Pradera con 1.200 familias en riesgo a orillas del río Bolo

Octubre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Palmira

Un total de 1.200 familias que habitan en los asentamientos subnormales de Las Vegas, Berlín y Marsella, en las orillas del río Bolo, jurisdicción de Pradera, se encuentran en zona de alto riesgo.

Un total de 1.200 familias que habitan en los asentamientos subnormales de Las Vegas, Berlín y Marsella, en las orillas del río Bolo, jurisdicción de Pradera, se encuentran en zona de alto riesgo.La situación quedó de nuevo al descubierto tras los daños causados por el invierno en la zona rural de esa población, donde las fuertes lluvias generaron inundaciones y deslizamientos en por lo menos cuatro corregimientos.Según el secretario de Gobierno de Pradera, Hernán Gómez Abello, el riesgo que existe es que se dé una creciente del río Bolo lo que provocaría el desbordamiento de las aguas y la inundación de las casas que se encuentran en las playas del afluente.Precisamente en una zona más arriba del asentamiento las aguas afectaron el pasado miércoles el viaducto que conecta con la bocatoma del acueducto, lo que obligó a suspender el servicio por doce horas.De igual manera, un kilómetro arriba del asentamiento en julio pasado el cauce del río tomo otro rumbo y destruyó dos plazas y media de cultivos de repollo maíz, cilintro y café, según recordó el presidente de la junta de acción comunal del corregimiento de Lomitas, Carlos Londoño.Sin embargo, el secretario de Gobierno dijo que se tiene diseñado un Plan Estratégico de Mitigación de Riesgos dentro del cual está una nueva profundización del canal para prevenir desbordamientos.No obstante, reconoció que existe la posibilidad de que el río se salga y afecte la gran cantidad de casas, ranchos y cambuches que hay en el sector comprendido desde donde está la desembocadura de aguas lluvias hasta el sector del Primero de Mayo.“Nosotros en Pradera somos receptores de personas que llegan de otras regiones como Cauca y Chocó, quienes por lo general tienen familia en las orillas del río”, indicó Gómez Abello, al resalta que se trata de una población flotante de aproximadamente tres mil personas. Confirmó que en la zona se tienen 1.200 familias censadas por la Alcaldía y los organismos de Socorro del municipio.Dijo que igual se tiene proyectado la construcción de un plan de vivienda popular para lo cual es necesario gestionar recursos con los gobiernos Departamental y Nacional debido a la gran demanda habitacional que representa la solución al problema.A su turno, Mario Chauza, coordinador de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria, Umata, señaló que las casas que presenta mayor riesgo son las que se encuentra en la zona marginal del río en los sectores de La Playita, Bolito y detrás del barrio Berlín, al suroriente de la ciudad.José Olaya, habitante de La Pirámide, dijo que aunque con la comunidad se insiste para que tengan sus letrinas y no arrojen basuras al río, “hay mucha gente que no tiene conciencia de la situación”.Amalia Morales, directora de la Asociación de Usuarios del Rïo Bolo, dijo que otro de los problemas del río son los escombros, las aguas servidas y los excrementos que se arrojan a él.Recordó que a través del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos, Pgirs, se recuperó una zona donde se busca construir un parque.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad