Preocupación en El Cerrito, centro del Valle, por nueva invasión en La Merced

Preocupación en El Cerrito, centro del Valle, por nueva invasión en La Merced

Junio 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira
Preocupación en El Cerrito, centro del Valle, por nueva invasión en La Merced

Cerca de 200 personas se instalaron en el sector de La Merced desde hace quince días. Autoridades dicen que quieren presionar por casas gratis del Gobierno Nacional.

Gobierno de El Cerrito anuncia desalojo de invasores que se tomaron terrenos cercanos a línea férrea. “No son del municipio y lo que buscan es que les den casas gratis”, dice.

Como unos ‘advenedizos’ que no son del municipio y que pretenden presionar a las autoridades para que los incluyan en el programa de vivienda gratis, calificó el secretario de Gobierno de El Cerrito, José Alfonso Pérez, a las personas que han invadido los terrenos adyacentes a la línea férrea, en el sector conocido como La Merced, de ese municipio del centro-sur del Valle. Se trata de más de 200 personas que desde hace 15 días comenzaron a armar cambuches en guadua y que advirtieron que no desalojarán la zona hasta tanto el gobierno local les ofrezca una solución de vivienda.La invasión arranca desde el río El Cerrito y termina en el lago conocido como ‘El loco’, en inmediaciones del ingenio Providencia, en una extensión de más de dos kilómetros, donde ya comienzan a observarse pequeñas construcciones cubiertas con plásticos.El Secretario de Gobierno local subrayó que muchas de estas personas no son del municipio e insistió en que son unos “advenedizos” que se quieren aprovechar de la situación. El funcionario fue más allá y sostuvo que algunas de ellas tienen vivienda propia.“La pretensión de los invasores es que el Alcalde concilie con ellos el desalojo a cambio de una vivienda, pero eso es inaudito. Ellos deben cumplir con unos requisitos de ley”, afirmó.Pérez reveló que hoy viernes a las 12:00 de la noche se cumple la hora cero para el desalojo de estas personas, si no aceptan salir voluntariamente.“Ya se les notificó el acto administrativo y el viernes (hoy) iremos allá con el Esmad, el Ejército, la Policía de Infancia y Adolescencia, la Personería Municipal, psicólogo, trabajadora social y Secretaría de Gobierno a hacer el desalojo”, puntualizó el funcionario, quien añadió que una vez se recupere el lugar se adelantarán rondas con la Policía para evitar que se lo vuelvan a tomar.Entre tanto, Ciro Conde, personero de El Cerrito, confirmó que el pasado martes el alcalde Mauricio Andrade se reunió con algunos líderes de la invasión del ferrocarril para buscar una solución pacífica.“Ellos han invadido las zonas de protección del ferrocarril, que es un bien público, con el argumento de que son desplazados, pero en su gran mayoría no lo son. Además, muchas de estas personas no cumplen con los requisitos que exige el Gobierno Nacional para acceder a los programas de vivienda gratuitos”, explicó el funcionario.Precisó que muchas de estas personas han llegado al municipio motivados por parientes y moradores del sitio de invasión, y subrayó que esta “es la manera irregular en que muchas personas pretenden acceder a una vivienda gratis y por lo tanto tienen que ser desalojados”.Algunas de estas personas aseguran que han llegado a este lugar porque están sin empleo, no están en condiciones de pagar un arriendo, son desplazados y, en su gran mayoría, son mujeres cabeza de hogar.Dominga Estacio, una anciana de 62 años, oriunda de Guapi, quien vive con su esposo Eusebio Carabalí, de 82, dice que fue su hijo, Wilmer Izquierdo, quien le habló de este lugar.“Hace como quince días, creo que fue un día martes, él me dijo que había mucha gente corriendo para acá a marcar su terreno para armar sus casas. Entonces nosotros también nos vinimos”, señaló la mujer, quien indicó que hay personas que llevan incluso más de un año asentadas en esta propiedad de Ferrovías, donde tienen hasta pequeñas plantaciones o huertas.El pasado miércoles el inspector de Policía de El Cerrito, Fernando Rivera, se presentó en la invasión y les advirtió que si no se iban voluntariamente serían desalojados en las próximas 24 horas.“Él puso unos carteles en los postes de guadua que sostienen la estructura de las casas, pero mucha gente los arrancó, porque de acá no nos vamos hasta que el Alcalde nos dé la cara y nos brinde una solución. Reiteró que las viviendas se han tenido que hacer poco a poco porque “no hay plata ni para comprar el plástico”, al enfatizar que “de aquí no nos vamos, ellos me tumban mi cambuche y yo lo vuelvo a levantar”, dijo.Las autoridades cerritenses insistieron en que estas personas están buscando pescar en río revuelto, al tiempo que los conminaron a abandonar la zona o de lo contrario serán desalojados hoy mismo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad