¿Qué tan seguros son los hoteles del Valle?

Junio 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué tan seguros son los hoteles del Valle?

La trágica muerte de un bebé que cayó de un octavo generó preocupación entre la ciudadanía. Autoridades dicen que no se debe estigmatizar al sector hotelero, pero hay cosas por mejorar.

La caída de un bebé de quince meses desde el octavo piso de un emblemático hotel de la ciudad, prendió las alarmas por la  seguridad de ese tipo de establecimientos en Cali.

Por un lado, el lamentable hecho se dio ad portas de la temporada de vacaciones de Cali, donde la ocupación hotelera  tuvo  un crecimiento de cuatro puntos porcentuales el último año. Por ello, desde el gremio que reúne  a los hoteles de la región, Cotelvalle, se hace un llamado para no generar pánico entre los visitantes. Pero por  otro lado hay voces que sostienen que este caso puede sentar precedentes en materia de seguridad en edificaciones, tal como sucedió con las piscinas del país tras el ahogamiento de varios menores.

Hernando Morales, abogado de la familia del menor fallecido, señala que se emprenderán acciones legales con el propósito de establecer responsabilidades en los hechos, pero más allá de ello, para sentar un precedente y  que esto no  vuelva a ocurrir.

“Los estándares internacionales de seguridad dicen que los espacios entre rejas de los balcones deben tener un espacio de máximo de 12 centímetros, por donde no quepa la cabeza del niño, pero nosotros nos encontramos, con técnicos de la Fiscalía y particulares, espacios de 14 y 15 centímetros por donde se cree que el niño cayó”, dice.  

Lea también: Accidente en hotel de Cali dispara alerta entre padres por riesgos de menores

El abogado argumenta que  se trata de una muerte violenta y que la Fiscalía asumió la investigación. “En ese caso los padres se constituirán como víctimas, para lograr establecer lo que pasó. Pero hay otra responsabilidad que puede ser indirecta. Si bien es cierto la niñera se pudo haberse quedado dormida, si el balcón tuviera las medidas adecuadas, al niño no le hubiera pasado nada”.

Morales sostiene que los padres saben que con estas demandas no van a revivir a su bebé, pero sí quieren que otra familia no pase por esta dolorosa situación. “Se tienen que tomar los correctivos tanto desde el punto de vista legislativo como personal”.  

El abogado dijo, además, que en la visita de los peritos de la Fiscalía al hotel se detectó que el acceso al balcón tenía doble cerradura, pero la superior  o servía.

El País trató de contactar en repetidas ocasiones a representantes del Hotel Intecontinental para que dieran su versión, pero no atendieron el llamado. No obstante, el gerente del hotel, Carlos Cabal, explicó a otros medios de comunicación que los balcones del hotel tienen las medidas de seguridad. “Cumple con las especificaciones  de las construcciones de este tipo,  los estándares se cumplen según con lo establecido”, dijo. 

Óscar Guzmán, presidente de Cotelvalle, comentó que los hoteles de Cali  trabajan todos los días para mejorar su seguridad y que el accidente ocurrido en el Hotel Intercontinental es el primero y único de este tipo del que se tenga registro en la ciudad. “Nos duele en el alma lo que sucedió en el Intercontinental, pero el mensaje no debe ser que los hoteles de Cali son inseguros, porque no lo son. Este es un hecho aislado que no corresponde a un descuido del hotel y ocurre ad portas a la temporada vacacional en un sector que viene creciendo”, dijo.

En ese sentido, el ejecutivo manifestó que la ocupación de los turistas, por motivos vacacionales,  en los hoteles de Cali, subió del 34 % al 38   % en el último año y el accidente del niño  no se puede convertir en un mal mensaje.  

Según  el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a la fecha no ha recibido quejas o reclamos por problemas de seguridad en la infraestructura de los hoteles del Valle.

Según el Cuerpo de Bomberos de Cali, la última inspección de seguridad del Hotel Intercontinental  se realizó en diciembre del año pasado y cumplió con todos los requerimientos en control y evacuación de incendios. No obstante, en lo relacionado con balcones, informaron que es un aspecto que no es de su competencia.

Precisaron que en el año 2015 se realizaron 127 inspecciones técnicas de seguridad a establecimientos con actividad económica de alojamiento (hoteles, apartahoteles, residencias, etc.). De esta cantidad, 106 establecimientos cumplían con las normas de protección contra incendios y seguridad humana y fueron certificados;  21 establecimientos no fueron certificados. En el  2016 se han realizado   64 inspecciones técnicas a estos establecimientos, de las cuales  49  se encuentran con certificación vigente y 15 no han sido certificados.

Diego Danilo Orozco, sargento del Cuerpo de Bomberos de Cali, precisa que  se aplica  la norma vigente que data del año 2009 y que establece la seguridad contra incendios que tiene que ver con amplitud de pasillos, vías de ingreso, tamaño de  puertas, la iluminación, la señalización, extintores, escaleras protegidas, etc.     

“Cada año realizamos cerca de 1000 certificaciones en todos los edificios de Cali. Pero antes de aprobarlos hacemos recomendaciones y ajustes. La mayoría cumple. Cada año tiene que renovarse dicho permiso”.

Añade que los hoteles de Cali son más seguros que en años anteriores, “hemos cambiado mucho, sobretodo las nuevas edificaciones”. 

Sin embargo, Hortensia Espitaleta, de la Fundación Mariana Novoa, que trabaja temas de seguridad infantil, dice que los hoteles no tienen ninguna ley que proteja a sus huéspedes. “Los hoteles tienen un seguro de accidentes y pólizas, pero cada uno la tiene de acuerdo a sus necesidades. Los huéspedes pueden tomar el seguro, pero no es obligatorio”. 

En relación con los balcones precisa que pueden tener diferentes medidas, “pero la recomendación para  una baranda de un balcón es que tenga al menos 120 centímetros de altura. Los barrotes deben ser verticales o puede ser de vidrio templado, policarbonato o un muro”. 

Para ella los hoteles deberían ofrecer  a las familias con niños habitaciones en los primeros pisos o  que no tengan balcones. “Los balcones, algunas veces, tienen sillas, mesas, materas y estas sirven como escalón”. 

Según el Cuerpo de Bomberos de Cali, desde el 1 de enero hasta el 15 de junio de este año han acudido a  72 rescates que corresponden a caídas en alturas en diferentes edificios de Cali. En tres casos resultaron involucrados menores con edades de 11, 12 y 15 años, quienes cayeron de segundos pisos, presentando laceraciones varias.

 Versiones del accidente 

La muerte del bebé de 15 meses se dio el pasado martes al caer al vacío desde el octavo piso del Hotel Intercontinental, de Cali. 

De acuerdo con las primeras versiones, el hecho se presentó tras un aparente descuido de la niñera, quien se habría quedado dormida mientras estaba a cargo del menor.

“Pasado el mediodía (martes), los padres salieron del hotel a hacer diligencias y dejaron a la niñera sola con el niño. Ella, aparentemente se quedó dormida dentro de la habitación y el menor salió al balcón. Como es de esperarse, el menor no tenía la capacidad de prever el peligro y cayó por un espacio que había entre las rejas, perdiendo la vida instantáneamente”, indicó la comandante Sandra Marcela Narváez Peréz, jefe del grupo de Protección  de Infancia y Adolescencia de la Policía Metropolitana de Cali. 

De acuerdo con la capitán Narváez, la niñera  tiene 26 años, es oriunda de un municipio de Antioquia y desde hace tres meses se encontraba a cargo del menor. Ella viajó desde Panamá, donde vive la familia del niño, para cuidarlo mientras los padres adelantaban trámites personales.

El menor fue encontrado sin vida por personal de seguridad del hotel hacia las 6:00 p.m. del martes. Los padres del bebé son de origen panameño y habían llegado a Cali  a pasar vacaciones.

Responsabilidades del cuidador 

Para Rodrigo Zamorano,  secretario de Gestión de Riesgo de Cali, pese a todas las normas de seguridad, los primeros respondientes de  los  niños son sus cuidadores. “Un niño no tiene criterio. Antes de ponerle mallas y  barreras a los espacios,  es importante que los padres estén atentos y no aparten la vista de sus niños, sobre todo de los menores de cinco años”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad