Puente Crespo, entre la historia y el progreso

Agosto 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Cartago
Puente Crespo, entre la historia y el progreso

Voceros de la Alcaldía aseguraron que sí hubo socialización sobre la demolición del puente, pero algunos pobladores dicen que no se tuvo en cuenta su opinión.

En medio del rechazo de algunos habitantes de Roldanillo, empezó la demolición del viaducto construido en 1925. Para otros, el derrumbe y las nuevas obras son necesarios.

Del Puente Crespo, que según algunos habitantes de Roldanillo fue construido en 1925, hoy no quedan más que escombros. Todo, porque la Alcaldía decidió emprender un proyecto de modernización de tres de estas estructuras localizadas en esa localidad del norte del Valle.El proyecto empezó a ejecutarse la semana anterior y busca ampliar la capacidad hidráulica de los puentes Crespo, Tico Tico y Santa Ana, en aproximadamente un 50% en temporadas de lluvias. Sin embargo, varios roldanillenses recurrieron incluso a las redes sociales para impedir que el Crespo dejara de existir.“Es que éste era el último puente en arco de esa época que nos quedaba en Roldanillo. No entiendo cómo la Alcaldía lo tumbó en nombre del progreso, era parte de nuestra historia”, aseguró Carlos Guzmán, gestor social y líder de la iniciativa ‘Salvar el Puente Crespo’.Agregó que “no es culpa del puente que se presenten inundaciones; el río Cauca no se draga desde 1923, pero lo más fácil, al parecer, fue culpar al puente”. No obstante, hay otros habitantes del municipio que consideran que la construcción de una plataforma nueva era más que necesaria.Trinidad López, por ejemplo, es una adulta mayor cuya casa está ubicada en uno de los extremos del viaducto y cada vez que se desborda el afluente resulta damnificada.“Cuando llueve, el Roldanillo se sube horrible, incluso la casa del frente quedó destruida el año pasado, la gente se tuvo que ir. Es que una cosa es vivir lejos y otra tener el río cerca”, aseguró.Por su parte, el alcalde Jhon William Alba explicó que el proyecto hace parte “del programa que busca solucionar el problema de corrientes de agua con la construcción de canales y la demolición de puentes antiguos que serán reemplazados por estructuras nuevas”.La iniciativa para salvar el viaducto convocó a varios roldanillenses, pero nada pudo hacerse, puesto que hasta esta semana las obras de demolición continuaban para dar paso, según el Mandatario local, al progreso de la llamada ‘Tierra del alma’.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad