“Próximo secretario de Hacienda del Valle será un tramitador”: Javier Roldán

Octubre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
“Próximo secretario de Hacienda del Valle será un tramitador”: Javier Roldán

El actual secretario de Hacienda del Valle, Javier Roldán, ratifica las críticas a creación de Departamento de Rentas y anuncia que renunciará a su cargo.

El actual secretario de Hacienda del Valle, Javier Roldán, ratifica las críticas a creación de Departamento de Rentas y anuncia que renunciará a su cargo.

El secretario de Hacienda del Valle del Cauca, Javier Roldán Barbosa, dijo el pasado martes que pondrá a disposición del gobernador Ubéimar Delgado su renuncia al cargo el próximo viernes, tras señalar que nunca se le consultó la creación del Departamento Administrativo de Rentas al amparo de la reforma que impulsa el Mandatario regional.Sostuvo que “es una lástima que con ese tipo de hechos se ponga en dificultades el futuro rentístico del Departamento”.¿Se ratifica en sus críticas contra la creación del Departamento Administrativo de Rentas, y por ello alista su renuncia al cargo?Creo que he sido tajante frente a los alcances de esa reforma administrativa y me ratifico en ello. Estoy esperando que termine mi incapacidad médica para ir el viernes a la Secretaría, aunque no he recibido ninguna llamada del Gobernador. Creo que el camino a seguir es presentar mi carta de renuncia. Eso lo tengo muy claro. ¿Se siente frustrado?Sí. Me voy frustrado porque pese a un cambio de tal envergadura nunca fui consultado ni me fue planteado. Inclusive ayer tuve la oportunidad de reunirme con los asesores y ellos también han dicho que no saben de dónde salió la decisión (de crear dicho Departamento de Rentas). Cuando salí por cuenta de una incapacidad médica esa decisión no estaba adoptada. Tal determinación tendrá un tremendo impacto en la administración de la hacienda pública y el futuro del Valle. Me incomoda que ese tema no hubiera sido tratado conmigo.¿Crear esa dependencia fue un ‘mico’ en la reforma administrativa del Departamento?No veo que eso vaya en contra mía. No lo entiendo así, e incluso los asesores me dijeron que no era contra Javier Roldán. Pero veo que fue una decisión que debió ser consultada para medir su impacto, pues no le veo ningún beneficio, sino un tinte eminentemente burocrático que no es garantía para aumentar el recaudo de impuestos. Fue una decisión extraña.¿Podría peligrar el acuerdo de reestructuración de pasivos del Departamento bajo la Ley 550 con la reforma administrativa, pese a las recomendaciones de la DAF?Sí. Fue una recomendación de sentido común y uno no entiende cómo, acogidos a la Ley 550 para poner la casa en orden, parando el carro del gasto, tratando de identificar y de financiar esos verdaderos pasivos, entra este ruido que no justifica. Esa reforma tiene un impacto fiscal nuevo, y más si se nombra a toda a esa gente que formará parte de ese Departamento de Rentas.El momento no es el más adecuado, y por eso comparto la preocupación de la directora de la DAF, Ana Lucía Villa.¿La Secretaría de Hacienda, sin el ala de rentas, tendría poder de negociación con los acreedores?El acuerdo podría fracasar porque esa dirección de rentas será una rueda suelta que no va a cumplir sus propósitos de la noche a la mañana. Uno no puede generar ingresos inmediatos porque se crea una dependencia adscrita al Gobernador. Es una rueda suelta mientras se deja una Secretaría de Hacienda fraccionada y sin ningún poder y sólo haciendo gimnasia presupuestal. Debilitar una dependencia y fortalecer otra no es fácil. Ahí se pierde todo un proceso que adelantábamos para fortalecer el recaudo. Es como tomar la Dian, sacarla del Ministerio de Hacienda y pasarla a depender de la Presidencia de la República. Eso no garantiza la generación de ingresos. En nuestro caso un Gobernador tiene que atender cerca de 36 entidades, institutos y establecimientos públicos regionales y no tendrá tiempo para enfrentar esa carga innecesaria. ¿Por qué entonces usted no actuó a sabiendas de lo que se venía?Estábamos definiendo una serie de acciones en Hacienda, y tal parece que eso se desconoció. Eso de que había que fortalecer la fiscalización y el control de rentas sí es un argumento que tiene peso y así lo dije reiteradamente. En ese diagnóstico todos coincidimos.Lo que no entiendo es que para que eso funcionara tenía que crearse un nuevo ente burocrático. El tiempo dirá quién tenía la razón.¿Qué le recomendaría a su sucesor?Será un secretario tramitador y operador. Allí podrían poner un buen contador que lleve las cuentas del presupuesto. No se necesitará un experto en Hacienda ni finanzas públicas, pues se pierde la función central que es el control de los ingresos por impuestos. Esa es una figura en la que yo no creo y fue hasta inelegante la forma como se trató al Secretario de Hacienda.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad