Palmira sería la ciudad predilecta para fabricar y distribuir licor adulterado

Palmira sería la ciudad predilecta para fabricar y distribuir licor adulterado

Septiembre 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Miguel Londoño, reportero de Palmirahoy.
Palmira sería la ciudad predilecta para fabricar y distribuir licor adulterado

Anderson Giraldo, de 16 años, fue atendido en el Hospital de El Cerrito luego de haber consumido aguardiente adulterado en una fiesta que tuvo lugar en el corregimiento El Placer. El paciente fue remitido al Hospital Universitario del Valle.

Se estaría enviando a otros municipios. Ya se han detectado varios alambiques. En una sola semana se contabilizaron cuatro muertos y más de 70 pacientes intoxicados.

El que hasta el pasado fin de semana era un paraíso para los productores de licor ‘chiviado’ hoy es la meca del trago amargo, donde en una sola semana se contabilizaron cinco muertos y más de 70 pacientes intoxicados.Según el comandante de la Policía Valle, coronel Julián González González, “será el trabajo de investigación el que arrojará por qué motivo Palmira es la ciudad predilecta de los delincuentes que producen licor artesanalmente”.Sin embargo, todo parece indicar que desde la Villa se estaría produciendo buena parte del ‘chirrinchi’ con el que se está inundando el mercado etílico.Esta hipótesis cobra mayor fuerza si se analiza que fue aquí donde el domingo se escuchó la primera voz de alerta, luego de que 16 personas consumieran licor adulterado en un negocio nocturno ubicado en la vía a Candelaria. Como se sabe, tres de ellas murieron como resultado de la intoxicación que les produjo la peligrosa bebida.Aunque el gerente de la Industria de Licores del Valle, Bernardo Collazos, fue enfático en afirmar que la empresa no vende aguardiente en porrones, al parecer fue desde Palmira que se despachó clandestinamente esa cantidad de líquido que fue bebida por las 63 personas que resultaron enfermas tras asistir a una fiesta de cumpleaños en el barrio Santa Bárbara, en El Cerrito.“Pero eso lo tendrá que determinar la Fiscalía”, advirtió el alcalde Reinaldo García Burgos, al advertir que aún no es clara la procedencia del licor. Jackeline Asprilla, dueña de la casa donde se realizó la celebración, contó que una vecina le hizo la conexión para conseguir un botellón de aguardiente por $150.000, suficiente para atender a los más de 200 asistentes al festejo realizado el sábado anterior en honor de su sobrino Diego Hernán Asprilla.La gerente del Hospital San Rafael, de El Cerrito, María del Socorro Molina, precisó que hasta el jueves la intoxicación había provocado una muerte y 63 enfermos, de los cuales 23 tuvieron que ser trasladados al Hospital Universitario del Valle, HUV, de Cali. Otras 35 personas fueron dadas de alta y cuatro firmaron acta de retiro voluntario.María Elsy Solís, madre de Anderson Giraldo, uno de los remitidos a Cali, indicó que su hijo ingirió el licor en un ‘baby shower’ realizado en el corregimiento El Placer, donde igualmente se habrían abastecido de licor procedente de la Villa de las Palmas.Los diversos decomisos de licor y hallazgos de alambiques también aumentan las sospechas de que en la ciudad se esté produciendo una importante cantidad de licor clandestino de alto riesgo para el consumo humano.El pasado 18 de febrero, unidades de la Policía Judicial de la Policía Valle desmantelaron una fábrica de bebidas ilegales en el barrio Colombia. Allí se encontraron cerca de tres mil botellas listas para su distribución y otras trece mil dispuestas para ser envasadas.Según el coronel González González, los delincuentes utilizaban tecnología de punta para la fabricación y el procesamiento de aguardiente y ron, los cuales eran posteriormente comercializados y distribuidos en establecimientos públicos y comerciales. "Lo que encontramos es que tenían capacidad para producir 1.600 botellas semanales”, señaló.También precisó que en las botellas se encontraron sellos de reconocidas discotecas de Palmira, pero aclaró que ello no significa que haya compromiso de ellas, puesto que hay recicladores que recogen las botellas desechadas.Entre tanto, un día antes de la última intoxicación, las autoridades hallaron otra fábrica clandestina que operaba en una vivienda del sector Barrionuevo.Allí habían 72 botellas de 750 centímetros cúbicos, la mitad de las cuales estaban tapadas y selladas con un líquido similar al aguardiente, listas para ser distribuidas. Asimismo, 504 botellas de 375 centímetros cúbicos vacías y 204 garrafas de 1.500 centímetros cúbicos vacías, tres canecas de 55 galones de líquido turbio que sería el licor en proceso de preparación, 300 cajas para empacar las botellas, tapas y productos químicos para la fabricación de licor. En el alambique se producían semanalmente 150 litros, los cuales se envasaban, etiquetaban y sellaban para su distribución en la Villa de las Palmas.Como reacción a la tragedia generada por el consumo de licor adulterado en la región, el pasado martes las autoridades allanaron tres viviendas, una de las cuales estaba ubicada en el barrio San Pedro, donde se decomisaron 150 botellas, de la cuales 31 tenían etiquetas de Aguardiente Blanco del Valle, y se detuvo a una mujer. Hasta el pasado jueves se investigaba si en ese lugar se habría fabricado el licor que consumieron los últimos intoxicados.Ante la proliferación de sitios como ese, el coronel Miguel Henao, comandante del Distrito de Policía de Palmira, señaló que tiene que haber un mercado en la ciudad para que este licor se produzca en tal proporción. Aseguró que la Policía Judicial está adelantando las investigaciones para determinar a qué negocios se les vendió ese líquido: “Hemos hecho operativos de control y verificación de sellos, estampillas y revisión de facturas de compra del licor”. Aunque indicó que hay que tener en cuenta que la Villa registra mucha actividad nocturna en establecimientos localizados en la Calle 42, la Carrera 1 y la Avenida 19 no todos están adquiriendo licores ilegales.No obstante, el subgerente científico del Hospital San Vicente de Paúl, Rubén Zarante, señaló que muchos jóvenes ya tienen identificados los sitios donde se expenden licores a más bajos precios.Lo cierto es que para prevenir que estas bebidas sigan provocando muertes, el Municipio decretó la Ley Seca desde ayer a las 6:00 de la tarde hasta el lunes, a las 6:00 de la mañana.Según el Secretario de Salud, Miguel Roa, durante el fin de semana se ejercerá control en los diferentes estancos para detectar cualquier irregularidad en la comercialización de bebidas embriagantes. De acuerdo con el Decreto 381 del 20 de septiembre, los negocios que incumplan la norma serán cerrados.El alcalde Raúl Arboleda afirmó que la medida se tomó para evitar que se consuma o se comercialice el licor adulterado que algún establecimiento pudiera tener en inventario. Aunque reconoció que la medida afectará a los comerciantes, dejó en claro que por encima del negocio está la vida de las personas.Por eso, antes de decir “salud”, en adelante cerciórese muy bien de que el licor que se beberá podrá emborracharlo pero no lo matará.PrevenciónLas autoridades policiales y los funcionarios de Rentas Departamentales dieron a conocer algunas recomendaciones para que la comunidad no exponga su vida comprando licor extranjero sin estampillar o en lugares no autorizados y para que utilice el sistema de trazabilidad. Este dispositivo, para el control electrónico del consumo de vinos, aperitivos y licores, permite que desde un teléfono celular o cualquier medio conectado a internet se pueda verificar si el producto que va a adquirir es legal. Además de prevenir el fraude a las rentas departamentales, el sistema evitará que los vallecaucanos sean víctimas de los adulteradores y expongan su vida. Las consultas se pueden hacer en la página www.valledelcauca,gov.co, en el vínculo ‘Consulte licor legal’, en el que se pedirá escribir el código de la estampilla de la botella, a fin de establecer si ha sido producida por la Industria de Licores del Valle o no.Se sugiere compre las bebidas embriagantes en expendios oficiales, nunca en porrones, abstenerse de comprar productos a un costo menor al legítimo y no permitir que las botellas se abran en ausencia del cliente.Los riesgosDe acuerdo con los expertos, el licor adulterado se produce en ambientes sucios, por medio de la destilación manual de alcohol metílico o metanol, el cual, al ingresar al organismo, se convierte en ácido fórmico o formol que causa gravísimos daños.Lo anterior provoca daños renales, hepáticos, oculares y cerebrales, al tiempo que irrita el intestino, lesiona el corazón y puede causar la muerte.Según el médico Rubén Zarante, las reacciones al consumo de alcohol metílico se pueden presente entre 60 minutos y 72 horas después de ingerirlo. Esto produce una acidosis metabólica y el PH de la sangre se altera y el organismo no funciona.La dosis letal de este tipo de alcohol está entre los 60 y los 200 milímetros cúbicos o de dos a cinco copas. Igualmente se tiene conocimiento que un 80% de las personas que consumen el metanol puede morir y el restante 20% perder la visión por completo.Según autoridades del Hospital San Vicente de Paúl, el procedimiento para contrarrestar el efecto del licor adulterado es darle alcohol etílico a la persona intoxicada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad