ONU aportará seis millones de dólares para atender emergencia invernal

Diciembre 14, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En el Valle los industriales aseguran que está en peligro el empleo y la continuidad de algunas fábricas por causa del invierno. Se propone la exención del último pago del impuesto al Patrimonio de 2010 y la liberación del mismo en el 2011,.

Un total de seis millones de dólares serán destinados por la ONU para atender a los damnificados del invierno en Colombia, que ya alcanzan los dos millones en todo el territorio nacional.Así lo informó este martes la Oficina de Coodinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) de la organización mundial."Los recursos servirán para atender emergencias en los tres primeros meses del siguiente año", explicó la vocera de la Ocha, Elisabeth Byrs.Siete misiones de la Ocha fueron enviadas a los departamentos más afectados para atender a los damnificados.Empresarios de la Zona Franca pedirán exenciones y créditosLos 25 empresarios ubicados en la Zona Franca del Pacífico solicitarán mañana al Gobierno Nacional el otorgamiento de exenciones tributarias a las compañías afectadas por las inundaciones en ese territorio, aprovechando el Estado de Emergencia decretado en el país.Entre las propuestas que se presentarán durante la visita del Presidente Juan Manuel Santos al Valle del Cauca están: la exención del último pago del impuesto al Patrimonio de 2010 y la liberación del mismo durante el año 2011; que se facilite la renegociación de los créditos y que Bancoldex (en el caso de la industria) y Finagro (para los agricultores), otorguen préstamos con tasas blandas para la reinversión en las compañías. Asimismo, tanto empresarios como cultivadores afectados por el invierno, solicitaron recursos para garantizar que la Zona Franca del Pacífico no vuelva a tener problemas como los que atraviesa. Según los empresarios, estas condiciones son necesarias para la recuperación de las industrias que han sufrido cuantiosas pérdidas, de lo contrario, aseguran que algunas se verán obligadas a cerrar sus puertas. Por eso durante una reunión sostenida ayer entre voceros de las industrias y de los agricultores, se nombró una comisión integrada por representantes de cada sector, por los diferentes gremios de la región y un vocero de la Alcaldía de Palmira, que tendrá como fin elaborar el documento que se le presentará al Presidente y que se socializará con las diferentes dependencias del Gobierno Nacional.Según Andrés Sinisterra, gerente de Fogel Andina, los empresarios requieren de soluciones de corto y largo plazo. Por un lado, ayuda para drenar el agua de la zona franca, que sigue inundada, y por otra parte, renegociar créditos para comenzar una nueva operación. “En el caso nuestro ya tenemos una reclamación de $12.000 millones con el seguro, pero no sabemos cuándo lleguen esos dineros y por ahora la fábrica con 250 empleados está parada”, dijo. Carlos Alberto Lopera, gerente de Servicomex, dijo que es fundamental que el Gobierno garantice la continuidad de los negocios y para ello se necesita mejorar la infraestructura con un plan serio que permita recuperar la confianza en el Departamento. Bertha Rojas, gerente de la Zona Franca del Pacífico, aseguró que lo que está ocurriendo en el Valle es una situación excepcional y que por ende es urgente tomar medidas especiales. Por eso, la petición de las exenciones, tanto del orden nacional como municipal, es evitar que las inversiones que estaban en la región se afecten. “Se estudiará qué es mejor para el Valle y si es viable sugerir que del impuesto del 4X1.000 salgan recursos para la reconstrucción económica del país, y del Departamento, como se hizo en otras regiones cuando han ocurrido tragedias”, dijo.Afirmó la ejecutiva que la comisión nombrada recogerá un informe más concreto de pérdidas y futuras inversiones, además del paquete de propuestas económicas con las que esperan evitar que los actuales empresarios cierren sus fábricas.El alcalde de Palmira, Raúl Arboleda, aseguró que la administración está dispuesta a tomar las medidas que se necesiten como las exenciones tributarias, pero aseguró que se debe pensar en soluciones que beneficien a todos los afectados en el Departamento, dado que son muchos los sectores y las personas que sufren las consecuencias del invierno.Recordó el mandatario palmireño que hace dos años, cuando ocurrió una inundación similar, se hicieron varios estudios sobre la problemática, que dejaron claro que eran necesarias inversiones por $6.000 millones, las cuales nunca se hicieron y ahora las consecuencias son peores y demandan cuantiosos recursos adicionales y de la vinculación directa de entidades como la CVC.A las empresas de la Zona Franca del Pacífico están vinculadas 2.500 empleados, de los cuales, 1.967 son directos y 533 indirectos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad