¿Qué debe hacer Buenaventura para salir del atraso y la pobreza?

Marzo 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué debe hacer Buenaventura para salir del atraso y la pobreza?

Actualmente el 89% de la población de Buenaventura está en la pobreza y el 43% en condición de indigencia, uno de los peores indicadores del país.

La riqueza portuaria no ha sido suficiente para impulsar el desarrollo de Buenaventura. Dirigentes piden un vuelco total en desarrollo e inversiones. El desempleo es hoy del 63%.

Buenaventura es hoy la ciudad con uno de los mayores contrastes socioeconómicos de Colombia. Mientras sus cuatro terminales marítimos mueven 14 millones de toneladas de carga (como sucedió en 2011), el 80,6% de los pobladores del casco urbano que convive a pocos kilómetros de las grandes grúas pórtico y bodegas, es pobre. Y lo peor es que el desempleo campea a una tasa extraordinaria del 63,4%. En esa condición están unos 163.000 bonaverenses.La riqueza portuaria no ha sido suficiente para impulsar el desarrollo de Buenaventura. Y lo peor es que la ciudad acusa el peor escenario en materia de competitividad para enfrentar los Tratados de Libre Comercio (TLC).El casco urbano enfrenta racionamientos diarios de agua, posee una sola línea de transmisión eléctrica (que la expone a una grave crisis en caso de un apagón), mientras la infraestructura vial, educativa y de salud, es de las más atrasadas del país.De allí que el pasado 23 de febrero, Víctor Traverso, representante en Colombia del Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, afirmó de forma tajante que “la única ciudad-puerto que no es presentable en el Pacífico Latinoamericano es Buenaventura, y mientras esta situación no cambie será difícil que Colombia entre al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Apec)”.Desde entonces ese pronunciamiento ha generado todo tipo de reacciones a favor y en contra.El propio gerente de la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura, Domingo Chinea, reconoce ese panorama: “La ciudad se ha desarrollado muy lentamente frente al desempeño portuario, lo que dista mucho respecto al progreso de otras ciudades latinoamericanas sobre el Pacífico”.“Aquí no hay agua ni para venderle a un barco cuando llega”, sostiene.La solución para Buenaventura, señala por su parte, Germán Jaramillo, presidente del Comité Intergremial del Valle, es “hacer un giro de 180 grados en las políticas y planes de desarrollo, pero con inversiones reales que cobijen a toda la Región Pacífico”.La explicación está en que ello reduciría las migraciones desde el Cauca, Nariño y el Chocó hacia Buenaventura y Cali, que agudizan la pobreza que vive la población bonaverense.Para Ana Lida Revelo, directora de la Cámara de Comercio de Buenaventura, “una tasa de desempleo del 63,4% es muy preocupante”. Reconoce que “hay mucho de cierto en las declaraciones del señor Traverso, aunque nos duela. Pero estamos buscando salir de esa situación de atraso económico con la generación de nuevas fuentes de empleo”.El desafío es grande, ya que entre los años 2009 y 2010, desaparecieron un poco más de 500 microempresas, pues no resistieron los costos tributarios, laborales y de insumos.De no ser porque el 35% de la población activa está refugiada en el subempleo o ‘rebusque’, el escenario social sería peor.Urge zona económica especialEn concepto de Rodrigo Velasco Lloreda, gerente seccional de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, una de las fórmulas para el despegue de esa ciudad, podría ser la de revivir la Zona Económica Especial para Buenaventura.Bajo esa sombrilla, podría estimularse la llegada de inversión extranjera para la apertura de empresas dedicadas al negocio portuario, pesquero, de transformación y con valor agregado.Según el dirigente, “la ciudad está pauperizada, porque no tiene alternativas de desarrollo para mejorar la calidad de vida de su gente y brindar estímulos para la creación de empresas”.La zona económica, anota Velasco Lloreda, es solo un paso. Para ello, consideró la necesidad de que el Gobierno nombre un alto consejero presidencial exclusivamente para Buenaventura.Tal funcionario tendría a su cargo la ejecución del plan de desarrollo del puerto.Se necesitan inversiones por US$3.000 millonesBuenaventura, como lo recordó Traverso, no ha despegado en su desarrollo a pesar de que cuenta con nueve documentos Gonpes y otros tantos estudios. Faltan decisiones políticas y millonariasSegún Germán Jaramillo, presidente del Comité Intergremial del Valle, en la actual coyuntura se necesitan al menos entre US$2.000 millones y US$3.000 millones para el desarrollo urbanístico de ese municipio. “Los US$35 millones girados al Plan Pacífico, apenas fueron un paliativo, pero no una solución”, anotó.En su concepto, el puerto es un imán para las futuras inversiones, pero la ciudad como tal no debe depender sólo de esa actividad. “Buenaventura y su población no puede vivir solo de sus cuatro puertos, sino de otras actividades como la pesca sostenible, que podría generar sustento para 5.000 familias, además de la explotación maderera, el ecoturismo y la biodiversidad”.Admite que aunque Buenaventura está en la categoría de Distrito Especial como Cartagena, Barranquilla y Santa Marta, aún no ha transitado ese camino. Y para ello se necesitan inversiones y no más programas ni diagnósticos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad