Por falta de tiempo y plata no habrían sido entregadas las ayudas para damnificados del invierno en Cartago

Abril 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción CartagoHoy

Funcionario encargado de entregar las ayudas desmiente las versiones que vinculan la irregularidad con corrupción política. Asegura que nunca se perdió ni una sola caja de las ayudas.

Luego del escándalo desatado por el hallazgo de 330 cajas de alimentos para los damnificados del invierno, Carlos Alberto Sánchez, encargado de repartir las ayudas, se pronunció sobre lo sucedido.“Yo me responsabilizo de haber dejado en la casa del señor Alonso Castañeda, mi amigo, las cajas con ayudas alimentarias que me fueron entregadas porque por cuestiones de tiempo no pudimos ir hasta los corregimientos a llevarlas, además no tenía como pagarle los fletes”, aseguró Sánchez, quien debía hacer llegar las raciones de alimento a los damnificados de Piedras de Moler y Coloradas.Sánchez quien es corregidor del corregimiento de Coloradas, y que hace parte del apoyo logístico del Clopad en Cartago para las entregas de las ayudas, expresó además que “por buena gente” él y su amigo, el conductor de la camioneta y propietario de la vivienda donde fueron encontrados los alimentos, están en el ojo de la opinión pública.La explicación por parte de los implicados en la manipulación de las ayudas para los damnificados en el Norte del Valle se dio en el marco de una rueda de prensa citada por la Alcaldía de Cartago el día de hoy con el fin de dar claridad frente al hallazgo que ha causado estupor a nivel nacional.El pasado fin de semana con la ayuda del CTI y la Fiscalía de Pereira el contralor delegado para la participación ciudadana, Carlos Felipe Córdoba, realizó el allanamiento a una casa ubicada en el barrio Los Sauces (propiedad de Alonso Castañeda, donde fueron halladas 332 cajas con mantequilla y harina que portaban logos de Colombia Humanitaria.El hecho despertó la indignación de la opinión pública al saberse que algunos de los productos ya estaban vencidos y que otros, según fuentes extraoficiales, estaban siendo entregados con fines políticos.Durante la reunión ante los medios de comunicación el coordinador del Clopad en Cartago, Carlos Alberto Sánchez, explicó que esos productos llegaron a la bodega ubicada en el municipio el pasado 9 de febrero, producto de donaciones de empresas al departamento y no comprados con recursos de Colombia Humanitaria, y que todo indica que ya estaban vencidos pues la caducidad data del 15 de enero del año en curso. “Nosotros no nos dimos cuenta porque los recibimos entrada la noche y no pudimos revisar caja por caja”, aclaró.Además calificó los comentarios que aseguran que las ayudas están siendo usadas para fines políticos como “malintencionados y atrevidos” al tiempo que dijo que espera que “quienes hayan dicho eso, tengan pruebas y testigos” porque él desconoce el tema.El funcionario fue enfático en asegurar que existen las pruebas que indican que las ayudas destinadas para esos dos corregimientos el pasado 1 de abril están en iguales condiciones. “No se perdió una sola caja por lo que no se puede decir que estaban siendo entregadas por líderes o políticos”, recalcó.El pasado domingo el contralor Carlos Felipe Córdoba, aseguró que “el dueño de la propiedad había dicho que un inspector de policía la había arrendado y había llevado las ayudas”, comentario que fue calificado como presunción heroica por parte del coordinador del Clopad que de inmediato lo desmintió asegurando que la casa fue prestada por el conductor de la camioneta en la que se desplazan las ayudas hacia las veredas de forma voluntaria y desinteresada mientras se realizaban los protocolos de devolución a la bodega donde deben ser guardadas.Por su parte el alcalde de Cartago, Germán González, expuso que aunque el manejo de estas ayudas no es municipal porque son las entregadas por la Gobernación del Valle para todo el Norte, estará vigilante a que sí se encuentran responsables de malos manejos éstos asuman las consecuencias.Mientras tanto las cajas seguirán en custodia de la Policía de Cartago hasta que se realicen los protocolos para dar de baja a los productos que ya estén vencidos y se decida por parte de la Gobernación qué hacer con los que aún tienen vida útil.Aún quedan productos por entregarSegún el informe entregado por el coordinador del Clopad en Cartago, en la bodega usada para guardar los productos entregados por la Gobernación y Colombia Humanitaria para el Norte del Valle se encuentran las siguientes existencias:163 neveras.191 estufas. 39 cajas de maíz.4 cajas de panela.19 cajas de jugos.38 colchones.121 cobijas.19 toldillos.2 pacas de pañales.47 unidades de crema antipañalitis.127 tarros de shampoo de diferentes marcas.40 unidades de mantequilla batida.5 jabones.40 desodorantes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad