Palmiranos lanzan un SOS por el abandono que presenta su ciudad

Julio 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | PalmiraHoy
Palmiranos lanzan un SOS por el abandono que presenta su ciudad

Los parques y demás zonas comunes del centro y varios barrios de Palmira presentan un franco deterioro.

El amoblamiento urbano en el centro es casi nulo. No hay cestas de basura ni bancas para disfrutar del espacio público.

La sala de recibo de Palmira no cuenta con los mínimos elementos de amoblamiento que se requieren para atender a los visitantes. En efecto, el centro de la ciudad está desprovisto de bancas, cestas de basura, paraderos cubiertos y árboles.Al mismo tiempo, sus andenes son estrechos y están invadidos de ventas ambulantes que obligan a los peatones a caminar por las calles, atestadas de vehículos y motocicletas. En eso coinciden muchos palmiranos que afirman que su ‘casa’ está sumida en el abandono.Es así como el arquitecto Armando Escobar sostiene que el equipamiento urbano de la Villa es casi inexistente, ya que en ella no hay espacios donde las personas puedan sentarse a disfrutar la ciudad.“No hay bancas y las que hay están mal diseñadas porque no tienen techo para protegerse del sol o la lluvia. No hay zonas verdes, baños públicos ni zonas de parqueo para los minusválidos o rampas en los edificios públicos y los bancos para facilitar su acceso”, explicó.Agregó que los parques infantiles parecen mangones y que en Palmira se privilegia el vehículo sobre el peatón, todo lo cual produce problemas sanitarios, al igual que ansiedad y estrés, lo que puede derivar en situaciones de agresividad e intolerancia.Entre tanto, el historiador William Mallama indicó que el municipio está abandonado: “En la parte céntrica no hay un diseño arquitectónico que conjugue comodidad con una mejor integración e interrelación de las personas que usan ese espacio”.Precisó que la falta de amoblamiento urbano hace que se pierdan los elementos de identidad, pertenencia y desarrollo social de la ciudad.Sin embargo, reconoció que la falta de cultura ciudadana y el vandalismo han acabado con las cestas, las cabinas telefónicas y los paraderos.Amparo Zambrano, residente en el Obrero, calificó de pésimo el mobiliario de la Villa: “Yo sufro de mareos y cuando me da uno en el centro tengo que sentarme en el suelo porque no hay bancas. Tenemos que cargar la basura en la mano porque tampoco hay cestas para ello, es terrible”. De igual forma, el mototaxista Jaír Alberto Durán sostuvo que “con la plata que recogen de los impuestos fuera para que las calles estuvieran enchapadas en cerámica”. También comentó que “aquí no hay una buena señalización ni demarcación. La nomenclatura es mínima y los turistas no tienen cómo guiarse dentro de la misma ciudad”.A su vez, Lucero Osorio, ama de casa residente en la Villa de las Palmas, clamó por la instalación de teléfonos públicos, puesto que “algunos vendedores de minutos se aprovechan de esta situación para cobrar lo que quieren”. Y el docente Luis Fernando Tascón coincidió en que Palmira “es una ciudad poco amable, que transpira desorganización, puesto que hay caos por todos lados. Falta ponerle mano”.Añadió que el Parque Lineal está acabado: “Faltan zonas verdes y las que hay son inseguras porque están abandonadas y no tienen buena iluminación, lo que las hace muy inseguras”.En el Parque Bolívar, los pensionados, entre ellos Paulino Saa Núñez, criticaron el diseño de las bancas, ya que fueron colocadas en zonas donde el sol golpea de frente.“Tenemos que estar de pie o sentarnos con las piernas dobladas. Yo creo que querían sacarnos de aquí”, puntualizó.El arquitecto Jorge Domínguez fue más allá y afirmó que “la Administración local debe tener ojos y oídos gigantes para escuchar lo que le plantean entidades cívicas y no gubernamentales sobre lo que quieren de la ciudad, porque es una pena invitar a una persona a una casa que está desarreglada”.Otro de los desórdenes que aquejan a la ciudad, manifestó Domínguez, son los andenes que se construyen sin pensar en la gente de la tercera edad.Así las cosas, tanto la clase dirigente, como los líderes gremiales y comunitarios y los palmiranos en general tienen mucho por hacer de tal manera que la Villa de las Palmas luzca más amable para propios y extraños.Lo que dice el municipioEl secretario de Vivienda Jorge Enrique Llano anunció que la Administración de la Villa de las Palmas realizará inversiones destinadas a resolver el problema de mobiliario urbano.También afirmó que ya se adjudicó la licitación para construir y recuperar 30 parques tanto de la zona urbana como rural del municipio, mediante la inversión de $3.200 millones. Asimismo, se comprometió con la instalación de 120 cestas de basura en diferentes sectores de Palmira. Respecto a las cabinas telefónicas, señaló que las mismas están mandadas a recoger por el uso masivo de celulares. Llano indicó que “estamos reestructurando el plan de inversiones dle próximo año para disponer recursos para infraestructura”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad