaciones y la producción bajó un 90%.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad