Piden más atención a situación de orden público en Buenaventura

Noviembre 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Buenaventura

El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, calificó como lamentable la ausencia del alcalde Bartolo Valencia Ramos al recorrido realizado a los barrios donde se vive el enfrentamiento entre las bandas criminales.

El Defensor Nacional del Pueblo, Jorge Armando Otálora, cuestionó la no presencia del alcalde Bartolo Valencia Ramos en su visita a los barrios azotados por la violencia en el puerto.El representante del Ministerio Público señaló como lamentable su no asistencia al recorrido realizado el jueves a los barrios donde se vive el enfrentamiento entre las bandas criminales al servicio del narcotráfico. "Es un afrenta a las entidades que como Defensoría luchamos por los derechos humanos, no se le presta la debida atención a lo que está pasando en la ciudad", dijo Otálora quien fue más allá de sus comentarios anunciando que la situación será dada a conocer a los organismos de control.Por su parte, el alcalde Bartolo Valencia Ramos destacó la presencia del Defensor porque es una forma de mirar la situación real de los barrios y de las comunas. “Su trabajo es por la defensa, protección, atención y divulgación de los Derechos Humanos", precisa un boletín de prensa de la alcaldía de Buenaventura que no da una clara respuesta sobre las inquietudes del Defensor Nacional, indicando que el mandatario por algunas ocupaciones no pudo asistir al recorrido, "pero si dialogó con él"."Ellos harán unas recomendaciones necesarias y esperamos que el Gobierno Nacional y Departamental las atiendan para aplicarlas en el ejercicio de la dinámica de atención a las personas, que se debe dar hoy cuando Buenaventura tiene alterado el orden público”, precisó el comunicado. Valencia participó rápidamente de un almuerzo en el Hotel Estación, cuando el Defensor ya había concluido su periplo por la ciudad.En ese mismo sentido el Defensor Regional del Pueblo Lenos Ramos Panchano, en tono más conciliador, sostuvo que se buscará la manera que la alcaldía apoye todo este trabajo que busca mejores condiciones para las víctimas de las violencias."Nos preocupa el hacinamiento, la falta de agua potable en muchos de estos refugios de los desplazados, pero sobre todo la dispersión familiar, pues debido a esas condiciones, los hijos tienen que vivir en una parte, los padres en otras", indicó Ramos quien calificó como muy preocupante la situación de Buenaventura.Los cuestionamientos a la manera como las autoridades locales han enfrentado el conflicto no son nuevos, el propio obispo de Buenaventura, Monseñor Héctor Epalza, cuestionó un pronunciamiento inicial del alcalde Valencia donde sostenía que los hechos de violencia en Buenaventura eran casos aislados, precisando el prelado que "no se puede desconocer la grave problemática de violencia que se vive en la ciudad".Entregan ayudas a desplazadosLa Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas en coordinación con la Administración local está entregando desde este jueves 1100 Kits de ayudas humanitarias para la población víctima de los nueve desplazamientos forzados masivos ocurridos durante el mes de octubre en este municipio.Los primeros en ser atendidos con asistencia alimentaria y no alimentaria fueron 270 familias desplazadas masivamente de los barrios San Luis (12 familias), San Francisco (28 familias), La Carmelita (101 familias), Seis de Enero (43 familias), Pampalinda (52 familias) y Municipal (34 familias). La ayuda humanitaria entregada está constituida por alimentos no perecederos, kits de aseo, kit de vajilla, colchonetas y juegos de sabana destinados para la atención de la emergencia humanitaria en coherencia con los principios de complementariedad, subsidariedad y corresponsabilidad. Este viernes se sigue atendiendo a más de 600 familias víctimas del desplazamiento del barrio Juan 23, en el coliseo del Polideportivo del barrio El Cristal

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad