Organismos de emergencia no tienen plata para enfrentar el invierno

Marzo 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Organismos de emergencia no tienen plata para enfrentar el invierno

Sin Cruz Roja y Defensa Civil el municipio de Yotoco, que tiene más de 15 mil habitantes, atiende las emergencias invernales y forestales. Uno de los organismos de socorro, el Cuerpo de Bomberos, tiene algunas máquinas, pero la mayoría obsoletas.

El País visitó varios municipios del Valle y halló que organismos como la Cruz Roja, Defensa Civil y Cuerpo de Bomberos sólo tienen voluntad y ganas, pero no cuentan con los medios económicos, ni los equipos idóneos para urgencias extremas.

Las lluvias que cayeron la semana pasada en todo el Valle del Cauca pusieron de nuevo a temblar a todos los organismos de emergencia de los municipios que componen los Clopad (Comité Local para la Atención y Prevención de Desastres), debido a que están casi impotentes para atender una eventual emergencia.El País visitó varios municipios del Valle y halló que organismos como la Cruz Roja, Defensa Civil y Cuerpo de Bomberos sólo tienen voluntad y ganas, pero no cuentan con los medios económicos, ni los equipos idóneos para urgencias extremas.La propia Liliana Guzmán, gerente para la Reconstrucción del Valle, reconoció que los recursos, tanto económicos como logísticos y humanos, son escasos en el Valle para enfrentar un aumento del invierno, que según el Ideam, volverá en este mes. La VictoriaSi en La Victoria se presentara en este momento una emergencia, sólo una persona de la Defensa Civil estaría lista: el conductor Raúl Motoa, que es pensionado. Los demás socorristas tendrían que ser llamados por teléfono y estos demorarían entre 20 y 25 minutos en llegar a la sede, según cuenta la secretaria de la entidad, Lucía Manzano. A pesar de que tienen sede, no tienen recursos y les toca alquilar el parqueadero como estacionamiento público para solventar gastos como el pago a dos empleados y el combustible de un campero de 40 años de uso. Tienen una volqueta, pero no cuenta con batería ni seguro obligatorio.Según Carlos Posso, secretario de Gobierno, para este año se han destinado $15 millones para el Clopad, algo insuficiente. “En la última ola invernal tuvimos 507 familias afectadas, que equivalen a 1.600 personas”, dice. El municipio no cuenta con Cruz Roja, a pesar de tener la vía Panamericana a escasos metros.La UniónLo único que piden los voluntarios de los organismos de socorro de La Unión es dotación. Es decir, carpas, linternas, combustible y alimentación para eventuales emergencias. “Tenemos lancha y un carro, pero no hay equipos necesarios, como buenos radioteléfonos”, dice Edwin Gómez, de la Defensa Civil. Según Ángela Becerra, de la secretaría de Gobierno, para este año se han destinado 50 millones de pesos para el Clopad. “Sabemos que es insuficiente y por eso priorizamos lo qué se necesita”. Como más voluntarios en el Cuerpo de Bomberos, que sólo alcanza a tener 25 activos, nada cuando se trata de auxilio. La subcomandante del Cuerpo de Bomberos, Nilsa Orozco, sostiene que falta un carro tanque y reemplazar una máquina que ya presenta orificios en el tanque de almacenamiento de agua. “Tenemos un vehículo con pinta de ambulancia, pero no cumple con las medidas. La utilizamos para evacuación”, dice. YotocoSin Cruz Roja y Defensa Civil el municipio de Yotoco, que tiene más de 15.000 habitantes, atiende las emergencias invernales y forestales. Nadie sabe cómo lo hacen, pero los demás organismos que hacen parte del Clopad, como bomberos e instituciones educativas colaboran a medias para auxiliar en desastres. Juan Carlos Amaya, secretario de Gobierno del municipio, asegura que faltan recursos, equipos y personal para atender emergencias toda vez que atienen dos zonas urgentes por la salida del río Cauca: los corregimientos de Media Canoa y Punta Brava, lugares que ha afectados a más de 180 familias.El comandante del Cuerpo de Bomberos, William Marino, sostiene que urgen de equipos como máquinas y trajes. “Tenemos una máquina Ford 54 obsoleta y no tenemos ambulancia para eventualidades”, dice. Si bien tiene un carro bomberil japonés, éste sólo sirve para evacuar personal herido o afectados, pero no para cargar agua. No cuentan con equipos de comunicación adecuados y el personal activo sólo suman 28 cuando lo ideal para este municipio es de 50. “Casi siempre requerimos de ayudas de otros pueblos”.ObandoLa Cruz Roja de Obando tiene seis cascos, tres camillas, más de media docena de botas, múltiples libros de primeros auxilios y mucha ropa que entregar a los 638 familias que quedaron damnificadas por la última ola invernal. Sin embargo, no cuentan con una sede adecuada, sino con una bodega luego de que hace un tiempo tuvieran que entregar la vieja sede a al Bienestar Familiar.Rosmira Vanegas, de la Cruz Roja, asegura estar luchando por una sede, porque ya cuenta con el dinero, pero este no ha sido desembolsado por el Gobierno municipal. “Falta una camilla fija, las que tenemos lesionan a los heridos”, sostiene. Henry Restrepo, secretario General y de Gobierno, admite que es uno de los organismos más débiles porque no cuentan con vehículo para el transporte, ni una sede, así como equipamientos , cuellos ortopédicos o camillas adecuadas. “Estamos en esa búsqueda porque es el primer organismo cuando se trata de atender emergencias”. Este año, según la Alcaldía, se destinarán $20 millones para los organismos que integran el Clopad.Emergencia en Jamundí Preocupadas se mostraron las autoridades de Jamundí por los estrago dejados por un vendaval que azotó a la zona rural la noche del pasado martes. De acuerdo al censo, 64 casas resultaron destechadas, lo que dejó por lo menos 350 familias seriamente afectadas. El hecho se registró en el corregimiento de San Antonio, en las veredas Bellavista, El Cedro y El Oso.Pero lo más grave, según la secretaria de Gobierno, Rosa Inés Holguín, es que docenas de cultivos de café, plátano y un futo llamado golupa (tipo granadilla), se perdieron totalmente. “Estos frutos se estaban exportando, el daño a nivel del agro aún lo cuantificamos, pero es muy grande”, dijo. Líderes de la zona expresaron su preocupación, pues en la región hay alguna presión de grupos armados que promueven entre los campesinos la siembra de cultivos ilícitos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad