"Por mala educación, el Valle puede elegir malos políticos": Christian Garcés

Junio 30, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas y Francy Elena Chagüendo | Reporteros de El País

"Dadas las limitantes, hemos tenido que estructurar los proyectos con el recurso humano existente. Eso ha sido una batalla bastante dura que hemos logrado sacar adelante buscando la pertinencia y el acuerdo en las prioridades de inversión. Otros departamentos se han enfrentado internamente por las regalías", dice Christian Garcés.

Luego de dos años, Christian Garcés deja la dirección de Planeación del Valle para perfilar su candidatura a la Gobernación.

¿Por qué decide retirarse después de dos años de trabajo en la dirección de Planeación?Inicio la construcción de un proyecto de liderazgo regional, que espera terminar en una candidatura a la Gobernación para el Valle en las elecciones del 2015. Llevo 15 años recorriendo el departamento, estudiando los temas trascendentales, trabajando con el sector público y privado y preparándome académicamente.¿Qué tan compleja considera que va a ser la campaña a la Gobernación?Siempre las elecciones en el Valle y Cali, en Buenaventura, son complejas. Lo importante es que logremos generar los debates sobre los temas fundamentales para el departamento. Salgo independiente a buscar a los ciudadanos, esperando que los sectores privados y políticos me respalden en el proceso.Es decir, ¿usted no va a ser el candidato del Partido Conservador?Espero que el Partido Conservador, como los demás partidos, me acompañen. Esas decisiones, entiendo, las tomarán las organizaciones políticas a principios del otro año. Quiero tomarme un tiempo para construir la propuesta y tener el liderazgo propio independiente.¿Pero puede ser usted el aspirante por la Unidad Nacional?Tengo la ventaja de mis buenas relaciones con la Unidad Nacional, con el Gobierno Nacional y el sector de Zuluaga, así como sectores de izquierda que conocen mi trayectoria.¿El hecho de que usted vaya a buscar ahora la Gobernación después de estas elecciones presidenciales donde hubo una marcada inclinación de la Gobernación hacia Óscar Iván, no lo estigmatiza un poco? ¿No lo aleja de la Unidad Nacional?Tengo la tranquilidad de que como persona que he sido de tendencia conservadora, voté por Marta Lucía Ramírez y al respaldar ella a Zuluaga, voté por esa alianza, pero no utilicé mi cargo para hacer política. Y mucho menos cuestioné y ataqué al Presidente-candidato. Además, el Partido Conservador, lo más seguro, es que haga parte de la Unidad Nacional y por eso tengo oportunidad de llegar a contar con respaldos de partidos cercanos al Gobierno, como de otros que no lo están. Espero que las elecciones a la Gobernación no sean polarizadas por actores externos, sino que logremos elegir los candidatos que mejor puedan generar dinámicas positivas para el Valle.El Valle es un departamento en Ley 550, tiene pocos recursos propios. ¿hacia dónde debe enfocarse el trabajo para recuperar las finanzas?El compromiso del Gobernador es el de entregar las finanzas saneadas. El próximo gobernador va a tener recursos propios que, unidos con regalías, permitirán apalancar mayores recursos del orden nacional e internacional. ¿En esta oportunidad el Valle está corriendo el riesgo de volver a épocas anteriores, donde la desconfianza de la Nación fue completa?El riesgo lo tendremos siempre porque, lastimosamente, por los niveles de pobreza y la mala educación que ha recibido la mayoría o buena parte de los vallecaucanos, pueden llegar políticos que se aprovechen comprando las elecciones, engañando a las comunidades y haciéndose elegir con criterios que nos lleven a esas crisis del pasado. En mi caso, tengo una hoja de vida intachable y las mejores relaciones con todos los sectores, lo que garantizaría que el Departamento no tendría problemas institucionales y políticos por esa causa.¿Cuáles son las debilidades que todavía tiene el Valle frente al tema financiero?La Gobernación tiene que lograr implementar la reforma administrativa, para lo que necesita más recursos; descentralizar sus servicios en el norte, en el centro, en Buenaventura, aprovechar más el liderazgo de la Casa del Valle. Tiene que solucionar el problema del pasivo pensional: casi por cada dos pesos que se pagan de nómina, ocho se destinan para pasivo pensional. Con esa carga se nos están yendo recursos muy importantes para temas sociales y económicos. La nómina cuesta cerca de $2500 millones y lo que aportamos para el pasivo pensional son casi “8000 millones.¿Los cambios que se acaban de registrar en la Administración, entre ellos su salida, tienen que ver con los resultados de las elecciones presidenciales?Al Gobernador le queda año y medio y él quiere tener ya definido su gabinete. En algunas dependencias ha querido que se cambien las visiones de quienes estaban ahí. En algunos casos, como es el mío, tenía esta aspiración y era perjudicial retirarme en octubre porque en ese mes el director de Planeación debe estar trabajando en la aprobación del presupuesto del 2015 y el nuevo Plan de Desarrollo. A usted le tocó liderar todo el tema de regalías, que son los únicos recursos que tiene el Valle para ejecutar. En este momento ¿qué balance se hace?Entrego el proceso de regalías con 120 proyectos aprobados por más de $256.000 millones y más de 60 proyectos identificados que cuestan más de $400.000 millones donde, si los secretarios de la Gobernación, los alcaldes y el sector académico del Valle, cumplen con las estructuración, se comprometen los recursos del 2014 y parte del 2015 antes de terminar el año. ¿Ya se puede hablar de algo que esté hecho o se esté haciendo?En ejecución se encuentran proyectos importantes como el proyecto de educación digital para parte del G11, por valor de 30.000 millones, especialmente focalizado en Cali. En mejoramiento de las vías del corredor cultural-cafetero, del orden de $3000 millones. El parque lineal del Lago Calima por $9000 millones. Y hay varios proyectos en proceso de contratación, como la vía Tuluá-Riofrío-Trujillo, por más de $38.000 millones. El malecón de Buenaventura donde se están ajustando los diseños y debe salir la contratación por $27.000 millones. Están aprobados los proyectos de bilingüismo, educación digital para municipios del Valle, se está próximo a presentar un proyecto de $26.000 millones para placa-huellas en vías terciarias, muy importante para el sector rural.¿Qué ha pasado con las peticiones del Bloque Regional sobre el Contrato Plan?Como coordinador del proceso de renovación del contrato Plan llego hasta la etapa de haber concertado internamente la propuesta en el Valle y el llamado que hizo el Bloque Parlamentario y las Alcaldías al Gobierno Nacional, de esperar un mejor trato para el departamento. Ya depende de las autoridades públicas y privadas llegar a un acuerdo con el presidente Santos, esperando que se dé antes del inicio del nuevo periodo.¿Se volvió eso muy político?Las negociaciones por eso se congelaron en el proceso pre-electoral: para evitar que se politizara el proceso. Planeación Departamental, dentro de los logros que tuvimos, fue devolverle la capacidad de construir estrategias, elaborar documentos de análisis e investigar. Por eso hoy el gobernador puede expresarle al Gobierno Nacional, con la bancada, un mejor trato, con cifras en la mano, como que Buenaventura le está aportando al fisco nacional más de 4 billones de pesos anuales, que no se compadecen con los niveles de pobreza del Litoral Pacífico. ¿Sí va a poder el Valle reclamarle al Presidente un mejor trato cuando estas elecciones dejan un claro divorcio entre los gobiernos Nacional y Departamental?El Contrato Plan no es de la Gobernación, es de todo el Valle. El Presidente, esperamos, le retribuya al Valle esa votación que fue clave para su reelección. Para mí están dadas las condiciones para firmar un Contrato Plan y como el tema es competitividad, deben garantizarse los recursos para vías, educación, acueductos, alcantarillados y proyectos productivos.¿Qué es mejor trato? ¿Qué ofrecen ellos y qué pide el Valle?Hoy, si le quitamos al Contrato Plan las vías de cuarta generación, como Mulaló-Loboguerrero, o los proyectos que estamos ejecutando, el porcentaje de aportes de la Nación serían el 52 % y los del Departamento el 48 %. Los líderes del Valle consideran que la Nación debe aportar el 70 % y la contrapartida regional ser del 30 %. ¿Quién da esa pelea ahora?Afortunadamente estamos muy unidos en el Departamento: Bloque Parlamentario, alcaldes, Gobernación, sector privado. Espero que los intereses generales estén por encima del interés particular, que esta negociación se garantice, que nos focalicemos en las prioridades y no en inversiones pequeñas que beneficien a unos pocos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad