Por lluvias, colapsa vulcanizadora en Palmira y causa daños a carros

Por lluvias, colapsa vulcanizadora en Palmira y causa daños a carros

Enero 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Palmira

En la vulcanizadora que también hacia las veces de parqueadero había un total de cinco vehículos, tres de ellos de servicio público, al igual que varias motocicletas.

Una vulcanizadora ubicada en la Calle 41 entre carreras 28 y 28A colapsó esta mañana al parecer como consecuencia de las fuertes lluvias que se vienen desgranando sobre la ciudad. En el hecho un taxista y su acompañante resultaron levemente lesionados. Hacia las 5:45 de la mañana, Nolberto, uno de los socios y trabajador de la vulcanizadora Los Muchachos escuchó como se estremecía toda la estructura del edificio y sólo alcanzó a gritar: "ojo muchachos que esto se va a caer".A los pocos segundos el techo se desplomó destruyendo varios de los vehículos que habían en el negocio, entre ellos dos taxis y un vehículo particular. Yolima Vargas, propietaria de un taxi Hyundai Atos, de placas VQA - 086 de Palmira, modelo 2011, señaló que su carro apenas iba a salir a trabajar cuando sucedió el percance."El carro amaneció con las llantas bajitas de aire y entonces mi conductor lo trajo hasta la vulcanizadora para echarle aire. Ya lo iba a sacar cuando le cayó una de las vigas encima. De milagro no le pasó nada a él porque se tiró debajo de un Ranault 6 que estaba allí parqueado", anotó Yolima quien agregó que aún debe $21 millones del carro al banco. "Vamos a ver que pasa aunque gracias a Dios tengo asegurado el taxi", reiteró la mujer. Heibar Chacón, docente del municipio, fue otro de los afectados pues su carro, un Mazda Allegro, de placas PLP-690, color gris, modelo 2003 quedó prácticamente destruido bajo los escombros."Nosotros guardábamos el carro aquí todas las noches y ayer como a las 8:00 de la noche lo dejamos. Esta mañana nos avisaron que se había caído el lugar", subrayó Chacón aún consternado por lo sucedido. En la vulcanizadora que también hacia las veces de parqueadero había un total de cinco vehículos, tres de ellos de servicio público, al igual que varias motocicletas. Jesús Hernán Hernández, conductor de un taxi Hyundai Atos, de placas VQA - 051, quien se encontraba con un acompañante arreglando el automotor, al sentir el estruendo sólo atinó a correr hacia la calle.Afortunadamente, aunque resultó lesionado en una rodilla, las heridas no fueron de consideración. Su acompañante tampoco sufrió lesiones graves. Entre tanto, León Castillo, uno de los seis socios propietarios de la vulcanizadora, expresó que desde hace doce años tenían alquilado el lugar y nunca nada los hizo prever que se podría venir abajo.Reveló que su compañero Norberto, quien estaba en la oficina, al fondo del local, fue el que sintió como se movía el techo y gritó alertando a los demás. Sin embargo, no alcanzó a salir del sitio."No sé cómo no le pasó nada. Debe ser que tiene alguien que lo cuida desde arriba", dijo León al mirar como las columnas de hierro junto con grandes cantidades de ladrillo y cemento cubrían todo el lugar. Ayer los empleados, propietarios de vehículos y vecinos intentaban limpiar el lugar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad