Policía de Cartago ganó premio por salvar una vida

Policía de Cartago ganó premio por salvar una vida

Noviembre 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cartago.

El intendente Wilmar Barco Ramírez fue el ganador del Premio a la Excelencia, que reconoce la labor valerosa de los uniformados en el país.

Cuando en septiembre de 2014 el intendente Wilmar Barco Ramírez se lanzó a las aguas del río La Vieja, lo hizo con la intención de salvarle la vida a una persona.

Lo que él no sabía era que casi un año después por esta valerosa acción iba a ser reconocido con el Premio a la Excelencia, entre más de 50 historias de uniformados que dejan en alto a la Policía Nacional.

Además del reconocimiento a nivel nacional, Barco, quien es comandante de los auxiliares bachilleres en Cartago se hizo acreedor a una casa que le será entregada por la Fundación Corazón Verde.

"Estoy muy contento, este es un gran logro y le doy gracias a la ciudadanía cartagüeña, que fue la que me apoyó y me impulsó a que me postulara a este concurso", dijo una vez entregado el premio en ceremonia llevada a cabo en Bogotá.

Le salvó la vida

La historia que llevó al intendente cartagüeño a ganarse el premio ocurrió el año anterior. Un viernes de septiembre una pareja caminaba por el barrio El Prado con más de un millón y medio de pesos que habían retirado de un banco.

Fueron abordados por fleteros que les robaron el dinero y uno de los ladrones huyó a pie. "Yo iba con uno de los auxiliares y escuché el caso por radio y me fui a apoyar a mi compañero que venía persiguiendo al elincuente y me encontré con el sujeto en cuestión, que al verse rodeado se lanzó al río pero no sabía nadar y comenzó a ahogarse. No lo pensé dos veces y me tiré", dice Barco.

Arriesgando su propia vida, el intendente rescató al joven, lo sacó del río y por eso se ganó la admiración de todo Cartago.

"Me encuentro emocionado y sorprendido a la vez, porque lo que hice fue por mi profesión y porque me nace, era para mí muy duro ver a un muchacho en el río, así hubiera cometido un crimen pero me sentía en la capacidad de salvarle la vida y eso fue lo que hice", agregó.

Ahora Barco solo espera poder seguir disfrutando de lo que hace. Tiene 41 años y 20 de ellos los ha entregado a la Policía Nacional.

"Mi esposa está feliz, igual que mis papás y mis hijos, toda mi familia estaba pendiente de este gran logro", dijo el uniformado, padre de una niña de 1 años y un pequeño de 6.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad