Palmira, un municipio con las mejores Pruebas Saber

Agosto 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Vivian Jaramillo O. I Reportera de Palmirahoy
Palmira, un municipio con las mejores Pruebas Saber

La Institución Educativa San Vicente de Paúl es la única entidad pública que, a lo largo de 20 años, ha sobre salido en las Pruebas Saber 11, convirtiendo a Palmira en el único municipio del Valle del Cauca con una institución oficial en el nivel Muy superior.

Siete colegios privados y uno público han logrado sostenerse en los últimos años en el nivel Muy superior en las Pruebas Saber. Calidad y excelencia son sus metas.

Cuando de calidad educativa se habla, es claro que Palmira ha dado pasos agigantados en ese sentido, al punto de convertirse en un polo de destacada formación para las nuevas generaciones.Así lo demuestran los ocho colegios, uno de ellos de carácter público, que se ubican en la categoría Muy superior en las Pruebas Saber.De acuerdo con Luz Mary Coronado, secretaria de Educación Municipal, “para evaluar la calidad de la educación la herramienta a utilizar son las Pruebas Saber, más conocidas como Icfes, ahí nos damos cuenta de cómo están nuestros muchachos”.Precisamente en los últimos diez años colegios como el San Vicente de Paul, el Sagrado Corazón de Jesús Bethlemitas, el Bilingüe San José Campestre, el Seminario y El Liceo Montessori han demostrado que el lema de su metodología de trabajo es educación altamente calificada.Un botón de muestraCon 117 años de servicio a la comunidad, la Institución Educativa San Vicente de Paúl es la única entidad pública que, a lo largo de 20 años, ha sobresalido en las pruebas del Saber 11, convirtiendo a Palmira en el único municipio del Valle del Cauca con una institución oficial en el nivel Muy superior.La rectora y religiosa de las Hermanitas de la Anunciación, Patricia Durán, aseguró que “en los últimos cinco años las niñas han logrado ubicarse en el nivel Muy superior en la jornada de la mañana y en el Superior en la de la tarde, pero esto se debe al compromiso de toda la comunidad educativa”.Como dicen sus colegialas, no ha sido proceso corto: “Me gusta mi institución porque cuenta con un excelente equipo de docentes, que día a día se empeña no sólo en hacer crecer el futuro del país sino también en formar personas integras, cultas y con excelentes valores, que nos hacen ser mejores personas”, comentó Daniela Hernández Trujillo, quien cursa el último grado de bachillerato.Para Harbey Hernández, docente de matemáticas, ese logro se debe a “la preocupación del grupo de profesores por estar al día en la pedagogía, las metodologías e incluso en las mismas pruebas Icfes, que año tras año van cambiando”.De hecho, sus alumnas no se limitan a las seis horas de clases sino que se preocupan por prepararse para las pruebas en jornadas adicionales.Calidad educativa Durante más de un siglo, la comunidad educativa del Colegio Sagrado Corazón de Jesús Hermanas Bethlemitas ha trabajado bajo la frase ‘Soy Bethlemita, soy calidad”.“El colegio desde sus inicios ha venido trabajando con todos los integrantes de la institución en la búsqueda de la excelencia académica, los docentes son personas cualificadas porque se ejerce un proceso de formación permanente sobre ellos y todo lo que el colegio recibe en pensiones se reinvierte en la calidad educativa de nuestras alumnas”, sostuvo la hermana María del Socorro Delgado Contreras, máxima autoridad del plantel educativo. Durante dos décadas esta institución se ha ubicado en los primeros puestos en las Pruebas del Saber, siendo el primer colegio de la Villa en recibir la certificación por la calidad ISO 9001–2000 Icontec e Iqnet.“Ésta es una muestra de la exigencia y del valor que tienen nuestras alumnas y su capacidad”, afirmó la superiora del plantel.Sin embargo, de acuerdo con las directivas del establecimiento educativo, la base para esa excelencia académica es la formación en los valores.“Elegí este colegio para mi hija porque sé de las bases no sólo intelectuales que le dan sino morales y me parece que para ser excelentes por ahí es por dónde se debe empezar”, manifestó Juan Diego Romero, padre de una Betlehemita.“Nuestras estudiantes salen muy bien posicionadas cuando llegan a las universidades y lo que más se nos reconoce son los valores que tienen”, puntualizó la rectora.Actualmente esta institución de carácter privado es la mejor en la Villa de las Palmas, así lo confirma la certificación de calidad que ya completó cinco años.Otros destacadosEn el 2010 El Liceo Montessori ocupó el puesto 90 entre los cien mejores colegios del país adscritos al calendario B que presentaron el examen del Icfes, resultado que esperan superar o conservar este año.María Claudia Valencia, gerente y representante legal del plantel, sostuvo que la calidad de la educación depende del tiempo que se le dedique al estudio y del trabajo de construcción colectiva de directivos, docentes y padres.Similar opinión sostuvo Jairo Barrera, rector del Bilingüe San José Campestre, que ya completó seis años ocupando los primeros lugares a nivel departamental en las Pruebas del Saber.“Creo que el éxito para llegar a ocupar importantes posiciones se debe a la innovación en las herramientas de estudio. Nosotros manejamos un programa de potencialización de la inteligencia, lo que nos permite desarrollar en los estudiantes ciertas habilidades que se ven reflejadas en las evaluaciones”, explicó.Para Daniella Rodríguez, quien entrará a cursar décimo grado, lo bueno que tiene el plantel son las diferentes actividades: “Nos enseñan técnicas de aprendizaje, lectura rápida y tenemos una fuerte formación en el inglés, que es un idioma que sin duda abre muchas puertas”.Igualmente, el Colegio Seminario Cristo Sacerdote también ha logrado para las Villa de las Palmas un posicionamiento importante dentro de las pruebas Saber.Tanto en el Montessori, como en el San José Campestre y en las Bethlemitas coinciden en que una de las herramientas básicas para alcanzar la excelencia en materia educativa es brindar una enseñanza personalizada, que no exceda el límite de 20 estudiantes por salón.Sin embargo, hay otros, como el San Vicente, que, sin importar el número de alumnos, también han demostrado que con esfuerzo y dedicación se puede tener buena educación.Todas estas instituciones constituyen una muestra del progreso que en materia de educación ha alcanzado la Villa de las Palmas, al punto de ubicarse en un nivel superior frente a otros colegios del Valle del Cauca y de tener la certeza de estar formando verdaderas promesas profesionales para Palmira.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad