Polémica por vigilantes comunitarios en Palmira

Polémica por vigilantes comunitarios en Palmira

Diciembre 14, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Por Adriana Corrales Zapata I Especial para Elpais.com.co
Polémica por vigilantes comunitarios en Palmira

Los jóvenes, supuestamente ex pandilleros, son pagados por la misma comunidad, para evitar los robos y homicidios

Los jóvenes, supuestamente ex pandilleros, son pagados por la misma comunidad de, para evitar los robos y homicidios que cometían las bandas delicuenciales que rodeaban el sector. La Policía de Palmira denunció que estos vigilantes hacían los patrullajes armados.

La llegada de 20 vigilantes comunitarios procedentes del distrito de Aguablanca de Cali al barrio Llanogrande de Palmira generó una polémica entre los habitantes de los barrios de la Comuna Uno de esta ciudad. Los jóvenes, supuestamente ex pandilleros, son pagados por la misma comunidad de este barrio, para evitar los robos y homicidios que cometían las bandas delicuenciales que rodeaban el sector. No se sabe con exactitud cómo fueron contactados pero, desde hace dos meses los jóvenes, quienes residen en una casa del barrio, vigilan las cuadras de Llanogrande.La Policía de Palmira denunció que estos vigilantes hacían los patrullajes armados. Incluso, uno de los jóvenes fue detenido con un revólver y llevado al CAI de Simón Bolívar, ubicado en el barrio contiguo. Además, se habrían presentado dos asesinatos por una disputa entre los vigilantes y pandilleros de los barrios aledaños. Para las autoridades de Palmira esta situación es preocupante pues sólo las empresas de seguridad establecidas tienen permiso para portar armas, “ni los jóvenes vigilantes de Aguablanca, ni ninguno, pueden usar ningún tipo de arma, nosotros como autoridad no podemos permitir eso”, expresó el coronel Miguel Henao, comandante del Primer Distrito de Villa de las Palmas. Algunos miembros de la comunidad, tanto de Llano Grande como de Simón Bolívar, denunciaron que se han presentado varios enfrentamientos entre los vigilantes y pandilleros de la Comuna uno. “No podemos prohibirle a estos muchachos que vigilen, pero sí podemos tomar medidas contra el porte ilegal de armas, si alguno de estos jóvenes se les encuentra un arma se iniciará la respectiva detención”, dijo el secretario de Gobierno, Fabián Giraldo. El funcionario reiteró que la ciudad atraviesa por un problema de inseguridad y que se deben adoptar controles de vigilancia para que se le devuelva la tranquilidad a todo el pueblo palmirano. Roces entre pandillasTanto la comunidad de Llanogrande como la Policía denuncian que los robos eran cometidos por pandilleros de los barrios vecinos Simón Bolívar y Caimitos. Estas pandillas empezaron a tener problemas con los jóvenes de Aguablanca. En octubre pasado el jefe de la pandilla Los 300, de Simón Bolívar, fue asesinado, al parecer en una pelea con los vigilantes comunitarios. “Eran como las 3:00 p.m. y se escuchaban los disparos, se veían los jóvenes de ambas partes disparando y corriendo, parecía el oeste”, relató un morador de Llanogrande. El 3 de diciembre se presentó otro homicidio en Llanogrande, al parecer, uno de los vigilantes comunitarios fue asesinado por el grupo de pandilleros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad