Plazas de mercado, las malas de vecinas de Palmira

Plazas de mercado, las malas de vecinas de Palmira

Julio 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Por Miguel Londoño | Reportero de Palmirahoy
Plazas de mercado, las malas de vecinas de Palmira

El área de venta de carnes está muy descuidada y no cuenta con las medidas mínimas de salubridad exigidas pro la ley.

Para la comunidad residente en los alrededores, las plazas de mercado generan problemas de insalubridad e invasión del espacio público. Autoridades anuncian plan de recuperación.

La congestión vehicular, la invasión del espacio público, los malos olores, la inseguridad y las basuras han convertido a las cuatro plazas de mercado de la Villa de las Palmas en malas vecinas.Así lo consideran las personas residentes en los sectores aledaños para quienes estos sitios y los problemas que generan en su entorno ya se les salieron de las manos al Gobierno Municipal.Para Miguel Ángel Morales, rector de la Institución Educativa Francisco de Paula Santander, ubicada frente a la Galería Auxiliar, lo más preocupante es el riesgo que representan para la salud de los estudiantes los excrementos y los desperdicios que se acumulan a sólo 20 metros del plantel. No dejó de lado tampoco la invasión de un costado del establecimiento por gran cantidad de puestos del ‘mercado de las pulgas’, los cuales son aprovechados, según el directivo, por ladrones para saltar, a través de las rejas, al colegio. Aunque cada día hay más ventas en el sitio, para Mayerli Lleras, vecina del lugar, el desorden de la llamada ‘Calle del Cartucho’ no es tan grave como cuando los comerciantes estaban ubicados en el parque. A su vez, el presidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, de El Recreo, Jorge Pérez, señaló que “el problema no está en las plazas de mercado sino en los focos que se han ido creando a su alrededor”.Su homóloga Otilia Torres, del barrio Las Delicias, donde se encuentran asentadas las galerías, argumentó que “toda la vida han existido las galerías en el mismo sitio y ahora es que se quiere sacar a la gente para darles paso a los grandes supermercados que están llegando a la ciudad”.En cambio, para el camionero Óscar Acosta, quien estaciona frente al parque localizado en el mencionado barrio, no hay quién prohíba que el sitio sea utilizado como letrina y punto de encuentro para el consumo de alcohol y drogas durante todo el día.“El parque es el mostrador de las galerías, pero quién puede comprar si ve una vitrina sucia”, subrayó antes de denunciar que el lugar sólo lo asean una o dos veces a la semana, a pesar de que al medio día se alborotan los malos olores.La situación de insalubridad en la zona ha llegado a tal punto, según los visitantes y quienes comparten linderos, que los bares ubicados en el pasaje de la Galería Auxiliar han improvisado orinales. A pocos metros de allí, en el Pabellón de Vísceras, se pelan huesos y se acumulan desperdicios cárnicos.A lo anterior se suman los gatos y los perros que se tomaron el interior de esta plaza, cuyos vendedores ofrecen muchos de sus productos en medio del estiércol que los animales dejan en el suelo.A pesar de la presencia de un buen número de felinos, los ratas y los ratones también se pasean por el sitio.Sin embargo, en una comunicación fechada el 24 de mayo del presente año, el subsecretario de Salud Municipal, Luciano Rueda, argumentó que “no es posible realizar una campaña de ratización porque no tenemos convenio con ninguna empresa”. Y, en cuanto a la recolección de felino, sostuvo que “se podría llevar a cabo siempre y cuando las personas de las plazas de mercado lo permitan”. El pabellón de carnes no está lejos del mismo problema, puesto que, según el expendedor Joaquín Tangarife, no hay baño lugar, a pesar de que se pagan $200.000 de alquiler por cada puesto.Paula Noreña, administradora de las plazas de mercado de la Villa de las Palmas, argumentó que al sitio se le han hecho mejoramientos, como la reparación de las goteras.Aunque reconoció que los inquilinos de las galerías se están yendo, inclusive a costa de perder sus puestos, advirtió que no lo hacen por el estado de las instalaciones sino porque en su interior están vendiendo muy poco.Con miras a que la gente vuelva a visitar las plazas de mercado, “se debe buscar que los vendedores, que están invadiendo el espacio público por fuera de la galerías, ingresen para hacerse acreedores a que el Municipio invierta en ellos”, señaló Asmed Tinoco, gerente de Finampal, entidad encargada del manejo de estos mercados organizados. “La Administración de Palmira está comprometida a que, si la gente ingresa, obligatoriamente se harán acciones”, aseguró.Por su parte, Daniel Martínez, presidente del Sindicato de Pequeños Comerciantes de las Plazas de Mercado, enfatizó en que en el sitio “no hay ni Dios ni ley”, por lo que fue invadido por personas que no son de la Villa de las Palmas. Lo cierto es que todo indica que el desorden que se registra en los alrededores de las galerías de Palmira han provocado que casi nadie quiera tenerlas cerca.Planes para la recuperaciónUna inversión de $168 millones realizará el Fondo Financiero de Palmira, Finampal, en obras de adecuación y remodelación de las cuatro plazas de mercado de la ciudad.La cuantía será para la Galería Satélite, donde se invertirán $117 millones, mientras que a la Campesina se destinarán cerca de diez millones de pesos para la construcción de un techo.En la plaza Auxiliar se instalarán módulos por valor de $30 millones.Sin embargo, el gerente de la institución, Asmed Tinoco, subrayó que es importante que la gente que está en torno a las plazas ingrese y empiece a trabajar en forma organizada.Argumentó que se ha venido mejorando en la contratación de vigilancia privada y de personal para el aseo de las instalaciones.No obstante, reconoció que la invasión del espacio publico en las galerías y sus alrededores es una situación compleja a la que se le debe buscar una solución sin llegar a la represión y que para ello se trabajará con la Oficina de Control y Ornato Municipal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad