Prevén otro mal año para el sector cafetero

Julio 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Prevén otro mal año para el sector cafetero

Las intensas lluvias ocasionadas por la ola invernal entre marzo y abril dañaron la floración de los cultivos de café con miras a la cosecha de esta temporada. El gremio cafetero considera que será muy difícil lograr la meta de producción para este año.

La producción del grano no llegaría a nueve millones de sacos. El clima volvió a hacer de las suyas.

Los cafeteros colombianos no ven muy positivo el panorama para lo que resta del 2011. El dato de junio en la producción del grano de junio, que señala una caída de 40%, le confirmó a los cultivadores algo que hace rato sospechaban: será difícil cumplir la meta de llegar a una cosecha en de entre 9 y 9,5 millones de sacos.Con la cifra de junio, se completan meses consecutivos de caída de la producción, lo que incidió en que el alto nivel de recuperación de la cosecha, evidenciado a principio de año, se diluyera al final del semestre. Entre enero y junio, según la Federación Nacional de Cafeteros, la producción fue de 4,1 millones de sacos de 60 kilos, sólo 2% superior a la registrado en el mismo período de 2010.Lo anterior muestra que para llegar a una cosecha de al menos 9 millones, el país debe producir en lo que resta del año 5 millones, lo que los cafeteros ven con escepticismo debido a que las fuertes lluvias entre marzo y mayo afectaron las floraciones que marcan la producción del segundo semestre.“Debe suceder algo extraordinario y no lo veo, porque las cartas ya están jugadas y ya se dieron las florescencias de la próxima cosecha”, dijo el presidente del Comité de Cafeteros de Caldas, Ricardo Sánchez. Algunos indican que la cosecha de este semestre podría estar sobre los 4 millones, similar o levemente superior a la reportada en la primera mitad del año.El representante de Caldas en el Comité Nacional de Cafeteros, Mario Gómez, indicó, entre tanto, que no lograr la meta prevista no es culpa de la Federación ni de la institucionalidad.“La institucionalidad ha hecho hasta lo imposible, con el apoyo del Gobierno, para hacer la renovación de cafetales viejos y de variedades susceptibles a roya, pero al clima no lo manda nadie. Hubo dos años seguidos de invierno que dispararon la roya y afectaron las floraciones, lo que hace que la cosecha baje”, dijo.Agregó que se debe hacer un claro conteo este mes y mirar a la luz del invierno cuál va a ser la cosecha del resto del año y decirlo sin miedo al mercado para que no se asuste.En junio, la producción fue de 471.000 sacos de 60 kilos y en el mismo mes del año pasado llegó a 780.000 sacos. Según la Federación, la disminución se debe a la ola invernal que redujo las floraciones responsables de la cosecha del primer semestre de este año.Entre tanto, las exportaciones incrementaron 18% en el primer semestre, pero disminuyeron 12% en junio.Como están las cosas, sólo un milagro podría volver a impulsar la producción del grano este año.Disminución de la brocaLa plaga apareció hace más de 20 años en el país y, según la Federación Nacional de Cafeteros, los altos niveles de humedad y el desarrollo de diferentes programas de buenas prácticas agrícolas han sido determinantes para reducir los niveles.Un informe realizado por la Gerencia Comercial de la Federacafé, señala que el porcentaje de infestación que llega a las bodegas de almacenamiento de café (Almacafé), cayó a 0,71% al cierre de junio.El último ataque fuerte de broca en el país se dio a principio de 2010, cuando se registró una intensa ola de calor por el Fenómeno de El Niño.A pesar de ello, los niveles de infestación por roya siguen siendo preocupantes, y más debido a la actual ola invernal, la cual provoca una mayor incidencia de la enfermedad en los cultivos.Se estima que más del 70% de los cafetales colombianos están afectados por la roya.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad