Por el invierno, cañicultores del Valle de Cauca piden nuevos plazos para pagar créditos

Diciembre 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Según Procaña, a la fecha se estima que hay más de 9.000 hectáreas de caña afectadas, de las cuales todavía no se puede precisar las pérdidas totales, pues se debe esperar a la evacuación del agua.

Ante la grave situación que viven los cultivadores de caña afectados por el presente invierno, la Asociación Colombiana de Productores y Proveedores de Caña, Procaña, solicitará al Gobierno Nacional volver a considerar la aprobación de nuevos plazos en los créditos para el sector de la caña de azúcar.“La ampliación del periodo de gracia y del plazo para pagar créditos adoptados en agosto pasado se quedaron cortos frente a los impactos que soportan hoy los cañicultores, quienes nuevamente tienen sus predios anegados y en riesgo de perder sus cultivos,” anotó la directora ejecutiva de Procaña, Martha Betancourt.La funcionaria explicó que pese a las recientes concesiones del ejecutivo es urgente que este amplíe de 24 a 36 meses los plazos, para evitar que colapsen las empresas damnificadas en el Valle del Cauca y Colombia, que están asentadas en los alrededores del río Cauca.“A la fecha hemos determinado que hay más de 9.000 hectáreas de caña afectadas, de las cuales todavía no se puede precisar las pérdidas totales, en razón a que se debe esperar el tiempo de evacuación del agua", indicó la dirigente.Los daños por efecto del fuerte invierno, derivado del Fenómeno de la Niña que de acuerdo con el Ideam continuará con menor intensidad hasta febrero del 2012, han acrecentado aún más la preocupación de los agricultores.Desde noviembre del año 2010, los cultivadores de caña se han visto afectados por el gran volumen de lluvias que dejó un total de 20.000 hectáreas afectadas, de las cuales 6.000 se perdieron totalmente. Muchos de los afectados en la primera temporada están inundados nuevamente o en alto riesgo, por el caudal del río Cauca, cuyo volumen no tiene precedentes.Ante las emergencias, los cañicultores han comprometido grandes inversiones y aprovechado los recursos de Finagro para reparar sus jarillones y sembrar las cañas que se perdieron.No obstante los trabajos adelantados, la magnitud de las actuales lluvias han rebasado, en muchos casos, el nivel de las aguas de la cota de inundación, y han provocado pérdidas y riesgo para los cultivadores, quienes deben afrontar el pago de los créditos adquiridos para asumir gastos de esta naturaleza.Según se informó a través de un comunicado, Procaña prepara el balance de las áreas afectadas y la gravedad de los daños, para presentar el análisis de la situación y las propuestas ante el Ministerio de Agricultura.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad