¿Quién está detrás de la distribución?

¿Quién está detrás de la distribución?

Septiembre 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El contrato de distribución de licores fue cedido en el 2009 a una empresa que conserva casi los mismos socios. La interventora ahora es su gerente.

Otro aspecto que preocupa a la nueva administración departamental tiene que ver con la cesión del contrato original de distribución de los productos de la ILV, que se hizo el tres de junio de 2009.Según explicó Doney Ospina, ex gerente de la empresa, en entrevista con El País, “la cesión la pidió el distribuidor por un tema de flexibilizar sus posibilidades comerciales y de negocios”.De acuerdo a su versión, la Unión Temporal Comercializadora Logística Integral S.A., quien originalmente se ganó el contrato y estaba conformada por empresas de los señores Edgar Dorronsoro, Edgar Salazar y Norberto Ordoñez, solicitó la cesión porque como Unión Temporal “le era muy difícil acceder al sector financiero y cualquier trámite se le complicaba”.La compañía que se quedó a cargo de la distribución de licores de la ILV se llama UT Comercializadora Integral S.A.S. y es una sociedad por acciones simple.Su nombre suena extraño y es toda una contradicción frente a los argumentos que expone el ex gerente Ospina para justificar la cesión del contrato, pues conservó la sigla UT, aunque ya no es una unión temporal, pero según explicó eso fue algo estratégico porque los mayoristas y el personal de los distintos canales comerciales, ya los conocían así.Esta empresa tiene de socios a Edgar Salazar y parte de su familia, quienes tienen el 5% del capital accionario.Los otros socios son la empresa Alka S.A. inscrita en la Cámara de Comercio de Tuluá, Valle, y cuya principal es Lina Salazar, con el 40% de las acciones.Conserva un 25% del negocio la antigua Comercializadora Logística Integral S.A. cuyos dueños se mencionaron arriba.Por último aparece Inversiones Botero Restrepo & Cia., con el 30% de la propiedad de la nueva empresa, entidad que al parecer tiene su sede principal en el eje cafetero.Otro aspecto que llama la atención es que Paula Martínez, quien hasta hace dos meses se desempeñaba como subgerente comercial y de mercadeo de la ILV, y de acuerdo con el contrato de distribución era la persona encarga de realizar la interventoría, ahora es la nueva gerente del distribuidor, la UT Comercializadora Integral S.A.S.Consultada sobre este cambio, la ex funcionaria afirmó que ella se retiró pues le había salido un puesto en el área de atención al cliente en Emcali, “pero era muy administrativo y preferí retirarme; entonces cuando en el gremio de los licoreros se enteraron me ofrecieron este nuevo reto por mi experiencia en el ramo”.AntecedentesCasos como el de la ex subgerente comercial y de mercadeo de la ILV, Paula Martínez, que tras dejar su cargo en la empresa estatal se fue a trabajar con la empresa privada cuyo contrato debía vigilar, no es único. Hay otro muy sonado en el Valle del Cauca.Se trata de James Murillas, quien luego de ser el gerente general de la Industria de Licores del Valle durante la fallida Gobernación del escritor Gustavo Álvarez Gardeazabal, quien al igual que Abadía también fue destituido; se fue a dirigir Dimerco, la empresa privada que en esa época tenía la distribución oficial de la ILV.En ese momento se dijo de todo: que los secretos industriales, o sea, la formula química del aguardiente y los secretos comerciales, las estrategias para manejar el mercado de la ILV, corrían el peligro de ser divulgados por el ex gerente Murillas. Pese a ello, el tiempo pasó y Dimerco no pudo cumplir con la cuota anual de ventas para el año 2005, motivo por el cual le fue caducado el contrato de distribución exclusiva.En la actualidad James Murillas dirige otra empresa que distribuye licores La Sultana del Valle, firma que hace poco estuvo en el ojo del huracán pues quiso participar en la licitación de noticieros de Telepacífico pero al final desistió sin explicar nada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad