Proponen reforma para frenar el gasto del Valle del Cauca

Diciembre 08, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Proponen reforma para frenar el gasto del Valle del Cauca

Los gastos de funcionamiento pueden llegar al finalizar el 2010 a $359.706 millones, lo que significaría un incremento del 40% respecto del 2009. Analistas y académicos propusieron que el próximo Gobernador del Valle inicie un programa de ajuste de gastos.

Apesar de los esfuerzos que ha realizado el actual gobierno del Valle del Cauca por reducir los gastos de funcionamiento, éstos pueden llegar al finalizar el 2010 a $359.706 millones, lo que significaría un incremento del 40% respecto del año 2009.Esto implicaría que el nivel de los gastos de funcionamiento respecto a los ingresos de libre destinación llegaría al 57%, una cifra que está por encima de lo que exige la Ley 617 de ajuste fiscal, y que tiene al Departamento al borde de continuar bajando de categoría. Por esta razón, analistas y académicos reunidos ayer en el encuentro “Diálogos Económicos Regionales” propusieron entre las soluciones de corto plazo, que el próximo Gobernador del Valle, como tarea prioritaria inicie un programa de ajuste de gastos, incluyendo una reforma administrativa.Según Harold Banguero, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas Universidad Autónoma de Occidente, el próximo gobierno debe hacer un manejo fiscal responsable, independientemente del costo político que esto tenga. “Para ello debe ejecutar un ajuste en el gasto, incluso tocando el de personal. No se puede continuar con la misma situación que deja comprometidos los recursos hasta el 2020, lo que frena cualquier posibilidad de inversión”, dijo. Para el académico, la situación del Valle es muy delicada por dos razones, por un lado, el nivel de endeudamiento que es exageradamente alto y por otra parte, porque los ingresos del Departamento son inelásticos, las rentas no crecen y son débiles, lo que está provocando un déficit creciente que hará que la entidad territorial colapse, si no se toman medidas. “El hecho de que el Departamento no pueda asumir el 50% de gastos de funcionamiento, refleja un manejo poco serio de las finanzas del Valle”, afirmó Banguero.Para Arabella Rodríguez, coordinadora del programa “Cali Cómo Vamos”, la reforma administrativa no es una recomendación sólo para el departamento del Valle, si no para municipios como Cali que también tiene problemas financieros. Sin embargo, dijo que antes de emprender este tipo de iniciativas es necesario mirar procesos y procedimientos para crear una nueva estructura organizativa que le sirva a las entidades, sabiendo claramente cuál sería la planta de personal y el costo que eso representa.Por su parte, la secretaria de Hacienda del Valle, Cecilia Tovar de Vargas, afirmó que la actual administración no presentó una reforma administrativa, por que ello requería tiempo. Consideró que ese reto deberá asumirlo el mandatario que se elija el próximo mes de enero. Aseguró que los cambios que se implmenten deben obedecer a un estudio concreto de las necesidades financieras de la Gobernación.“En la pasada administración se crearon unas oficinas que no están cumpliendo su objetivo, dado que no hay recursos en el presupuesto. Por ejemplo, oficinas como Cooperación Internacional, Competitividad, Equidad de Género, Turismo, que nadie duda sean importantes, pero se crearon sin dinero”, dijo.A juicio de la funcionaria, no es necesario hacer un gran ajuste, porque los grandes cambios se hicieron hace unos años, pero sí es clave evitar que las nóminas sigan creciendo, como lo han hecho hasta ahora.“Nosotros tratamos de reducir el gasto en la medida en que pudimos y recomiendo que se haga todo lo posible para impedir que se baje de categoría y eso se logrará gastando racionalmente”, afirmó. Entre las propuestas de la Secretaria de Hacienda está que se actúe rápidamente, en un trabajo administrativo juicioso, para trasladar la planta de pensionados al Seguro Social y se gestione el cruce de cuentas de cuotas pensionales con otras entidades y municipios, para que el Departamento se quite esa carga que le genera déficit.Actualmente la Gobernación tiene que hacer pagos anuales por $125.000 millones en mesadas a 10.244 jubilados, de los cuales 6.500 son de la administración central y el resto de entidades de educación y de salud (unos 4.000 que han llegado por liquidaciones de hospitales). Este año se tenía la meta de obtener alrededor de $120.000 millones por parte del Gobierno Nacional por el traslado de pensionados al Seguro Social, sin embargo, la previsión no se cumplió y esto generó un déficit que se sumó a la deuda del Departamento y que al finalizar el 2010 ascenderá a $258.114 millones.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad