Por barco explorador noruego, embarcaciones locales en riesgo

Abril 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La Capitanía de Puertos reiteró la necesidad de que los pescadores artesanales e industriales se alejen del área de trabajo del Veritas Viking.

La Capitanía de Puertos reiteró la necesidad de que los pescadores artesanales e industriales se alejen del área de trabajo del Veritas Viking.Esta embarcación de bandera noruega viene realizando una serie de estudios de sísmica marina con el fin de obtener una mayor información del subsuelo de la parte costera para precisar si hay petróleo en el Pacífico.La actividad, que se viene realizando desde el mes de febrero pasado, ha generado descontento en el gremio de pescadores que han denunciado que han perdido artes de pesca como anzuelos y palangres que han quedado enredadas en los cables que arrastra el barco en una área de más de cinco kilómetros."A los pescadores se les socializó con anticipación y de manera oportuna las medidas de prevención que deberían atender para evitar ser afectados por el paso del barco", dijo el capitán de Puertos, Juan Roa.Destacó el oficial naval que este proyecto cuenta con el aval total del Gobierno nacional y los tripulantes del barco así como de los otros navios que le sriven de apoyo son muy cuidadosos de no llegar a causar molestias a la comunidad de pescadores."El barco Veritas Viking por el tipo de cable que arrastra de más de 8 kilómetros y un ancho de más de un kilómetro hace muy díficil que pueda parar en un momento dado o cambiar de rumbo para evitar alguna situación pescadores, por eso es muy importante que todos observemos las medidas de precaución", destacó el capitán de Puertos.Las actividades se desarrollarán a una distancia de 35 kilómetros mar adentro del puerto de Buenaventura. Las profundidades hasta donde llegará la ecosonda varia desde los 80 metros hasta los 1.700 en la parte sur de la costa vallecaucana del Pacífico.La técnica a utilizar por los tripulantes del barco sísmico de última generación es similar a una ecografía en el cuerpo humano o de una ecosonda en el mar. Se lanzan búrbujas de aire que producen ondas de sonido que viajan a través del agua y penetra en las capas de la tierra, de allí rebota en diferentes formas que serán registradas que son procesadas por equipos de alta tecnología para producir una imagén.La investigación es amparada por contratos de exploración y produccion de hidrocarburos con la Agencia Nacional de Hidrocarburos.Las zonas de mayores dificultades con los pescadores se han producido en Charambirá, costa pacífica chocoana y frente a la desembocadura del Naya.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad