Óscar Castro, el 'alpinista' de las iglesias

Septiembre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Javier Jaramillo Torres | Redacción El País Tuluá
Óscar Castro, el 'alpinista' de las iglesias

Óscar Castro Silva se encarga de embellecer las fachadas de las iglesias.

Este hombre nacido en Caquetá pero radicado en Tuluá, se dedica a limpiar las fachadas de las iglesias y los relojes que reposan en lo más alto de sus torres.

Óscar Castro Silva es un verdadero 'alpinista' de los templos e iglesias en Colombia. Entre más altas sean las torres, más emocionante es para él.?Su oficio es subir a lo más alto de estas edificaciones a hacer el mantenimiento, la impermeabilización de los techos, pintar las fachadas y embellecer los enormes relojes de estas moles de cemento.?Recorre todo el país, pues para los sacerdotes y comunidades religiosas no es fácil encontrar una persona que se le mida a estas alturas.?Para lograr su objetivo, este hombre está "armado" no sólo de valor, sino de un equipo especial que le brinda seguridad, pero ante todo de mucha concentración pues el menor descuido le podría significar un accidente fatal.?"Si uno no está concentrado en lo que está haciendo, si se pone a mirar para abajo o se distrae, no hay cuerda ni arnés que valga, un pequeño descuido le puede costar la vida a uno", manifestó este hombre de 47 años, casado y padre de dos hijos.?Pero toda esta experiencia que ha acumulado por más de 22 años se la ha dado un entrenamiento riguroso que tuvo con las Fuerzas Especiales del Ejército y trabajando con empresas petroleras desempeñando labores helicoptransportadas.?Para don Óscar, un caqueteño con espíritu aventurero y radicado en Tuluá hace cinco años, esta actividad más que un trabajo es un hobby que disfruta cada que sube a las torres de las iglesias ante la mirada atónita de los transeúntes.?La semana pasada los tulueños lo pudieron observar desafiando el peligro a 45 metros de altura en una las torres de la iglesia Nuestra Señora del Carmen de la comunidad de los padres franciscanos en donde le correspondió pintar el tablero de un reloj alemán que se encontraba oxidado pues durante muchos años los "pachitos", es decir los padres que tienen a cargo esa parroquia, no habían podido conseguir a alguien que hiciera esa labor de tanto riesgo.?Mientras que los desprevenidos que transitaban por ese sector fijaban sus mitradas hacia la torre, don Óscar descendía con una sola mano prendido de una soga que estaba asegurada en lo más alto de esa edificación.?"Afortunadamente encontramos a este hombre, muy valeroso por cierto, para que nos pintara el reloj", manifestó el sacerdote Francisco Marín, párroco de esta iglesia, una de las más tradicionales del centro del Valle.?Ya son muchas las iglesias que ha pintado, incluyendo la Basílica del Señor de los Milagros de Buga, en la catdral de Pasto y el Santuario de las Lajas, en Ipiales, entre muchas otras, pues este hombre es propietario una empresa muy particular que se especializa en el mantenimiento, no sólo de iglesias sino de toda clase de edificios, de torres energizadas y de telefonía celular que tienen hasta 90 metros de altura.?Recuerda con cariño?la reparación que hizo de?la corona de Cristo Rey, en Pasto, pues un rayo la había destruido, "y ahí no había de dónde sujetarse y tocó?hacer?equilibrio físico y mental". ?A pesar de todas las precauciones, no han faltado los accidentes, en alguna oportunidad se desprendió de una de las torres de la Basílica y ?sufrió algunas fracturas a lo que dice que no por eso "el torero va abandonar la corrida". ?Para él tampoco es fácil conseguir sus trabajadores, pues deben reunir ciertas condiciones físicas y sicológicas para llegar a esas alturas.?"Después de un entrenamiento que les doy los observo detenidamente y muchos tiemblan cuando se van a poner el arnés", manifestó Óscar Castro, quien dijo que gracias a esta actividad pudo educar a sus hijos.?Por si acaso, debe tomar ciertas precauciones y no sobra la adquisición de pólizas de seguros antes de iniciar uno de los trabajos que le encomiendan.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad