¿Para dónde va el Ferrocarril del Pacífico?

Marzo 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo A. | Reportera de El País
¿Para dónde va el Ferrocarril del Pacífico?

Desde el año 2008 el Gobierno Nacional ha hecho varios intentos para que se normalice la operación del tren en el Valle del Cauca, algunos de estos ha sido fallidos.

La red férrea del Pacífico ha tenido tres concesionarios y aún no opera al 100 %. En la región hay optimismo de que el ferrocarril renazca.

La velocidad con la que marcha el tren del pacífico es la misma  con la que han avanzado muchos  proyectos de infraestructura en el país. Es decir, lentamente.

Por lo menos la historia de la red férrea en esta región de  Colombia así lo indica. En  1998 el Gobierno  entregó en concesión la  rehabilitación y el mantenimiento de 498 kilómetros de la vía, entre Buenaventura y La Tebaida, en el Quindío.

Hoy, 17 años después, el tren rueda  entre el Puerto  y el municipio de Yumbo, pero  moviendo solo  23.000 toneladas de carga mensual y con la meta de transportar, en el corto plazo, un millón de toneladas al año. Este fue el mismo sueño que se tuvo en 1998 y que aún no se ha logrado, pues la red férrea del Pacífico ha tenido tres  concesionarios, el primero se quebró, el segundo no pudo cumplir los objetivos y ahora las esperanzas están puestas en el tercero: la empresa Ferrocarril del Pacífico (FDP), cuyo principal socio es  la multinacional Impala.

Esta semana el Gobierno Nacional presentó con ‘bombos y platillos’ las nuevas locomotoras que compró este concesionario, inversión de US$10 millones, que además de aumentar la capacidad  de carga trajo optimismo para la región. 

Para  María  Claudia Álvarez, directora de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), seccional Suroccidente, todo parece indicar que el tren se encarrila y vuelve a ser una alternativa para el empresariado nacional y local.

Las razones para este optimismo las resume en  tres puntos: desde octubre del 2013 la concesión pasó a manos de una multinacional que tiene experiencia en la operación férrea en muchos países en el mundo; la segunda razón tiene que ver con las inversiones  que está organización ha venido haciendo y la tercera es la credibilidad que genera Pilar Rodríguez, actual gerente  del Ferrocarrill del Pacífico (FPD).

“Es evidente la voluntad de sacar  adelante el tren, creo que  esta alternativa de transporte es  una opción válida para la conectividad como  un complemento para  el transporte  de carretera, y el mensaje es que hay que ser optimista”, afirma Álvarez.

Pilar Rodríguez, gerente del FDP, también cree que esta vez las condiciones son diferentes y ratificó que el concesionario - que tiene la operación del tren por hasta el año 2030- tiene la experiencia, la capacidad financiera y técnica para sacarlo adelante.  “Creo que  esto se ha demostrado con hechos, desde que se asumió el proyecto hace más de un año, se pagaron las deudas por $26.000 millones, se compraron locomotoras, equipos,  se amplió la planta de personal y los resultados se ven”, dice.

En el 2013, cuando la  empresa Ferrocarril del Pacífico comenzó a operar el tren, movieron  90.000 toneladas de carga, el año pasado llegaron a  180.000 toneladas y la meta para este 2015 son  560.000 toneladas. De cumplir ese objetivo, sería el mejor año de  las  últimas dos décadas, pues en su mejor momento el anterior concesionario de la red férrea (la empresa Ferrocarril del Oeste) movilizó 259.000 toneladas de carga al año. 

El Ferrocarril de Pacífico pasó de  tener 6 clientes en el 2013, a un total de 25, en este momento, y el operador asegura que cada día crece el número de compañías  interesadas en este sistema de transporte, pero algunos empresarios consideran que hace falta mayor conocimiento y sobretodo confianza en el desarrollo que ha tenido el tren. 

Sobre este tema Christine Riani, directora del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, dice que es obvio que  para los empresarios el tren puede ser  una opción  para mejorar los tiempos  de entrega de las mercancías,  pero dijo que  una parte del sector productivo no  conocen bien este medio y tiene temores.

Adicionalmente, asegura que  para que el ferrocarril sea una alternativa se requiere que ofrezca tarifas competitivas,  frente al transporte de carga por carretera, lo que cree que no sucede en este momento.

Al respecto la Gerente del FDP, asegura que recuperar esa confianza no ha sido fácil “porque el tren ha tenido  una historia difícil y tortuosa y es uno de nuestros obstáculos a vencer”.  Pero considera que cada vez  ganan mayor  credibilidad.

“Nosotros sabemos que para poder entrar al mercado nuestras tarifas deben ser competitivas con el camión y estamos en ese propósito, pero también ofrecemos otras ventajas como un ingreso directo a la terminal portuaria, esta es  una eficiencia que no ofrece el camión que puede tardar 6 horas en enturnarse para entrar al puerto”.

En este momento, la red férrea del Pacífico está rehabilitada hasta Buga y se  espera que hacia el mes de mayo esté lista hasta La Tebaida, en el Quindío, lo que abre la opción de mover más carga y hacer estaciones  de  transferencias que motiven la creación de  sistemas multimodales.

Si se logra mover  un millón de toneladas al año por el tren, serían solo el 6,5 % de lo que entra y sale  por el  puerto de Buenaventura en carga de comercio exterior anualmente. 

Alexander Micolta, presidente  de la Cámara de Comercio de Buenaventura, dice  que aunque la cifra es pequeña es importante que este modo de transporte se consolide para que los generadores de carga tengan opciones y se avance en la meta de crear sistemas multimodales para mover la carga,  propósito que tampoco se ha logrado en el país. “Es un gran desafío, esperamos que el camino trazado por el concesionario se  cumpla”, afirma.

Hace precisamente 100 años el ferrocarril del Pacífico unió a Cali con Buenaventura y fue el detonante del desarrollo de esta ciudad. Un siglo después parece que el tren renace.

[[nid:403638;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/vargas-lleras-ferrocarril.jpg;full;{Gobierno Nacional invirtió $74 mil millones en la segunda etapa de la ciudadela San Antonio en el Puerto.Elpaís.com.co}]]

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad